Home Clubes Compañia Verde, mi buen amigo
Compañia - Defensores - 19/03/2022

Verde, mi buen amigo

Compañía le ganó por 1 a 0 a su eterno rival, Defensores, y se adjudicó la Copa Centenario que disputaron como parte de los festejos por los 100 años de vida social, institucional y deportiva que cumplen los dos, en Agosto. Como no podía ser de otra manera, Nicolás Colombini fue el autor del único gol del cotejo, venciendo a Ullua de tiro penal y de esa manera el Lagarto se quedó con el juego y la copa ante su gente.

El comienzo del juego mostró una leve tendencia en favor del equipo comandado por Gastón Dadea donde, justamente sus dirigidos, eran quienes mejor trababan el esférico siendo Castagno el armador y eje de juego, mientras que Ibarguen Murillo se mostraba muy movedizo, además de ser el atacante que mayor peligro generaba en aquellos primeros minutos. Por su parte, Compañía optó por presionar la salida del Loro y a su vez dejaba tanto a Esteban como a Nicolás Colombini bien arriba para aprovechar alguna contra. Lo cierto es que el Verde no lograba amigarse con la pelota, sin embargo se paraba muy ordenadamente y se agazapaba para poder lastimar mediante las salidas rápidas por las bandas.

Defensores tendría su primera chance concreta a los 12’ cuando Ibarguen Murillo aprovechó una pifia de Palifermo por el sector izquierdo, y encaró en diagonal hacia el medio para, luego de dejar al marcador desairado, definir con poco ángulo lo que facilitó la respuesta de Acevedo, que tapó de muy buena manera. Si bien el dominio Loro no era abrumador, cuando mejor estaba, el árbitro Neri De Los Santos pitó un penal a favor de Compañía. Páez trasladó la pelota y se metió al área donde fue derribado por un rival al límite del área mayor y el colegiado señaló la pena máxima. Rápidamente fue el capitán Nicolas Colombini quien tomó la responsabilidad y cambió penal por gol al ejecutar a la derecha de Ullua y poner las cosas 1 a 0, en 20’ de juego.

El gol en contra cayó como baldazo de agua fría en Defensores que no pudo volver a meterse en partido y lo bueno que había generado hasta ese momento, se desvaneció. Castagno ya no era tan participativo, Naya no pudo nunca generar juego y los delanteros, tanto Ibarguen Murillo como Fernández, carecían de jugadas claras para poder anotar.

Las malas noticias no tardaron en llegar para Compañía debido a que Baque vio dos amonestaciones en cuestión de dos minutos y debió irse hacia los vestuarios expulsado cuando se jugaban 26’ de la primera mitad. Un golpe sin pelota sobre Alan González y posteriormente una fuerte infracción en la mitad de la cancha contra Tobías Aguilar, fueron motivos suficientes para que no le quede otra opción a De Los Santos más que mostrarle la tarjeta roja.

Pese a la expulsión, Compañía nunca dejó de aferrarse a su juego, es así como en 30’ Esteban Colombini encontró a su hermano con un gran pase y Nicolás giró ante la marca de Favergiotti, se metió al área y definió al segundo palo encontrando una respuesta de Ullua que dio rebote y allí apareció Luque para sentenciar la jugada con el arco a su disposición pero con el ultimo suspiró Peratta ahogó, en la línea, lo que hubiera significado el segundo tanto en favor del Verde.

En el minuto 37, Compañía volvió a sufrir un nuevo revés dado que el referente y capitán del equipo, Nicolás Colombini, dejó la cancha con un fuerte dolor en su rodilla derecha, tras una disputa en la mitad de la cancha que terminó con el experimentado delantero tendido en el piso. Baja sensible que sufrió el Lagarto para lo que restaba de juego. Teniendo en cuenta que Defensores no era lo suficiente claro en cuanto a la generación, por una de esas cosas que tiene el futbol casi logra empatarlo. Ibarguen Murillo tuvo en su cabeza la oportunidad más clara del Loro en el primer tiempo. Tras un centro perfecto de Peratta, el delantero colombiano se tiró de palomita para definir y el envío se fue por arriba del arco custodio por Acevedo.

