Serios incidentes al final de Newbery (R) 2-1 Defensores

406 visitas
EDR

Al momento de que Defensores convertía el gol del descuento el jueves pasado en Barrio Progreso un simpatizante Saltense sorteó el alambre de separación de las hinchadas y se llevó una bandera de la parcialidad Rojinegra. Luego se produjeron incidentes a la salida, con piedrazos sobre casas y autos ubicados en la zona. ¡B-O-C-H-O-R-N-O-S-O!

Informe Gentileza: Enzo Medina

 

Jorge Newbery le estaba ganando bien a Defensores por 2-0 y se estaba llevando  la clasificación a la última instancia del Seis Ligas 2013. Se  habían pasado los noventa minutos y la reacción del elenco visitante no aparecía, hasta que a los 47’ del complemento un remate de Guillermo Narbiloni no tuvo la mejor respuesta del arquero Damián Ponce y el balón se fue al fondo de la red, transformándose en el descuento del elenco de calle Defensa.

Defensores descontó y la realidad es que nadie se pudo percatar del gol del defensor porque en ese instante se estaban produciendo movimientos extraños en la parcialidad visitante.

Un hincha Loro cuando todos estaban distraídos y expectantes por el desarrollo del encuentro, saltó el alambrado de separación de las hinchadas, caminó unos metros por detrás del arco que da al barrio Belgrano y de una manera muy astuta se hizo de la bandera de Jorge Newbery que estaba ubicada en ese sector.

El ejecutor salió disparado y recién cuando se aprestaba a saltar nuevamente el alambre la gente de Jorge Newbery que estaba en el lugar se percató del hecho.

A partir de allí hubo intercambio de insultos entre ambas parcialidades hasta que los hinchas visitantes se fueron del estadio, donde, ya con el partido culminado continuaron con sus malas intenciones, porque arrojaron piedras sobre casas aledañas y también sobre autos ubicados en el lugar, dejando como resultado algunos daños importantes, sobre todo para con los vehículos.


Por varios minutos se extendió el momento de tensión hasta que por fin pudieron salir del barrio Progreso, siendo interceptados luego por la policía local, donde se le realizó un cacheo y encontraron algunos elementos que no deberían ser habituales de llevar a un espectáculo deportivo, aunque para el fútbol argentino no suena como nada nuevo.

Héctor Di Marco: “Nadie se hizo cargo del daño que nos hicieron”

A raíz de los hechos de vandalismo sucedidos el jueves por la noche, quienes resultaron muy perjudicados fueron Héctor Di Marco y sus hijos Guillermo y César, propietarios del colectivo donde se trasladaban los hinchas de Defensores que fue lisa y llanamente destrozado en su interior a lo que se suma la rotura de vidrios.

Gran impotencia causó en los mencionados ser víctimas de la barbarie porque usan al transporte como medio de vida además de servir de traslado para las disciplinas de fútbol infantil y femenino. De acuerdo a un presupuesto estimado recuperar el estado normal del vehículo originaría un costo de $ 10.000