Tormenta de desahogo

397 visitas
EDR

Defensores mostró, hasta el momento, su mejor versión y derrotó 2-1 a Regatas de San Nicolás en calidad de visitante para treparse a la cima de la Zona 4 correspondiente a la Región Pampeana Norte del Regional Amateur. Siete días atrás, el Loro acumuló una sensación de impotencia, frustración y hasta un poco de incertidumbre, luego de la derrota frente a 12 de Octubre sin embargo, una semana más tarde la revancha dijo presente y, en una tarde agobiante que derivó en una considerable tormenta, se trajo tres puntos que provocaron un festejo con fuerte aroma a desahogo.

El fútbol no deja de ser una caja de sorpresas. Cada partido es una historia aparte y los estados de ánimo juegan un papel decisivo. Defensores se repuso en todos los frentes, mostró carácter, fútbol y personalidad. Ahora el panorama giró 90 grados. En el once inicial se produjo el regreso de Favergiotti a la última línea. Hoy por hoy irremplazable y justamente ayer, determinante por su desempeño. Además, Britos saltó al campo de juego como titular en esta ocasión debido a la ya conocida lesión de Castagno y de esta manera, el volante polifuncional con mucha riqueza técnica, volvió a sumar méritos para ganarse un lugar entre los once.

Teniendo en cuenta un factor ineludible, el intenso calor, ambos elencos asumieron el protagonismo desde el inicio. Regatas, en un reducto que se encuentra en proceso de construcción, persiguió el objetivo de volver a triunfar para confirmar su posición de líder en la Zona 4, pero el Loro se plantó con claras intenciones de hacer borrón y cuenta nueva y empezar a sumar en esta seguidilla de encuentro fuera de Salto.

Se fue armando el desarrollo pero Defensores fue quien asumió pensar más en el arco de enfrente de movida. Generando presión en la zona media, ahogando en la salida a su rival y mostrando una actitud visiblemente contrastante con relación al domingo anterior, el Loro se plantó en terreno contrario. Fernández ingresó sin marcas al punto penal y por poco no pudo conectar un envío por elevación.

A pesar de encontrar algo asombrados por el planteo de Defensores, el dueño de casa tuvo en su delantero, Vera, la manera para complicar en base a potencia, ganarle la posición a los defensores y sacar un remate que se perdió apenas desviado. Más allá de esta acción, siempre insinuó mejor el equipo de Lencina. En materia ofensiva, Fernández, nunca se resignó. Obligó permanentemente por todo el frente de ataque utilizando velocidad y repentización, pero cuando recibió una perfecta habilitación, sacó un violento remate que fue devuelto por el palo derecho. Más tarde, Montero, utilizando su buen remate de media distancia, obligó una notable intervención del arquero Etchemendi.

La apertura del marcador estaba madurando y se hizo realidad a los 36’ cuando la acción que incluyó precisión y velocidad, derivó en un envió medido de Montero para López que, apareciendo por sorpresa en el centro del área menor, metió un cabezazo que infló la red. Revancha con final feliz para el marcador de punta.

Regatas, tocado por estar abajo en el marcador, salió a buscar el empate y dispuso de dos situaciones muy propicias. El centro pasado al segundo palo, encontró a Mendiburu ingresando por detrás de todo y, abajo del arco, desvió su cabezazo. Posteriormente, a la salida de un tiro libre, Vera recibió el balón sin oposición, quedó mano a mano con Gizzi, pero de manera muy poco creíble, definió desviado.

En el complemento, paulatinamente, lo agobiante del clima empezó a pasar factura. No obstante, fue el Loro quien mantuvo las mismas intenciones. Firmeza en defensa, elaboración de juego con Britos como estandarte y buscando como aprovechar los espacios que otorgó su oponente. Cuando se cumplieron 20’, Fernández apareció a las espaldas de los defensores y el arquero, en su afán de hacerse de la pelota, se lo llevó puesto. Clara infracción que derivó en la pena máxima y desde los doce pasos, Favergiotti decretó el 2-0 parcial.

En el último tramo del encuentro, Defensores tuvo oportunidades de aumentar la ventaja, una de ellas, con un tiro libre de Montero que terminó con Etchemendi luciéndose. Regatas también, porque no se resignó y buscó como revertir el desarrollo. Los dirigidos por Barbieri obligaron con el juego aéreo y remates de media distancia. Esa insistencia, derivó en el descuento a los 36’ cuando Enzo Martínez recibió la redonda a unos veinticinco metros del arco defendido por Gizzi y su remate cruzado a media altura que llevó una rara comba, hizo inútil cualquier reacción.

Por largos minutos hasta el final, Defensores dispuso de chances para liquidar el trámite pero no encontró como estar fino en la definición. Los nicoleños fueron por la heroica y estuvieron a nada de conseguirlo en los pies de Laena pero Gizzi lo impidió. El pitazo de Ocampo despertó el delirio de jugadores e hinchas, unidos en un emocionante festejo.

Regatas (San Nicolás) 1
Jordan Etchemendi
Andrés Ferrari – Alejandro Agotegaray – Mauro Ressi – Enzo Martínez
Luciano Bersano – Pablo Casas – Germán Docteur – Augusto Laena
Ramón Vera – Juan Mendiburu
DT: Sergio Barbieri.

Defensores 2
Pablo Gizzi
Ignacio López – Franco Favergiotti – Cristian Luquez – Rodrigo Torres
Guido Montero – Ramiro Britos – Alan González – Agustín Cabello
Joaquín Fernández – Gastón Medina
DT: Marcos Lencina.

Goles: 36’ PT Ignacio López, de cabeza (Defensores), 22’ ST Franco Favergiotti, de penal (Defensores) y 36’ ST Enzo Martínes (Regatas).

Cambios en Regatas
Agustín Chávez x Luciano Bersano.
Leandro Gómez x Pablo Casas.
Elías Martínez x Germán Docteur.

Cambios en Defensores
Nicolás Iocco x Agustín  Cabello.
Agustín Garay x Joaquín  Fernández.
Rodrigo Naya x Ramiro Britos.

Suplentes en Regatas: Gastón Demasi, Agustín Mazzeo, Kevin Coceres y Leandro Gómez.
Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc, Guillermo Narbiloni, Agustín Naya y Franco Miserda.

Arbitro: Pablo Ocampo.
Asistentes: Franco Campos y Pablo Ramírez.