Tuvo dignidad, no alcanzó

525 visitas

Defensores se despidió del Regional Amateur por la vía de los penales ante Rivadavia de Lincoln. Después de triunfar en los 90’ reglamentarios, el Loro dejó la serie igualada y estiró la definición pero se quedó con las manos vacías, tras caer por 5-4 luego de una dramática definición entre los penales atajados por Gizzi y los tres penales errados por parte de Castagno, Naya e Illoa. Ahora, la prioridad para el equipo de Lencina será el Torneo Local.

No es la primera vez ni será la última que un jugador que sobresale claramente del resto, luego se tope con la mala fortuna en la definición por penales. Los mismísimos Messi o Maradona, salvando las distancias, han corrido la misma suerte. En este caso, Sebastián Illoa, decisivo en el desarrollo del partido, tuvo la chance de alargar la definición en los penales, pero el travesaño le jugó una mala pasada. Su fiel reflejo, con la amargura a cuestas, fue el común denominador de todo Defensores, que estuvo muy cerca de seguir en carrera, pero no le alcanzó.

Así es el fútbol y los penales son a suerte o verdad, se puede rescatar en el sentir del hincha. Lo que cabe también es un análisis para ir enumerando algunas razones de porqué Defensores se despidió tan rápido del Regional Amateur. Tomando como base la definición en 180 minutos con Rivadavia de Lincoln, las distracciones en defensa costaron ni más ni menos que la derrota en el partido de ida y en esta clase de definiciones donde se generan dos finales en cada instancia, hay que sostener al máximo el nivel de concentración (Torres lo reconoció en diálogo con este medio). Hoy, y más allá de hacerlo con el diario del lunes, estaríamos hablando de una situación muy distinta.

Haciendo más hincapié en el terreno futbolístico, citamos el ejemplo del partido contra Argentino de Pergamino, por la Fase de Grupos, también en condición de local. Allí, el equipo de Lencina volvió a evidenciar que le cuesta horrores sostener una idea de juego. En pleno desarrollo renunció nuevamente a la presión, le cedió el protagonismo a su rival y pasa de ser un elenco con toda la iniciativa a mostrar una marcada vulnerabilidad.

Si lo que se pretende es pegar un salto de calidad y no apuntar todas las fichas al Torneo Local, como será desde ahora en adelante, no se pueden traer refuerzos que necesiten una “prolongada” adaptación en plena competencia. Tampoco dar lugar a quienes llegan a último momento y en una condición no deseada. Se hizo un gran esfuerzo para mejorar su condición física y en casos muy particulares, apenas aguantaron cuarenta y cinco minutos en la cancha. A la hora de “reforzar” un plantel, no se puede incorporar con el fin de sumar uno más. Hay que evaluar la calidad antes que la cantidad. Sobre todo en un club acostumbrado a codearse con el éxito y con una base de jugadores que hasta se podría decir, se conocen de memoria.

Defensores consiguió clasificar en el primer lugar de la Zona 3 cuando lo mencionado significaba la ventaja de poder definir la llave de local y en la primera de cambio se esfumó la posibilidad. La eliminación exige, imaginamos, un replanteo puertas para adentro. Lo cierto y concreto es que de los errores se aprende y esta vez Defensores, debe empezar a hacer los deberes.

EL PARTIDO

En una jornada ideal desde lo climático y con un marco de público que respondió a las expectativas, teniendo en cuenta lo que se jugaba Defensores, arrancó a puro vértigo la revancha entre Defensores y Rivadavia de Lincoln. Con la obligación de ganar en los 90 reglamentarios, el Loro propuso jugar en campo rival. En el primer cuarto de hora, merced a la velocidad y repentización de Illoa, la dinámica de Castagno y siendo profundo por las bandas, el equipo de Lencina arrinconó a su rival.

A los 16’ tras una jugada colectiva que combinó precisión y velocidad, llegó el centro atrás y el remate de Illoa que encontró, en su afán de rechazar, la mano del marcador central Luqués dentro del área mayor. El juez Gariano no dudó en cobrar la pena máxima y un minuto más tarde, Feliciano Testa lo transformó en gol. Era todo a pedir del Loro que, con ese inicio, hacia ilusionar a su gente.

1-0: Feliciano Testa, de tiro penal, adelantó al Loro en lo que sería el único tanto del partido.

