Recuperó el trono

409 visitas
EDR

Defensores se consagró Campeón del Torneo Local 2018 a pesar de haber caído en la revancha frente a Sports por la mínima diferencia. El triunfo en la ida por 2-0 resultó decisivo en la llave y así, el Loro obtuvo su trigésimo primera estrella de su historia. A lo largo de la temporada, Defensores fue el mejor equipo y si bien se topó con un duro escollo como lo fue el Rojinegro, que forzó la Finalísima tras ganar la Liguilla, la balanza estuvo del lado del Barrio Central que festejó a más no poder.

Puño apretado, dientes rechinando y alguna que otra lagrima que está más que permitida. Se le dio. Defensores se sacó de encima todo eso que nadie quiere tener consigo y volvió a gritar Campeón. Atrás quedaron las frustraciones del 2016 contra El Fortín y la del último año frente a Sports. Precisamente ante el mismo rival, se tomó revancha en la presente edición del Torneo Local y ahora sí pudo disfrutar nuevamente de su cancha alegre con el público, la familia y los jugadores y cuerpo técnico, principales protagonista de esta historia que ayer tuvo su último capítulo en el Estadio Carlos Alberto Testa.

Las dos tribunas ofrecieron a sus equipos un hermoso recibimiento a puro color.

Antes de toda la euforia, hubo un partido que desencadenó en la fiesta del Loro, pero que tuvo situaciones cambiantes que fueron moviendo la balanza. Desde el inicio se mostró más incisivo Defensores con la clara intención de estirar la ventaja, pero en primer lugar Daglio resolvió una juagada con un remate que se elevó más de la cuenta y luego, tras un tiro libre que fue bien bajado de cabeza en el área mayor, lo encontró a Naya en posición clara para convertir, sin embargo, al igual que Daglio antes, remató muy alto.

Le costó hacer pie a Sports en la primera parte del juego. La inclusión de Lucas Chávez en la mitad de cancha al lado de Geoghegan y Toscano no tuvo, quizás, el fruto esperado y allí Defensores empezó a imponerse, aunque el arco de Mancilla, más allá de lo acontecido anteriormente, no sufría peligro. Enfrente, Gizzi era un espectador más, no obstante, cuando se jugaban 36’, un taco preciso limpió la jugada y Geoghegan metió un centro bárbaro desde la derecha que Ciraco conectó de cabeza, anticipándose a la marca, y cambiando la trayectoria del balón, lejos de Gizzi, para abrir el partido y alimentar la ilusión del Rojinegro.

0-1: Centro de Geoghegan y cabezazo al gol de Ciraco. Sports se ilusionaba.

Que Sports haya comenzado ganando el partido le dio a la serie un condimento especial. Defensores no debía dormirse y el Rojinegro, claramente iba a buscar aprovechar la motivación del 1-0 para sacarle el rédito que necesitaba para igualar el resultado global.

La lesión de Rodrigo Naya impactó a todos. El 10 del Loro se fracturó la tibia y peroné de su pierna izquierda.

Apenas tres minutos después, Rodrigo Naya e Isaias Toscano protagonizaron una acción muy desafortunada que derivó en una dura lesión para el futbolista Loro. En su afán de quitarse la marca de González de encima, Naya, recostado sobre la derecha, enganchó para adentro y la pelota se le fue un poco larga, llegando a ella junto con Isaias Toscano y allí, la acción dejó a Gogó tendido en el piso con claras muestras de dolor y pidiendo atención. El juego atinaba a continuar porque el árbitro Amiconi no vio falta, sin embargo, el desesperado reclamo de Naya por ser atendido requirió la inmediata detención de las acciones e instantes después se pudo constatar que efectivamente había sufrido una lesión ósea.

En la cancha no había ni médico, ni ambulancia. Tras lo ocurrido, la atención médica llegó a la cancha en seis minutos. Para lo que sucedió (lesión ósea), fue rápido, pero de haber sido otro tipo de complicación, quizás hubiera sido tarde. Teléfono para quienes toman decisiones. Hay cosas esenciales que no pueden faltar. No puede permitirse jugar un partido de fútbol sin médico y ambulancia; es tan o más importante que los arcos o la mismísima pelota.

Que sea fútbol amateur no significa que haya cuestiones que tengan “permitidas” pasar por alto. Si sucede en el profesionalismo, también puede suceder en una liga local y sea en donde sea, la presencia de un médico y de una ambulancia, tiene que ser en el fútbol igual de importante que la pelota. Si no está, no se puede jugar. Son futbolistas, pero debajo de esa camiseta (sea la que sea), hay una persona que tiene familia y que merece recibir atención médica si lo requiere, pero inmediatamente. En esta ocasión fue una fractura, que tampoco tiene nada de positivo, pero si algún jugador hubiera sufrido un golpe en la cabeza u algo más comprometido, el tiempo de espera hasta que la ambulancia llegue a la cancha, puede resultar fatal. Siempre se habla de este tema cuando algo sucede y afortunadamente, más allá de la lesión ósea que sufrió Rodrigo Naya, el futbolista de Defensores está bien y por estas ahora aguarda para operarse, pero siempre se juega con la vida cuando quienes ocupan las butacas importantes, se preocupan por otros ítems, quizás más personales, y no por brindarle a los futbolistas que componen la Liga, una mejora, en todo sentido.

