Home Futbol Federal B Se durmió en el sillón de Rivadavia
Federal B - 20/10/2014

Se durmió en el sillón de Rivadavia

Torneo Argentino B
Zona 6

Defensores pasó de la felicidad total al desconcierto. Fue por la 7° Fecha del Federal B, ganaba 2-0 y lo perdió 3-2 estando el rival con diez jugadores gran parte del segundo tiempo. Abrió la cuenta Rodrigo Naya y aumentó Claudio Alessandro, sin embargo en el complemento dieron vuelta el score Leonardo Zaroza, Alexis Cabrera y Germán Pomiro. El Loro sufrió su segunda derrota al hilo en la competencia.

Alguna vez el genial relator Dante Panzeri cuando le preguntaron como definiría al fútbol señaló: “El fútbol es la dinámica de lo impensado”. Su apreciación, le cayó como anillo al dedo a lo que vivimos anoche en el Estadio Carlos Testa. Es que Defensores pasó de la felicidad total al desconcierto. De tener un partido ganado y bajo control, a perderlo sobre el final. Su gente se ilusionó con otra victoria que pareció irse consumando y lo único que quedó flotando en el aire fue bronca, impotencia y desazón.

EL PARTIDO

Defensores jugó cuarenta y cinco minutos iniciales en un alto nivel comparados de algún modo con el primer tiempo en la visita que hizo a San Nicolás, cuando enfrentó a La Emilia. Tras un primer cuarto de hora de análisis donde Rivadavia mostró también sus buenas intenciones con un tiro libre de Reina que Gizzi contuvo acertadamente, Defensores comenzó a ejercer el protagonismo con su habitual esquema táctico profundizando el juego por las bandas con los dos hermanos Naya y en el caso de Sebastián, jugando ayer el mejor partido desde que viste la camiseta del Loro.

A ellos se sumaron la dupla de volantes centrales Arrieta y Daglio presionando en la zona de gestación, Blanco aportando su claridad para generar espacios y ganar en profundidad y Alessandro, en su función de receptor para intervenir en el circuito de juego.


A los 22’ y producto de lo mencionado, Arrieta previo anticipo habilitó a Rodrigo Naya, el arquero Santa Cruz cometió un grosero error al intentar un despeje (más aún si uno tiene en cuenta su experiencia en el puesto) y Gogó sin oposición, con remate cruzado provocó la primera alegría de la noche.

Mientras el conjunto local acentuó su dominio moralmente ayudado por haberse puesto en ventaja, su rival respondió con otro tiro libre de Reina que se perdió apenas desviado y la siempre inquietante presencia de Tisera, que más allá de pecar en algunos casos de individualista, obligó a tomar precauciones.

Los de Spontón fueron acumulando merecimientos para estirar la diferencia y a los 38’, consiguió hacerlo realidad. Tras una gran maniobra desde lo colectivo que incluyó velocidad, precisión y justeza, tras el desborde de Favergiotti por derecha, el espigado golero visitante contuvo a medias y la pelota derivó a los pies de Claudio Alessandro, que dentro del área y tras conseguir ubicarse para su mejor perfil, mandó el balón al fondo de la red.


Sobre el final, Tisera armó una linda acción individual pero tras sacarse una doble marca de encima, se quedó sin mucho ángulo y permitió la buena respuesta de Gizzi. Todo parecía conducirse a una gran noche del equipo del Barrio Central, pero la historia que entregó el segundo tiempo fue ampliamente distinta a punto tal de modificar de raíz todo lo observado.

Muchas veces se ha mencionado que el dos a cero es el peor resultado parcial para quien consigue dicha ventaja y por el contrario, significa un aliciente extra para quien intenta modificarlo.

Mientras los orientados tácticamente por Osella salieron a jugar el período final como si estuvieran cero a cero, a Defensores se lo notó superado por el contexto en que se estaba dando el desenlace, por ahí algún exceso paso por la cabeza de los jugadores de tener las acciones bajo control y el desenlace mismo, terminó pasando factura.

Rivadavia se adelantó, presionó bien arriba ahogando en la salida a su oponente y Germán Pomiro, la gran figura de la cancha, comenzó a mostrar su categoría con un tiro libre que Gizzi, en notable intervención, mandó al córner. Luego, a los 7’, en la siguiente jugada de pelota parada provocada por un asedio al cual el Loro no pudo oponerse, Zaroza, quien había ingresado para jugar el complemento, le dio a la redonda con gran eficacia por encima de la barrera, dejando sin reacción al uno. Golazo.

