Home Futbol Primera División ¿Rendirse?, jamás
Primera División - 07/09/2017

¿Rendirse?, jamás

CUSA jugó el partido tal y como debía hacerlo, le faltó el respeto a Defensores en su cancha, realizó un desgaste físico muy grande, fue ganando el partido en tres ocasiones, pero el Loro, que no tuvo su mejor noche, encontró la manera de igualar cada vez que estuvo debajo en el score y le arrancó la ilusión al Universitario. La victoria en la ida terminó siendo determinante en la llave para que el equipo de Mario Finarolli acceda a la Final de la Liguilla.

El que se atrevió a pensar que la llave estaba cerrada después de terminar el partido de ida, cometió un grave error. Se puede decir que CUSA se aprovechó del momento anímico que atraviesa Defensores por conocer la derrota en dos partidos seguidos en el Federal B y anoche, tras el pitazo inicial del árbitro platense, Walter Ferreyra, de floja labor, puso en marcha el plan: dar vuelta la historia.

Franco Mestrallet, el mejor de la cancha, se lleva la pelota ante Leonardo Arrieta.

Algunos se acomodaban, otros intentaban entender cómo se paraban los equipos, cuando en la invernal noche de miércoles, Villalba buscó a Brusco con un pase profundo, el delantero entró al área y el achique de Ullua culminó con un inevitable contacto que el árbitro interpretó como falta y sancionó penal. La oportunidad inmejorable de abrir el marcador la tuvo, Mariano Parrillo, y con un derechazo fuerte y cruzado, a los 7’, adelantó a CUSA.

Parrillo adelantó rápidamente a CUSA, que se ilusionaba fuerte con revertir la historia.

Hasta ese momento, difícil de analizar la ventaja, ya que la única acción en profundidad derivó en un penal y de ahí la apertura en el marcador, pero Defensores no tardó en responder y tras sacar del medio, la jugada se situó por la izquierda y Iocco tocó con Testa, que se acomodó para su mejor perfil y pateó al primer palo de Plana, que voló, pero la acción estaba controlada. La desventaja puso en alerta y en confusión al Loro, que buscaba tener juego asociado, pero Bolognese estuvo firme en la marca y se supo complementar bien con Quiroz, ubicado como segundo marcador central, mientras que de a poco, en la mitad de cancha, la labor de Mestrallet, empezaba a ser importante.

Villalba quedó tendido en el piso después de disputar la pelota con Favergiotti. Debió ser reemplazado. Fue una baja importante para CUSA.

El intentar y no poder, le generó a Defensores un dolor de cabeza consigo mismo. Recién a los 24’, otra vez Iocco se encontró solo por izquierda, entró al área y tocó al medio para Testa, que sin marca, definió de cachetada a la altura del punto penal y le simplificó las cosas a Plana. Un rato más tarde, CUSA perdió a Villalba por lesión y Cervelo ingresó para reemplazarlo. Precisamente con un puñado de minutos en cancha, el joven delantero iba a ser partícipe de una linda acción de contra del Universitario, porque aguantó la pelota ante la marca y la cambió toda para la izquierda y allí, Giménez encaró hacia el centro y sacó un derechazo que superó a Ullua e impactó en el travesaño.

El desenlace no daba respiro. Era intenso y por momentos, de ida y vuelta. A Defensores las cosas no le salían como quisiera, hasta que Iocco, importante en la primera parte, superó a Gómez dentro del área y cuando se prestaba a enviar el centro, el lateral Universitario lo tomó del hombro, cometiéndole un claro penal que el árbitro sancionó. A la ejecución fue Feliciano Testa y remató fuerte, alto y al medio, encontrando la reacción de Plana, que se quedó parado, cacheteó la pelota, ésta dio en el travesaño y generó un rebote dentro del área que no lograron rechazar y Claudio Alessandro definió cruzado y fuerte, al ras del piso y a pesar del esfuerzo de Plana por desviar el remate, no evitó el empate.

Plana volvió a ser el verdugo de Defensores en los penales. Intuyó el remate al medio de Testa y con la complicidad del travesaño, impidió la conquista. Fue el cuarto penal atajado ante el Loro en el año y segundo a Feliciano.

La igualdad le dio algo de tranquilidad a Finarolli y sus dirigidos, pero no les duró mucho y el malestar volvió en un abrir y cerrar de ojos. A los 42’ de un tiro libre a favor, Defensores tuvo que ir a buscarla adentro de su arco, porque la pelota detenida no fue bien ejecutada, CUSA salió rápido de contra con Brusco por la derecha que metió el centro al punto penal y Cervelo se metió entre lo centrales, dominó la pelota, pero le terminó quedando un poco atrás y Giménez, entrando de frente, sentenció a Ullua con un derechazo fuerte al primer palo. Con el 1-2 se fue un primer tiempo cargado de emociones, con CUSA siendo real protagonista del partido.

Para no ser menos que la etapa inicial, el inicio del segundo tiempo volvió a trastocar la historia. Primero fue Daglio en encargado de avisar con un cabezazo a quemarropa que Plana mandó al corner por arriba del travesaño y en ese tiro de esquina, llegó el centro al primer palo que peinaron y por atrás entró Narbiloni para mandarla al fondo del arco y establecer la paridad. Un golpe duro para el Universitario que nuevamente quedaba dos goles abajo en el resultado gobal, mientras que en Defensores se respiró tranquilidad.