Los altercados post lesión de Naya arrojaron tres expulsiones, todos ellos, suplentes: Chávez y Dorado en Sports y Carbajo en Defensores.

La ambulancia llegó a la cancha seis minutos después de que Naya cayó al piso y requirió atención. Teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, en esta ocasión particular, llegó bastante rápido, aunque seis minutos para otro tipo de complicación, es una eternidad. En total, el partido estuvo detenido por catorce minutos y cuando Amiconi reinició el juego, expulsó a tres futbolistas suplentes por el altercado entre los propios jugadores de ambos equipos tras la acción en cuestión. Vieron la tarjeta roja, Joel Chávez y Sixto Dorado, en Sports, mientras que en Defensores se fue expulsado, Iván Carbajo.

El 0-2 que no fue: Lombardo tuvo una inmejorable oportunidad para igualar la llave, pero no sucedió por muy poco.

Para el complemento, Lencina movió el banco y dispuso el ingreso de Gedda. Defensores tuvo que recomponerse anímicamente muy rápido, no solo por estar en desventaja sino por lo que generó emocionalmente, ver lo sucedido con Naya. Lo más importante del Comadreja llegó a los 13’ cuando Toscano se quedó con la pelota en terreno rival y rápidamente habilitó a Lombardo, quien corrió en diagonal al arco y sacó un remate cruzado y alto que se fue elevando ante la estirada de Gizzi y se fue rosado el travesaño. Pudo ser el 0-2, pero terminó siendo un mar de lamentos por lo desperdiciado.

Narbiloni pudo adelantar parte del festejo si metía esa palomita, pero le erró al arco.

A medida que el reloj corría, Defensores entendió que debía tener la inteligencia suficiente para no pasar sobresaltos y jugar con la desesperación de Sports. A los 18’ casi grita el empate porque González, que estaba en cancha desde el primer tiempo en reemplazo de Naya, ejecutó un buen tiro libre y Narbiloni, entrando solo por atrás y sin marcas, se tiró de palomita pero le erró al arco y así el Loro lamentó y mucho no tener en ese momento, el título casi asegurado.

Cuando el equipo de Dadea más necesitó estar lúcido para ir por el segundo gol, apareció el desgaste realizado y se empezó a sentir que no estaban en cancha ni Araya, ni Corti, ni Simaldone, ni el propio Chávez, expulsado desde el banco de suplentes en la primera parte. Así, el arco de Gizzi estuvo cada vez más lejos y Defensores encontró cierta tranquilidad. Sobre el final lo tuvo Miserda, pero la suerte no estuvo con él a la hora de definir.

Alegría, abrazos, emoción, lagrimas, todo fue permitido para disfrutar un nuevo título del Loro. 

El pitazo de Amiconi encontró a los dos mejores equipos del campeonato diferenciados por sus rostros. Defensores, con una mezcla de felicidad, revancha y porque no algo de impotencia también por lo que tuvo que pasar hasta volver a campeonar, mientras que del lado Comadreja, la desazón era visible. No hubo bicampeón en 2018, sino que el título esta vez se pintó de verde y amarillo. Defensores es el Campeón, Defensores, recuperó el trono.

Defensores de Salto – Campeón Torneo Local 2018.

Defensores 0
Pablo Gizzi

Gastón Ceccoli – Franco Favergiotti – Guillermo Narbiloni – Rodrigo Torres
Rodrigo Naya – Carlos Daglio – Nicolás Scarpitto – Franco Miserda
Sebastián Illoa
Feliciano Testa
DT: Marcos Lencina.

Sports 1
Luis Mancilla

Santiago Aliata – Luciano Basualdo – Joel Bernal
Agustín Lombardo – Isaias Toscano – Brian Geoghegan – Lucas Chávez – Diego González
Luciano Ciraco – Tobías Báez
DT: Gastón Dadea.

Gol
36’ PT Luciano Ciraco (Sports).

Cambios en Defensores
51’ PT Alan González x Rodrigo Naya.

00’ ST Kevin Gedda x Sebastián Illoa.
43’ ST Emanuel Ortíz x Feliciano Testa.

Cambios en Sports
23’ ST Augusto Acosta x Tobías Báez.

Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc.
Suplentes en Sports: Federico Verge y Matías Gómez.

Expulsados
49’ PT Joel Chávez (Sports) -Desde el banco de suplentes-.

49’ PT Sixto Dorado (Sports) -Desde el banco de suplentes-.
49’ PT Iván Carbajo (Defensores) -Desde el banco de suplentes-.

Juez: Bruno Amiconi.
Asistentes: Neri De Los Santos y Gonzalo Roldán.