Basquet - hace 5 días

Un paso más

El Club Social y Deportivo Pampa dio a conocer, en las últimas horas, una noticia sumamente importante que engrandece el trabajo que vienen realizando y permite ilusionar a los amantes del básquet y a aquellos que pueden sumarse, con la seguridad de que la disciplina volvió para quedarse. La tan ansiada obra del piso parquet para la cancha será una realidad y, en ese sentido, desde la institución han sacado una simbólica venta de ‘metro cuadrado’ para que todos los que lo deseen, colaboren con la causa.

Podríamos cerrar los ojos un momento e imaginar un momento deportivo límite con el cronometro retrocediendo rápido y la necesidad de que la pelota entre en el aro para revertir un marcador adverso. Las gotas de transpiración en la cara del jugador que tiene en su poder el balón condicen al momento adrenalínico que se vive. Queda poco, prácticamente nada, un compañero se lleva la marca y otro genera la cortina necesaria para liberar el espacio y el tiro, de tres, se eleva lentamente y es inalcanzable a la mano que intenta la tapa. Son milésimas de segundo eternas mientras suena de fondo la chicharra y finalmente el ruido de la red producto del contacto con la pelota. Un tiro limpio y preciso para sumar los últimos tres puntos y confirmar el triunfo.

Felicidad, abrazo generalizado en la cancha y con el que está al lado en la tribuna, lo conozca o no. Hasta se permiten lagrimas porque el momento así lo dice. Pensamientos que vagan por delante de los ojos, recuerdos, mucho sacrificio, un puño bien apretado en el aire, las ganas incontenibles de gritar para descargar tanta emoción que rebalsa por dentro. Todo esto sería un simple ejemplo para describir lo que debe sentir hoy la familia del Club Social y Deportivo Pampa.

En un hecho sin precedentes para el mundo deportivo de la ciudad, la entidad Naranja protagoniza la realización de un proyecto que traerá satisfacciones a los amantes del básquet. Hablamos de la colocación del flamante piso parquet en la cancha principal del club. Una adquisición sumamente esperada desde que se inició con esta institución pero que, como todo, llevó su tiempo y antes hubo que darle prioridad a otras cuestiones.

La alegría de Pampa es la de todos aquellos que lo vimos crecer, comenzando a jugar sus primeros partidos en las instalaciones del CEF, con un puñado de voluntades amantes del básquet que iban encontrando su rumbo con el andar y con el claro mensaje que les daba su amor incondicional por la disciplina. Se vienen otros tiempos, los de enaltecer un poco más al club y de darles más herramientas a quienes se inclinaron por la pelota naranja como deporte a practicar.

Sin apresurar los tiempos, avanzando a conciencia, Pampa empieza a ver que no tiene techo, deportivamente hablando, y que los esfuerzos por enseñar y luego, cuando es el momento, pensar en competir, tienen cosas buenas ligadas al futuro. Hoy, podemos agregar que no tiene techo, pero tendrá piso. ¡Gracias Pampa! Gracias por hacer todo lo que haces por el básquet de Salto.

RECIBIMOS Y PUBLICAMOS

Cuando el Club Social y Deportivo Pampa fue fundado, nuestra ciudad ya llevaba casi diez años sin un club en el que se pudiera practicar básquet. Con trabajo, una dedicación encomiable de cada una de las personas que fueron pasando por su comisión y un cuerpo de entrenadores, en poco menos de nueve años, el Club transformó esa realidad y hoy ya no entrena en gimnasios cedidos por escuelas de la ciudad, sino que cuenta con su propia sede; un lugar al que ya más de 250 jugadores pueden llamar “el club”.

Lejos de sentir que el trabajo está terminado, sino con la certeza de estar apenas empezando y con cada vez más ganas, Pampa encaró otro paso, uno de los más importantes de su corta, pero nutrida historia, y ciertamente un hito para Salto: un piso de madera para su cancha.

En nuestra ciudad nunca existió un estadio con el piso ideal para la práctica deportiva bajo techo (sea handball, voley, básquet, etc), y eso está a punto de cambiar. Claro, se trata de un esfuerzo enorme, y es por eso que el Club Social y Deportivo Pampa invita a toda la comunidad de Salto, relacionada hoy directamente con el deporte, a colaborar con este proyecto, a ser parte de este sueño.

¿Cómo se puede ayudar? Comprando un “metro cuadrado simbólico”, ya sea en persona en la sede del club (Haití y Piedrabuena), o realizando una transferencia a la cuenta bancaria del Club Social y Deportivo Pampa (CBU 0140302001657205188191). Además, en el Instagram del club (@clubpampabasquet) vas a encontrar toda la información que necesites.

Falta muy poco para que este sueño llamado Pampa de otro paso. Vení, acercate a ser parte de este sueño.

No te pierdas

Sensaciones positivas

Lautaro Lanci volvió al mundo del kart para disputar la doble jornada del Campeonato Argen…