Tras la conquista se generó un tumulto generalizado en el cual tomaron principal protagonismo Gizzi y Tisera. El golero fue amonestado y el delantero, que estaba amonestado por simular en la primera etapa, se ganó la segunda amarilla y en un accionar reprochable, se fue expulsado. Osella muy ofuscado no perdió tiempo y mandó a la cancha a Cabrera, que terminó siendo vital con su oportunismo.


Hasta la media hora se hizo un trámite de ida y vuelta porque Defensores se sintió tocado y se metió de nuevo en el desarrollo y su rival, se convenció que darlo vuelta era posible. Rodrigo Naya no estuvo para nada fino con la pelota parada y desperdició dos chances.

Quien sí entendió que era un momento oportuno para recuperar de algún modo lo mostrado en el primer tiempo, fue su hermano Sebastián. Santa Cruz fue otro arquero en el segundo tiempo, mostró las cualidades que le han permitido ser reconocido en el ambiente y se impuso en el duelo con el delantero.

En primer lugar desviando al córner un remate de este a ras del piso, de esa misma acción Seba Naya metió un implacable cabezazo al ángulo derecho que el arquero de manera brillante consiguió neutralizar y posteriormente, tras ser bien habilitado, Naya le ganó en velocidad a su marcador pero no llegó bien perfilado al área y su remate, algo anunciado, encontró otra buena respuesta del uno.

Mientras Sadel utilizando su gran estatura metió un cabezazo que se perdió apenas desviado, Pomiro estuvo intratable rotando por todo el frente de ataque y con mucha habilidad y dinámica tuvo a maltraer a una defensa que extraño y mucho a Orellana, sentado en el banco de suplentes.

El hábil 10 ganó las espaldas cuantas veces se lo propuso y probando de media distancia, tuvo una inmejorable chance pero por centímetros, la de cueros se negó a entrar.El partido tuvo mucho de incertidumbre. Mientras Spontón buscó como recuperar el equilibrio en la zona media con variantes de nombres que no dieron el resultado esperado, Rivadavia utilizó todos los medios para llegar a la igualdad.

A los 33’ y de tanto insistir, llegó el centro al segundo palo, Gizzi pudo despejar a medias, la pelota fue desvuelta al corazón del área y ahí estaba Cabrera, para meter un remate cruzado y empatar las acciones. Quedaba mucho por jugar todavía y el clima del Carlos Testa cambió de manera sustancial.

Defensores no podía con su alma, las piernas pesaban toneladas y la intención fue aguantar al menos el empate, dentro de un panorama muy desfavorable. No fue posible. A los 44’ y para ponerle un cuadro a una velada soberbia desde lo individual, Pomiro recibió la pelota a unos treinta metros del arco defendido por Gizzi, amagó una y otra vez, se acomodó para su mejor perfil y sacó un remate esquinado a media altura imposible de poder contener. Locura generalizada y merecido premio para un jugador de los llamados distintos.

Increíble pero real. Se pasó de la felicidad a una pesadilla que no será nada fácil poder digerir. Cuando todo pintaba para una fiesta, Defensores se durmió en el sillón de Rivadavia y lo pagó muy caro.

Defensores 2
Gizzi; Favergiotti, Sergio Alessandro, Narbiloni, Perticarari; Sebastián Naya, Arrieta, Daglio, Rodrigo Naya; Blanco; Claudio Alessandro. DT: Claudio Spontón.

Sportivo Rivadavia (Venado Tuerto) 3
Santa Cruz; Hervot, Neumayer, Sadel, Enriquez; Reina, Villalba, Heinze, Canelo; Pomiro; Tisera. DT: Javier Osella.

Cambios en Defensores: Simaldone x Blanco, Díaz x S. Naya y Digilio x Arrieta.
Cambios en Sp. Rivadavia: Zaroza x Heinze, Cabrera x Hervot y Lapietra x Enriquez,

Cambios en Defensores: Ullua, Orellana, Villegas y T. Fernández.
Cambios en Sp. Rivadavia: Villa, Amaya y Ayala.

Expulsados: Franco Tisera y Sebastián Sánchez -arquero suplente- (Ambos en Sp. Rivadavia).

Juez: Guillermo Yacante
Asitentes: Edgardo Llapur y Gustavo Aguirre.

No te pierdas

Cierre igualado

Defensores y Villa Italia volvieron a empatar 1-1, en este caso por la Fecha 6, última de …