Rulomania

317 visitas

El volante oriundo de Arroyo Dulce, Raúl Gutiérrez fue uno de los mayores protagonistas en la 2° Fecha del Karting de Fedenor que corrió el último fin de semana en el flamante Kartódromo de Carmen de Areco que fue inaugurado para la ocasión. Gutiérrez, se llevó el triunfo en la especialidad Máster 150CC, mientras que Leonardo Tomaz se adjudicó la segunda posición en la categoría Senior 150CC.

Fotos Gentileza: Prensa Municipalidad de Carmen de Areco

Finalmente, lo que tanto esperaban los carmeños se hizo realidad. El último fin de semana quedó formalmente inaugurado el Kartódromo de Carmen de Areco con la realización de la segunda fecha del campeonato de karting fiscalizado por Fedenor. Sin lugar a dudas, se vivieron momentos de singular emoción por la concreción de un sueño hecho realidad. Sin dudas que es un acontecimiento deportivo histórico que contó con la presencia de ex pilotos y gente ligada al deporte motor, que no quiso estar ajeno a un momento de marcada relevancia. La organización, corrió por cuenta del Club Recreativo de Carmen de Areco.

En el plano netamente deportivo, la categoría transita por un presente muy poco alentador con apenas 30 pilotos en pista. Se presentaron tres categorías: Senior 150CC, Master 150CC y Súper Master 150CC sin embargo, y después de lo vivido en esta oportunidad, reina el optimismo de que pueda incrementarse el parque de volantes. Por la salud del deporte motor, auguramos que se pueda cristalizar.

Santiago Roldán se quedó con la victoria en la final de la categoría Senior 150CC, mientras que en la división Súper Master, Marcos Kanarowicks accedió al triunfo y se produjo una excelente labor de Leonardo Tomaz, actual Campeón de la categoría, que volvió a figurar en los primeros lugares con la segunda posición. Por su parte, Daniel Fernández arribó séptimo.

La gran alegría para pilotos del partido de nuestra ciudad, se generó en la especialidad Master 150CC, donde Raúl “Rulo” Gutiérrez, dominado por una profunda emoción, se adueñó del podio mayor. Premio ampliamente merecido, para el piloto de la localidad de Arroyo Dulce. Un fierrero incansable que sigue en plena vigencia, disfrutando de su gran pasión.