Contrariamente a lo deseado por Defensores, con el paso de los minutos el equipo de Lincoln asumió el impacto de estar en desventaja y salió a buscar como equiparar el juego. Barboza fue importante aguantando la marca y Beliz junto a García, aportaron movilidad y dinámica. El Loro, lejos de poner sostener la presión, mostró debilidad en la zona media y dejó que su rival haga uso de la tenencia. Bravo tuvo muy poca gravitación, Castagno no pudo generar más desequilibrio absorbido por la marca y el juvenil De Martino, corrió con toda la responsabilidad y no pudo hacer frente en soledad a la recuperación de la pelota.

Como en otros encuentros, Defensores volvió a ser un equipo largo entre línea y línea. Se animó el Rojo y en la ocasión más propicia para llegar al empate, Barboza ensayó un remate de media distancia que se perdió apenas desviado. El resto de las insinuaciones no llevaron peligro para Gizzi. Sobre el final, el Loro recuperó un poco la memoria y el disparo violento de Bravo se perdió desviado.

En el complemento, la primera media hora fue demasiado light. Rivadavia insistió con el juego aéreo. Nació el tiro libre de López y Barboza, que ingresó por detrás de todos, remató apenas desviado. Fue lo único rescatable en materia ofensiva de la visita. Por su parte, Defensores, alentado por su gente y sabiendo que un gol más le aseguraba la clasificación, fue por más. Con el ingreso de Iocco, la intención fue tener más profundidad pero el delantero apenas estuvo un puñado de minutos en cancha, ya que se retiró en camilla con una delicada lesión de la cual se conocerá más en detalle en las próximas horas.

Una vez que se reanudo el juego, Defensores buscó ampliar la diferencia y se generaron dos ocasiones muy claras. Dos cabezazos en el área generalmente son gol pero en este caso, cuando gran parte del estadio se quiso llenar la boca de gol, apareció un despeje salvador sobre la línea de sentencia. En la segunda acción partió la habilitación para Illoa a espaldas de los marcadores centrales, pero la definición del delantero quedó en manos de Vijande.

No hubo tiempo para más y hubo que definir a través de los penales. De acuerdo a como se fueron sucediendo los remates desde los doce pasos, ambos elencos tuvieron la opción de ganar. En el Día Internacional del arquero, Gizzi se lució. Contuvo en forma brillante dos penales pero no fue suficiente. Finalmente, el disparo de Illoa, se incrustó en el travesaño y despertó toda la euforia de la visita. Jugadores e hinchas se unieron en su solo festejo, abrochando el pasaje a los Cuartos de Final.

Defensores 1
Pablo Gizzi
Franco Favergiotti – Emiliano Belfiore – Guillermo Narbiloni – Rodrigo Torres
Damián Castagno – Alejo De Martino – Sebastián Illoa
Nahuel Bravo
Feliciano Testa – Franco Miserda
DT: Marcos Lencina.

Rivadavia (Lincoln) 0
Fernando Vijande
Emanuel Assandri – Martín Ochoa – Cristian Luquez – Lucas Macías
Eric Veliz – Esteban Castaño – Gonzalo García – Alejandro López
Emiliano Perujo – Emmanuel Barboza
DT: Fabio Schiavi.

Gol
17’ PT Feliciano Testa (Defensores).

Cambios en Defensores
Gastón Ceccoli x Franco Miserda.
Nicolás Iocco x Nahuel Bravo.
Agustín Naya x Nicolás Iocco.

Cambios en Rivadavia (Lincoln)
Ayrton Starna x Emiliano Perujo.
Gabriel Medina x Emanuel Assandri.
Servando Gñosso x Gonzalo García

Suplentes en Defensores: Franco Gutiérrez, Emanuel Ortíz, Kevin Gedda y Gastón Gamboa.
Suplentes en Rivadavia (Lincoln): Bruno Bellón, Facundo Blanco, Tomás Uvilla y Maximiliano Gómez.

Juez: Carlos Gariano.
Asistentes: Abel Gatica y Rodrigo González.

DEFINICIÓN POR PENALES

DEFENSORES 4

RIVADAVIA (L) 5

Emiliano  Belfiore – GOL Emmanuel Barboza – GOL
Franco Favergiotti – GOL Alejandro López – GOL
Guillermo Narbiloni – GOL Ayrton Starna – GOL
Damián Castagno – ERRÓ Lucas Macías – GOL
Feliciano Testa – GOL Cristian Luquez – ATAJÓ GIZZI
Agustín Naya – ERRÓ Servando Gñosso – ATAJÓ GIZZI
Sebastián Illoa – ERRÓ Esteban Castaño – GOL