Rodrigo De Brito: “Todo se caía y no sabía qué hacer”

515 visitas
EDR

El futbolista saltense se encontraba en el Estadio Reales Tamarindos, en Portoviejo, Provincia de Manabi, en el centro-noroeste de Ecuador cuando se originó un terremoto de más de 7 grados en la escala de Ritcher que hasta el momento dejó más de 230 muertos. De Brito se encuentra bien y ya se comunicó con sus familiares en nuestra ciudad.

En esta nota el fútbol queda totalmente en un segundo plano. La noticia nos llegaba días atrás de que el defensor saltense Rodrigo De Brito emigraba a Ecuador para ultimar detalles con el Club Colón de Portoviejo, que actualmente milita en la Serie B de aquel país. Hasta allí todo era normal, pero ayer el país ecuatoriano vivió una jornada muy triste.

Un terremoto de 7,8 grados se registró en varias ciudades de Ecuador, cuyo epicentro fue en Pedernales (Manabí), en la costa ecuatoriana, con una profundidad de 20 km. Rodrigo De Brito fue a ver sus compañeros del Club Colón que se iban a enfrentar en el clásico de la ciudad contra Portoviejo, por la 8° Fecha de la Serie B, pero el encuentro se suspendió de manera obligada mientras los equipos entraban en calor.

En dialogo con EL DEPORTIVO, De Brito explicó que la luz artificial del Estadio y de la ciudad se cortó y allí empezó todo: “La desesperación era inexplicable. Querías salir corriendo y no había un lugar seguro porque todo se caía. Pensé que no la contaba. Creía que estaba en una película o soñando”.

Lo más importante hoy pasa por llevar tranquilidad a familiares, amigos y allegados al entorno de Rodrigo De Brito que se encuentra bien y a la espera de ver como continúa todo allí en Portoviejo, una de las ciudades de la provincia de Manabi que más daños sufrió.