Toda la alegría del Barrio Central

323 visitas

Torneo Local
Semifinal – Partido de Vuelta

Defensores derrotó a Compañía, su eterno rival por 2-1 y se metió en la Final por el título local. En la primera etapa Nicolás Fernández y Rodrigo Naya de tiro libre adelantaron al Loro en el marcador, mientras que en el ST descontó Nicolás Colombini. Ya en la agonía vio la roja Feliciano Testa.

No es fácil lograrlo y menos aún repetirlo. Defensores y Compañía nos volvieron a regalar otra gran fiesta. Un número largamente superior a las mil personas permitió que el Carlos Alberto Testa, ofreciera un marco imponente. Se agotaron los choripanes, se terminaron las bebidas, el clima colaboró con una noche muy agradable y más allá de la felicidad de unos y la decepción de otros, el que salió favorecido es el fútbol.

Salto recuperó una identidad. Cuando las cosas se hacen bien hay que reconocerlas. El público lo entendió así, desde el periodismo valoramos el enorme esfuerzo realizado por las dos instituciones y ojalá, al margen de los resultados deportivos, todos entendamos que cuidar nuestra capital interno es lo más importante.

EL PARTIDO

Los dos salieron desde los vestuarios a querer quemar las naves. Carlos Monacci ganó en el mano a mano y sacó un remate cruzado que se perdió desviado y Colombini, buscó como anticiparse a Gizzi pero el arquero estuvo muy atento.

Por su parte, Defensores consiguió aproximarse al arco de enfrente con un centro de Simaldone que conectó Naya y Nico Monacci, contuvo a medias. Luego, Simaldone fue nuevamente factor decisivo por su gran velocidad y a los 10’, superó a su marcador, mandó un centro medido y Nico Fernández, tras anticiparse a los defensores, sacó un remate inatajable para el indefenso golero. Muy buena jugada y mejor definición de Fernández, que está muy dulce.

A Compañía le costó más de la cuenta salir del asombro de estar en desventaja. Tal es así, que en la primera mitad no volvió a aproximarse con cierto peligro al arco rival.


Nico Fernández volvió a entrar en acción y obligó a una muy buena respuesta del arquero Monacci, pero luego se fue lesionado y Defensores, vio visiblemente disminuido su poder ofensivo más allá del ingreso de Testa, que también arrastra una lesión y no encuentra todavía su ideal.

Al Lagarto le costó horrores tener la pelota porque además, su conductor natural Banegas, pasó totalmente desapercibido y nunca pudo meterse de lleno en las acciones. A los 36’, tras una mano involuntaria de Oviedo, el Loro dispuso de un tiro libre a centímetros del área grande. Rodrigo Naya remató, la pelota dio en la barrera y ese rebote, tras descolocar a Monacci, se convirtió en el segundo gol del equipo verde y amarillo

Afectado por el resultado adverso pero tocado en su amor propio, el Compañía salió encendido para el complemento y a los 4’ consiguió achicar diferencias. Monacci aplicó toda su potencia, desbordó mando un centro por elevación y Colombini, se impuso en el juego aéreo para meter un cabezazo tan formidable como inatajable.


Como ocurrió en el encuentro de ida, el Lagarto consiguió descontar rápidamente y se prendió una luz de esperanza. Por un momento el equipo de Capaldi, motivado por ver cerca la posibilidad del empate, fue un torbellino, pero su rival consiguió salir del asedio y bajar los decibeles de las acciones.

Mientras el once Verde abusó del pelotazo buscando como referencias a Colombini y Monacci que salvo algunas excepciones, fueron bien contenidos por una línea de fondo que no presentó fisuras, con el ingresó de Diego Díaz, Spontón buscó recuperar presencia en la zona media. Justamente el remplazante de Maxi Blanco, exigió a una buena respuesta de Nico Monacci.

Los dos elencos mostraron signos de cansancio en el sprint final pero Compañía buscó no resignarse y Carlos Monacci, que no pudo acomodarse para su mejor perfil, remató al primer palo y Gizzi, bien ubicado, consiguió conjurar a medias la ocasión de riesgo para su arco.


El pitazo final de Martínez, de aceptable labor más allá que se excedió con algunas amarillas y no midió con la misma vara algunas infracciones, encontró dos panoramas bien definidos. La enorme felicidad del mundo Defensores con un vestuario exultante por una victoria que lo deposita en la Final del año. Si uno analiza los 180 minutos, el equipo de calle Defensa tuvo un plus a favor aprovechando mucho mejor las situaciones en ofensiva.

Compañía se fue del Estadio consciente de haber dejado todo pero frustrado por no haber llegado al menos a la igualdad para estirar la definición a tiempo suplementario y contrariado por algunas actuaciones individuales, muy por debajo de su nivel. De todas maneras, sus chances de arribar a la gran final del año están intactas y depende de sí mismo.

Volvemos a reiterar lo que transcribimos la semana pasada. MUCHISIMAS GRACIAS POR TODO.

Defensores 2
Gizzi; Buyotti, Orellana, Alessandro, Narbiloni; Daglio, Arrieta, Rodrigo Naya; Blanco; Simaldone y Fernández. DT: Claudio Spontón.

Compañía 1
Nicolás Monacci; Cuello, Conte, Mateos, Páez; Sabes, Oviedo, Baqué; Banegas; Colombini y Carlos Monacci. DT: Gabriel Capaldi.

Cambios en Defensores: Testa x Fernández, Díaz x Blanco y Favergiotti x Daglio.
Cambios en Compañía: Valenzuela x Cuello, Acciarri x Banegas y Simaldone x Sanes.

Suplentes en Defensores: Pellenc y Rafaelli.
Suplentes en Compañía: Ripoll y Bolognese.

Expulsado: Feliciano Testa (Defensores)

Juez: Héctor Martínez
Asistentes: Emil Puyó y Jonathan Villarreal