La mitad de la cancha pasó a ser una zona de libre acceso y a falta de mucho por jugarse, el trámite fue derecho al golpe por golpe, aunque Defensores acumuló más merecimientos de los que pudo concretar y por eso, la historia seguía abierta. A los 9’ Iocco volvió a ser nexo con Testa, que definió de cachetada y Plana, un poco desorientado del arco, alcanzó a tocar con el pie la pelota y el poste derecho se encargó de mandarla al tiro de esquina.

El buen trabajo de Claudio Alessandro y la vuelta al gol fueron importantes para la confianza del delantero que arrancó la temporada de atrás y en los últimos encuentros volvió a sumar minutos en el primer equipo. A los 12’, recibió el balón recostado por la izquierdo, se fue acomodando y tras meter una diagonal para el centro, sacó un derechazo cruzado que se fue del palo. Vaya si el fútbol se trata de concentración y aprovechar momentos, que un minuto más tarde, CUSA volvió a festejar. El envío con dirección al arco complicó a Ullua porque dio en el ángulo y no solo el arquero no pudo retener, sino que tampoco pudo evitar que la pelota volviera al medio del área y allí, Cervelo, de volea, la mandó adentro para que el Universitario se adelantara 2-3.

Con más de media hora por jugar, la serie estaba más que abierta, pero CUSA comenzó a padecer el inmenso desgaste. Primero fue Bolognese el que se acalambró y un rato más tarde fue Mestrallet, el mejor de la cancha, sin dudas. A pesar de eso, el Universitario siguió de pie y se las ingenió para salvarse de los embates del Loro. Iocco protagonizó una acción personal a pura velocidad por izquierda y entrando al área sacó un zurdazo cruzado que se fue apenas desviado. Finarolli movió el banco para afrontar lo que quedaba de partido y entraron, primero Gogó Naya y después Tisera.

En la parte final del juego, cuando CUSA mermó en ofensiva, Defensores entendió que era el momento de ir por el empate y sellar la clasificación. Así fue que se llevó por delante a un equipo que de pie, enfrentó dignamente el final de esta historia en la que fue protagonista cuando muchos suponían que sería partenere. A los 42’, Alessandro hizo todo bien, aguantó la pelota, esperó lo adecuado y la cambió toda a la derecha para Arrieta que estaba solo frente a Plana, pero optó por el pase atrás y Daglio, de frente, definió mal.

El empate estaba al caer, pero Defensores mostró mucha imprecisión a la hora de cerrar la jugada. Tisera fue importante los minutos que estuvo en cancha y él fue el creador de una nueva acción de peligro que terminó con la asistencia para Arrieta, que entrando por la derecha, pateó fuerte y cruzado, pero sin destino de red. Mucho creado, mucho merecido, pero lamentablemente, poco concretado para un equipo que terminó fastidioso y renegado consigo mismo.

El broche de oro lo otorgó, Gastón Ceccoli. El lateral derecho, ubicado en la mitad de cancha en el complemento, tomó la pelota y encaró a toda velocidad por su andarivel, se fue cerrando hasta ingresar al área y de frente al Plana, la picó sutilmente con destino de red. Un tremendo golazo, digno de un partido que ofreció mucho y que terminó con el Loro clasificando a la Final de la Liguilla y si bien logró el objetivo, habrá quedado disconforme con lo realizado, entendiendo que tiene con qué ofrecer algo más. Lo de CUSA fue muy valorable. El equipo de Gabriel Capaldi se llevó un aprobado del Carlos Testa, demostrando que cuenta con un potencial que aún puede seguir puliendo de cara al futuro.

Defensores 3
Lucas Ullua

Gastón Ceccoli – Franco Favergiotti – Ignacio Talavera – Guillermo Narbiloni
Agustín Naya – Leonardo Arrieta – Carlos Daglio – Nicolás Iocco
Feliciano Testa – Claudio Alessandro
DT: Mario Finarolli.

CUSA 3
Hernán Plana

Matías Gómez – Facundo Bolognese – Marcelo Quiroz – Claudio Sequeira
Franco Mestrallet – Mariano Figueredo – Leandro Giménez
Mariano Parrillo
Juan Brusco – Cristian Villalba
DT: Gabriel Capaldi.

Goles
5’ PT Mariano Parrillo, de penal (CUSA).

28’ PT Claudio Alessandro (Defensores).
42’ PT Leandro Giménez (CUSA).
3’ ST Guillermo Narbiloni (Defensores).
12’ ST Juan Cervelo (CUSA).
49’ ST Gastón Ceccoli (Defensores).

Cambios en Defensores
00’ ST Rodrigo Torres x Agustín Naya.

24’ ST Rodrigo Naya x Nicolás Iocco.
38’ ST Franco Tisera x Feliciano Testa.

Cambios en CUSA
30’ PT Juan Cervelo x Cristian Villalba.

35’ ST Juan Gómez x Facundo Bolognese.
37’ ST Javier Sciaini x Juan Brusco.

Suplentes en Defensores: Pablo Gizzi y Maximiliano López.
Suplentes en CUSA: Santino Herrera y Tomas Mastronardo.

Incidencias: 38’ PT Hernán Plana (CUSA), le atajó un tiro penal a Feliciano Testa (Defensores).

Juez: Walter Ferreyra.
Asistentes: Isaac Franco y Matías Gringoli.

No te pierdas

Colón (Ch) – Compañía, SUSPENDIDO

El partido que iban a disputar esta tarde, en Chivilcoy, desde las 17Hs., Colón frente a C…