Tenes derecho a ilusionarte

413 visitas
EDR

Federal B
Zona 6

Defensores hizo lo que tenía que hacer. Ganó su partido y se vio favorecido por otros resultados que lo depositan con chances de meterse entre uno de los ocho mejores cuartos que aceden a la siguiente instancia. Anoche venció 2-1 como local a Sportivo Baradero y agrandó sus ilusiones. Tomás Fernández y Gogó Naya convirtieron para el Loro y en la agonía del primer tiempo descontó Alan Pérez, que luego se iría expulsado al igual que Rodrigo Luquez, mientras que Leo Arrieta también vio la roja en Defensores

Tenía que ganar. Era uno de esos partidos donde no cabía otro resultado. Defensores se cargó sobre sus hombros la obligación de llegar hasta la fecha final de la Zona 6 con alguna posibilidad de clasificarse y aprobó el examen de superar con éxito a Sportivo Baradero.

De movida asumió que debía llevar adelante el protagonismo y Tomas Fernández, pagó con creces la confianza depositada por el entrenador. En primer término, definió muy por encima del travesaño una jugada propicia con el arquero González visiblemente adelantado, pero luego, armó una brillante jugada individual para provocar el primer grito de la noche.

A los 7’, el  volante merced a sus recursos técnicos se sacó la marca de encima, se internó dentro del área grande y tras acomodarse para su mejor perfil, saco un violento remate a media altura que infló la red y evitó cualquier reacción del uno visitante. Notable definición.


Sportivo, sorprendido por estar en desventaja apenas iniciado en encuentro, estuvo a punto de sufrir casi inmediatamente otro dolor de cabeza, cuando el arquero no consiguió retener el balón y Rodrigo Naya, que fue a buscar un centro sin demasiada convicción, se terminó chocando la redonda que se fue pidiendo permiso al lado del palo derecho.

El Loro se propuso en el primer tiempo ser muy ambicioso, complico a su oponente utilizando los extremos y se dedicó pensar en el arco de enfrente teniendo precisión, velocidad y cambio de ritmo. Así fue que logró a los 24’ ampliar la ventaja, cuando Sebastián Naya recibió una clara habilitación, sacó un centro medido para el ingresó de Rodrigo, su hermano, que ingresando por el medio del área menor metió un cabezazo inatajable, en lo que ya pintaba para ser una gran noche.


Sin embargó, promediando la primera mitad el juego comenzó a desvirtuarse con lo que ya viene siendo una constante. Árbitros y jueces de línea que lejos de impartir justicia, se transforman en actores principales de un partido de fútbol, cuando lo lógico debiera ser que pasen poco menos que desapercibidos.

El juez principal Gustavo Potes fue mostrando paulatinamente su falta de personalidad y criterio para llevar por los carriles normales el desarrollo del encuentro y esto, exasperó mucho más al rival de turno en el Carlos Testa, que ganado por la adversidad le dio lugar al juego brusco para intentar equilibrar las acciones.

En una jugada que se generó en la zona media, el volante central  Luque reaccionó de manera incalificable sobre Arrieta y a instancias del asistente Darío Delgado y por juego brusco, Potes lo mandó a las duchas. Esto provocó un ataque de ira mayor en jugadores y cuerpo técnico de Sportivo y el pito, no tuvo mejor idea que aplicar la ley de la compensación expulsando también al volante central de Defensores Arrieta, perjudicando notoriamente al once local y sin otro motivo que no fuese calmar los ánimos. Tremendo disparate.


En la continuidad, Claudio Alessandro tuvo en sus pies la tercera conquista pero no encontró justeza en la definición y en el mano a mano con el arquero, este consiguió quedarse con la pelota. Sobre el final y con dos minutos de recupero, el elenco que orienta desde lo táctico Barlatay, ejecutó un tiro libre rápido y con una defensa pasiva que tuvo descuidos insalvables, el delantero Pérez aprovechó para anticipar en el primer palo y achicar el margen en el score.

Como era lógico de esperar, Sportivo Baradero salió con otra predisposición para enfrentar el complemento y en el primer cuarto de hora, tuvo al dueño de casa a maltraer utilizando la buena pegada con remates de media distancia. En algunos casos demostrando seguridad y en otros, con oportunos rechazos con los puños, el arquero Ullúa resultó fundamental para sostener la victoria parcial.

Con el ingresó de Daglio y Digilio, Spontón buscó reacomodar las líneas y poco a poco el equipo fue superando el asedio. Tras un centro de Lavié, el Pájaro Alessandro por centímetros no pudo meter el cabezazo y posteriormente Sebastián Naya, que volvió a ser desequilibrante por velocidad y determinación, le volvió a servir el gol a su hermano menor, pero Gogó en este caso, de frente al arco, cabeceó y la pelota fue devuelta por el travesaño.


Mientras Sportivo fue, pero ya sin ideas claras en busca del empate, el Loro dispuso de espacios para hilvanar el contraataque pero no encontró la precisión necesaria en los últimos metros de la cancha. Ganado por la impotencia, Pérez se excedió en reclamos verbales y Potes lo expulsó.

El tiempo fue pasando sin nada que rescatar y finalmente, el once de Barrio Central festejó tres puntos muy esperados que le permiten no solo escalar en las posiciones, sino también aguardar con expectativas la última fecha para conocer que será de su futuro en la competencia.

Defensores 2
Ullúa; Lavié, Orellana, S. Alessandro, Narbiloni; S. Naya, Arrieta, Blanco, R. Naya; T. Fernández; C. Alessandro. DT: Claudio Spontón.

Sportivo Baradero 1
González; Spósito, Dávila, Núñez, D. Sandoval; Romero, Luquez, S. Sandoval; Gómez; Giles y Pérez. DT: Marcos Barlatay.

Cambios en Defensores: Daglio x Blanco, Digilio x T. Fernández y Perticarari x Lavié.
Cambios en Sp. Baradero: Silva x Dávila y Ríos x D. Sandoval.

Suplentes en Defensores: Gizzi, Illoa, N. Fernández y Testa.
Suplentes en Sp. Baradero: Florio, Maisano, Chapuis, Flores Moreno y Bahillo.

Expulsados: Leonardo Arrieta (Defensores) Rodrigo Luquez y Alan Pérez (Sp. Baradero)

Juez: Gustavo Potes
Asistentes: Darío Delgado y Mario Pera