Todo es alegría

385 visitas

Torneo Local
Fecha 2

El Barrio Central festeja haber ganado otro clásico. Defensores volvió a imponerse ante Compañía en el Carlos Testa, esta vez por 2 a 0 y se trepó a la cima del campeonato. Tras un buen primer tiempo de Compañía, al que no le cobraron un evidente penal, lo goles llegaron en el complemento pero para el Loro, por intermedio de Gastón Ceccoli y Lucas Simaldone.

Los clásicos se ganan. Nunca el merecimiento dará un gol a favor. Solamente sirve convertirlos para sumar un poroto en el marcador. A Compañía le dura la bronca por no haber concretado las ocasiones que tuvo, y encima, tener que lidiar con Daniel Pica, que no sancionó un penalazo de Gizzi a Nico Colombini.

Por el lado de enfrente, Defensores se vio superado desde lo táctico en la primera etapa y no encontró nunca volumen de juego, porque fue casi perfecto el primer tiempo del doble cinco Verde integrado por Leandro Candia y el debutante Mario Valiente. La historia cambió en el segundo tiempo y el gol tempranero de Ceccoli, cambió las cosas en un abrir y cerrar de ojos.

Y una tarde volvió el Compañía de Fito Stankevicius al Carlos Testa. Mucho se habló de que pasaría dentro del campo de juego y como dato, hay que remarcar que el DT Verde ganó 3 de los últimos 4 triunfos de Compañía a Defensores en los últimos 20 años.


A Defensores le costó horrores encontrar espacios en la primera etapa. Por momentos pudo encontrar el hueco, merced de la paciencia y la distribución del balón. Allí pudo Lucas Simaldone mandar el centro desde la derecha y Sebastián Naya metió un cabezazo que Ripoll sacó por arriba del travesaño con su cuerpo. Posteriormente una pelota profunda de Ramos le permitió a Perticarari desbordar por izquierda y tras la salida en falso de Ripoll, no alcanzó a definir Ceccoli.

El trabajo de Valiente en la mitad de cancha fue muy sobresaliente. Por ubicación, entrega y compromiso, fue sin dudas el mejor jugador de Compañía. Contagiado por él, los de Stankevicius empezaron a tener más peso en ofensiva y Nico Colombini tuvo con su cabezazo la posibilidad de abrir el partido, pero se fue alto.

Al minuto, un cabezazo hacia atrás de Marcos Perticarari obligó a que Gizzi saliera del arco y Nico Colombini fue por el balón, siendo derribado por el arquero en lo que fue un clarísimo penal que increíblemente el Juez Pica omitió. Iban 41’ del PT.

El envión de Compañía continuó y los dos cabezazos en el área no terminaron en gol, como contra Villa Italia la semana pasada. Alexis Salcedo mandó el centro y Colombini se la bajó a Páez que cabeceó por arriba prácticamente debajo del arco. Con ese panorama, se terminó el primer tiempo.


En solo 4’ el Lagarto creó peligro y el cabezazo de Salcedo encontró bien ubicado a Gizzi que se estiró sobre su izquierda y minimizó el peligro. En la réplica, Gogó Naya le metió una pelota cruzada espectacular a Ceccoli que encaró en diagonal, eludió a Ripoll y cacheteó la pelota de frente al arco vacío. Desde vestuarios, Defensores se adelantó en el marcador: 1-0.

El gol subió aún más la temperatura y Compañía ya no tenía más remedio que ir a buscar el partido. Rápidamente después del gol, Salcedo desbordó por derecha y Nico Páez le cambió el palo a Gizzi, pero no tuvo precisión. Más tarde, a los 9’ el que tampoco estuvo fino fue Lucas Simalone, quien recibió la habilitación de Ceccoli de frente al arco tras una idéntica jugada al primer gol, y ante la marca de Fernández definió desviado.

La más clara del complemento para el Verde la tuvo Nico Páez, que recibió de Nico Colombini y definió ante la salida de Gizzi, pero apareció el interminable Leo Arrieta para sacarla bien lejos cuando llegaba Colombini a empujarla. La ventaja era mínima y nada estaba definido. Defensores no aprovechaba los espacios y el Verde no aprovechaba las que creaba. A los 23’ Acciarri asistió a Nico Páez, que sacó un zurdazo seco al primer palo y encontró bien ubicado a Gizzi.


Superando la media hora de juego y quizás advirtiendo que Comañía sentía el desgaste y empezaba a entrar en el terreno de la desesperación, el Loro se adelantó y fue por el segundo gol. Primero lo tuvo Gogó Naya, pero su zurdazo buscando el palo más lejano de Ripoll se fue apenas desviado y posteriormente, a los 33’ nuevamente Gogó Naya como protagonista, corrió por izquierda y le ganó a Fernández para mandar el centro que Lucas Simaldone mandó al fondo del arco entrando sin marca por atrás.

El 2-0 cerró el partido y si bien Compañía nunca bajó los brazos, no le salió ni el tiro final de Acciarri, que encontró a Gizzi volando y sacándola por un costado. La victoria fue para Defensores. Por eficacia y por momentos aislados de juego colectivo. Todo esto en el segundo tiempo. Bronca para Compañía porque tuvo las posibilidades, pero no las concretó.

Defensores 2
Pablo Gizzi
Gastón Ceccoli – David Orellana – Franco Favergiotti – Marcos Perticarari
Sebastián Naya – Leonardo Arrieta – Diego Ramos – Rodrigo Naya
Lucas Simaldone – Tomás Fernández
DT: Claudio Spontón

Compañía 0
José L. Ripoll
Juan Cuello – Gonzalo Conte – Eduardo Fernández – Joaquín Orrego
Alexis Salcedo – Leandro Candia – Mario Valiente – Alejandro Baqué
Nicolás Colombini – Nicolás Páez
DT: Rodolfo Stankevicius

Cambios en Defensores: Carlos Daglio x D. Ramos, Nicolás Fernández x S. Naya y Ezequiel Hazaña x T. Fernández.
Cambios en Compañía: Santiago Acciarri x J. Orrego, Gonzalo Polanco x J. Cuello y Marcos Cuello x

Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc y Nicolás Scarpitto.
Suplentes en Compañía: Mauro Vizcarra y Maximiliano Astudillo.

Juez: Daniel Picca
Asistentes: Guillermo Casco y Claudio Zurita.