Posterior al gol, Defensores careció de creatividad ofensiva y no logró romper con la defensa rival en ningún momento. Si bien Compañía no hizo un gran desgaste en la primera mitad, supo cómo jugarle a su eterno rival, cerrándose con mucha gente por el medio, otorgando algunos espacios por las bandas, los cuales el Loro en ningún momento supo explotar.

En el complemento se vio al Lagarto replegado definitivamente porque, al tener un hombre de menos, jugarle de igual a igual a Defensores era casi una utopía. En ese sentido, traduciendo lo mencionado anteriormente, el DT Candia optó por agruparse con mucha gente por la zona central del campo, relegar la posición e intentar presionar cada vez que el Loro superaba la mitad del terreno de juego. Como contracara, Defensores dominó el balón casi que a su merced pero volvió a toparse una vez más con un cerrojo prácticamente inquebrantable por parte del Verde.

La tenencia del balón no le aseguraba la profundidad al equipo de Dadea que no podía cambiar de ritmo, no encontraba las asociaciones ni las conexiones entre líneas que generaran algo de riesgo sobre el arco de Acevedo. Pese a tener un hombre de más en muchos tramos del complemento, a Defensores le faltó creatividad para generar riesgo, esto producto de la poca actividad que tuvo Castagno y prácticamente la nula participación de Naya, que arrancó bien pero luego se fue desdibujando su actuación.

Sumado a esto, Fernández vio la tarjeta roja a los 28’ del complemento y dejó el partido con diez jugadores por lado. El pergaminense tuvo un encontronazo con Mateos y, tras excederse en el reclamo, el colegiado saltense optó por mostrarle el camino de los vestuarios antes de tiempo. Luego del tumulto generado por la expulsión, el juego se reanudó y la temática persistió: Defensores manejaba los hilos del encuentro, pero no era profundo mientras que Compañía cada vez defendía más cerca de su propia meta.

La segunda mitad casi que no ofreció jugadas de riego. Apenas un tímido de remate de Alan González promediando los 35’ que controló sin problemas Acevedo. Los dirigidos por Dadea fueron, hicieron el desgaste, se probó con diversos cambios para cambiar la temática e intentar igualar, pero nada de eso ocurrió. El tiempo corrió y solo hubo tiempo para que De Los Santos muestre una nueva tarjeta roja: a Rosello, que cortó de manera muy imprudente un ataque de Compañía y debió irse a las duchas antes de lo pensado. El Verde jugó su partido, con sus armas, a su manera, y se terminó quedando con el clásico, además de con la Copa Centenario Amistad, que de amistosa tuvo poco en ambos encuentros.

Compañía 1
Gonzalo Acevedo
Alejandro Santana – Juan Palifermo – Nicolás Mateos – Joel Bernal
Alexis Luque – Alejandro Baque – Brian Geoghegan – Nicolás Páez
Esteban Colombini – Nicolás Colombini
DT: Leandro Candia.

Defensores 0
Lucas Ullua
Manuel Villegas – Franco Favergiotti – Nicolás Rosello – Leandro Peratta
Tobías Aguilar – Alan González – Damián Castagno
Rodrigo Naya
Joaquín Fernández – Richard Ibarguen Murillo
DT: Gastón Dadea.

Gol: 20’ PT Nicolás Colombini, de penal (Compañía).

Cambios en Compañía
39’ PT Eber Carnero x Nicolás Colombini.
35’ ST Santiago Acha x Alexis Luque.
43’ ST Alan González x Esteban Colombini.

Cambios en Defensores
0’ ST Patricio Lavie x Manuel Villegas.
15’ ST Ignacio Voloder x Tobías Aguilar.
39’ ST Augusto De Vicentis x Leandro Peratta.
46’ ST Adrián Rivas x Damián Castagno.

Suplentes en Compañía: Federico Llovet, Kevin Alarcon, Tomás Burgos y Juan Roldán.
Suplentes en Defensores: Pablo Gizzi, Kevin Menéndez y Federico Peralta.

Expulsados: 26’ PT Alejandro Baque (Compañía), 28’ ST Joaquín Fernández (Defensores), Nicolás Rosello (Defensores) y Pablo Gizzi (suplente de Defensores).

Juez: Neri De Los Santos.
Asistentes: Gonzalo Roldan y Laureano Zarate.

No te pierdas

Es por ahí

Sarmiento de Junín derrotó como local 2-0 a Arsenal de Sarandí y mantiene intactas sus exp…