Vuelta Carnero

Compañía cambió la sonrisa que se llevaba Defensores de su cancha por una mueca de preocupación grande. Con gol de Eber Carnero, hijo del club, empató el Superclásico a pocos minutos del final del partido y sentenció una igualdad que le cayó mejor al equipo de Leandro Candia, que sigue en puestos de clasificación y depende de sí mismo para asegurarse el boleto a la siguiente fase.

En cada Superclásico se escribe una historia aparte y, anoche en el Estadio Guillermo Cepeda, Compañía y Defensores pusieron mucho en juego en noventa y tantos minutos de partido. Fue el Verde quien celebró el punto como una victoria de acuerdo a como se fue gestando el trámite. Defensores se puso rápidamente en ventaja, jugó gran parte del partido con un hombre de más, por la temprana expulsión de Baque, pero en el complemento no ofreció la misma actitud y lo terminó pagando caro porque los dirigidos por Leandro Candia consiguieron llegar al empate en los minutos finales y amargaron las pretensiones de su acérrimo rival.

En la previa del encuentro, ya se sabía de la goleada que Colón de Chivilcoy le había propinado a El Frontón de San Andrés de Giles, por 5-1. El resultado jugó su papel en todos los frentes ya que Compañía enfocó su objetivo en volver a sumar y para el Loro, la victoria cotizaba en bolsa como la única alternativa posible. Por eso, desde el minuto cero, y dando rienda suelta al acostumbrado buen trato de pelota, Defensores tuvo entre ceja y ceja el arco defendido por Llovet.

La apertura en el marcador se dio muy rápido. Acción táctica de trabajo en la semana que dio sus frutos. Corrían los 9′ cuando partió el tiro libre de Naya cruzando la franja central y Canavesio se anticipó a todos con toque suave, venció a Llovet e infló la red de cara a los hinchas del Loro.

En esa primera mitad, Compañía nunca pudo encontrar la forma de meterse en el desarrollo y, para colmo de males, se quedó con un jugador de menos porque Baque cometió una durísima infracción sobre Naya y el árbitro Aguirre, le mostró roja directa cuando el reloj marcaba 2’ de partido.

Defensores hizo valer el hombre de más en la zona de gestación. Controlando el balón y sacando provecho por las bandas, con las subidas permanentes de Peratta y Roldán. Precisamente pudo aumentar la ventaja el Loro cuando Roldán profundizó por su sector, mandó un centro medido y el cabezazo de Miserda, sin oposición, se fue apenas por encima del travesaño. El Verde respondió también con el juego aéreo, pero el cabezazo de Carnero encontró el lucimiento de Ullua, mandando la pelota por sobre el horizontal. Unos minutos después y en lo que fue la última acción de peligro de esa primera mitad, Aguilar aprovechó un rechazo corto pero su remate, bien direccionado, recibió una oportuna intervención de Llovet.

El segundo tiempo, desde el costado futbolístico, ofreció muy poco para rescatar. Pese a tener superioridad numérica, Defensores no pudo, ni supo cómo generar supremacía. Compañía apeló a toda su vergüenza, sin ideas pero con mucha voluntad y con otro gran desempeño de Geoghegan fue por la igualdad. Afortunadamente para Candia y sus dirigidos, sobre el final tuvo su premio. Corría el minuto 38 del segundo tiempo cuando nació el centro al segundo palo, Carnero descuidado por los defensores no pudo definir en primera instancia pero tuvo tiempo y espacio para acomodarse y, después de tanto buscarlo, justamente contra el eterno rival, se llenó la boca de gol.

CACG 1-1 CDS | CARNERO Y LA EMOCIÓN TRAS SU GOL QUE LE DIO AL LAGARTO UN PUNTO IMPORTANTÍSIMO.

En los minutos finales, el loro fue por la heroica pero no pudo ser. Los cambios no le ofrecieron ningún resultado al DT Reynoso y encima Ibarguen Murillo -uno de los ingresados en el ST-, cometió una infracción sin pelota en juego y se ganó la expulsión.

Con el pitazo final de Aguirre se cristalizó el lamento generalizado en el vestuario de Defensores que fue indisimulable. Después de lo que fue la derrota ante CUSA por la primera final del Torneo Local, el Loro volvió a pecar porque dejó escapar una victoria de real trascendencia que lo hubiera posicionado mucho mejor a falta de dos fechas para culminar la Fase de Grupos.

Ahora, con seis puntos por jugarse, al Loro le urge sumar todo lo que pueda para no quedar rápidamente en el camino mientras que el Lagarto mostró una gran mueca de felicidad por mantener sus aspiraciones dependiendo de sí mismo. Logró un puntazo de oro y ahora el próximo objetivo será sellar el pasaje a la siguiente instancia en su próximo compromiso como visitante frente a El Fronton de San Andrés de Giles.

Compañía 1
Federico Llovet
Juan Palifermo – Tadeo Denoya – Nicolás Mateos – Joel Bernal
Alejandro Santana – Alejandro Baque – Brian Geoghegan – Nicolás Páez
Eber Carnero – Martín Salinas
DT: Leandro Candia.

Defensores 1
Lucas Ullua
Matías Roldán – Franco Favergiotti – Franco Canavesio – Leandro Peratta
Agustín Simaldone – Alán González – Tobías Aguilar – Rodrigo Naya
Diego Peralta – Franco Miserda
DT: Jorge Reynoso.

Goles: 9’ PT Franco Canavesio (Defensores) y 38’ ST Eber Carnero (Compañía).

Cambios en Compañía
Leandro Blanco x  Martín Salinas.
Esteban Colombini x Leandro Blanco.
Alexis Luque x Joel Bernal.
Nicolás Colombini x Alejandro Santana.

Cambios en Defensores
Richard Ibarguen Murillo x Diego Peralta.
Agustín Lazatti x Agustín Simaldone.
Damián Castagno x Rodrigo Naya.

Suplentes en Compañía: Gonzalo Acevedo, Leandro Lavallen y Brian Cabrera.
Suplentes en Defensores: Franco Graselli, Patricio Lavie, Joel Chávez y Kevin Gedda.

Expulsados: 20’ PT Alejandro Baque (Compañía) y 43’ ST Richard Ibarguen Murillo (Defensores).

Juez: Gustavo Aguirre.
Asistentes: Lucas Machado y Maximiliano Olivo.

No te pierdas

Arrancó el ciclo Dadea

El primer equipo del Club Defensores regresó esta tarde a los entrenamientos poniendo clar…