Salto de calidad

680 visitas
EDR

Andrés Chávez y Marcelo Meli se alejaron de Boca, pero su futuro los ubicó en grandes equipos de Brasil y Portugal, respectivamente. Los futbolistas saltenses ya fueron presentados en sus nuevos clubes. La posibilidad de crecer en tierras extranjeras está a la vuelta de la esquina y los dos saltenses, surgidos del Club Sports tendrán un nuevo desafío por delante.

Se suele decir que las despedidas son tristes o no tienen siempre el mejor sabor. Tanto Chávez, como Meli, reconocieron públicamente su fanatismo por Boca Juniors y el haber vestido esa camiseta por dos años, seguramente es, hasta el día de hoy, su logro más importante desde el sentimiento interno, más allá de convertir un gol o ganar un título.

Hoy ya no irán juntos a entrenar, ya no podrán compartir una habitación en la concentración y tampoco analizarán al mismo rival mirando videos. El destino los separa y cada cual tomó su rumbo, como cuando desde Salto, uno partió hacia Banfield y el otro dejaba la Academia Jorge Griffa para mudarse a Colón de Santa Fe.

MMeli-AChavez-2
Marcelo Meli (Sporting de Lisboa – Portugal) – Andrés Chávez (San Pablo – Brasil)

Jonathan Calleri emigró del San Pablo de Brasil y el Patón Bauza, entrenador del tricolor paulista, eligió a Andrés Chávez para suplir tal baja. Claro que no son de las mismas características y el Comandante se hizo cargo de la camiseta 9 en su presentación, con la cual buscará llenarse la boca de gol seguido.

Por su parte, Marcelo Meli corría desde atrás para entrar en los planes del Mellizo Barros Schelotto en este segundo semestre del año y ante la renovación del préstamo de Jonathan Silva, el medioampista central entró en la negociación y llegó a Portugal cedido por un año con opción de compra. Su entrega y despliegue se verá en Europa y allí buscará ganarse un lugar y aprovechar semejante vidriera.

Como tantos otros que nos representan en distintos lados dentro del fútbol, Meli y Chávez son bien saltenses y por estas horas, ambos, disfrutan de un Salto de calidad.