¡Qué victoria, Gastón!

535 visitas
EDR

Gastón Fanucce, manejando el auto de su padre, ganó la Final de Pilotos Invitados de la categoría TC del Norte el fin de semana pasado en Arrecifes, donde se disputó la 4° Fecha del Automovilismo Zonal que fiscaliza Fedenor. Además, Gustavo Colombini debutó en el TC Zonal con un meritorio cuarto lugar y como invitado de Horacio Sánchez, arribó segundo. Un fin de semana sumamente positivo para los pilotos de nuestro medio.

Tras la conocida postergación por las inclemencias del tiempo, se pudo hacer realidad el último fin de semana la 4° Fecha del Automovilismo Zonal en el circuito costanero de la vecina ciudad de Arrecifes. Como comentamos oportunamente, esta nueva cita del deporte motor, fiscalizado por Fedenor, generaba en la previa gran expectativa ya que fue una competencia con pilotos invitados.

Se presentaron todas las categorías pero nos vamos a referir puntualmente a lo ocurrido en el TC del Norte y TC Zonal, donde hubo participación de pilotos saltenses. En la primera de las categorías mencionadas, en clasificación de pilotos titulares, Facundo Peluza se quedó con la pole. Javier Fanuce resultó sexto, Enzo Bailo séptimo y Horacio Sánchez, undécimo. En lo concerniente a volantes invitados Juan José Kelly se quedó con el mejor tiempo. Gastón Fanucce, invitado de su padre, Javier Fanucce finalizó tercero, Gustavo Colombini haciendo binomio con Horacio Sánchez finalizó cuarto y Martín Bailo, acompañando a su hermano, Enzo Bailo, ocupó el sexto lugar.

El Ford de Javier Fanucce, con el cual su hijo, Gastón, triunfó en la Final de Invitados del TC del Norte.

El arrecifeño Facundo Peluzza  ganó la final de titulares, logrando su tercera victoria en la categoría. Largó adelante y manejó a voluntad con total firmeza durante las catorce vueltas de la competencia. Sumo un nuevo triunfo y se consolida como el líder del campeonato. El volante local, Horacio ‘Tati’ Sánchez arribó octavo, Enzo Bailo décimo y Javier Fanucce, tuvo que abandonar por problemas mecánicos.

En la final de invitados nuestra ciudad tuvo una gran alegría. Adrian Farini, con el Chevrolet de Peluzza, superó en la largada de la prueba a Agustín, invitado de Kelly, quien lo escoltó hasta el noveno giro en que se produjo su abandono. Farini tenía todo controlado hasta faltando cuatro giros para el final, cuando una falla mecánica provocó su retraso. En ese preciso momento, Gastón Fanucce a bordo de su Ford, que mostró un gran ritmo con claras intenciones de dar lucha hasta el final, aprovechó la situación y cruzó la bandera a cuadros con la victoria consumada. Destacada labor de Gustavo Colombini quien finalizó segundo, con el auto de Horacio ‘Tati’ Sánchez, mientras que Martín Bailo, hizo abandono de la competencia.

Gustavo Colombini y Horacio Sánchez, titulares e invitados el uno del otro.

Con relación a lo ocurrido en el TC Zonal, la novedad saliente inicial fue la del retorno a los fierros de Gustavo Colombini, en este caso como piloto titular. A la hora de clasificar, el auto más rápido fue el de Fernando Iglesias, mientras que el representante local se ubicó cuarto. Posteriormente, en la clasificación de los invitados, Horacio ‘Tati’ Sánchez, a bordo del auto de Colombini, se posicionó quinto y el auto que manejó el mejor tiempo fue el de ‘Pichi’ Iglesias, en este caso, conducido por su hijo, José María ‘Morro’ Iglesias.

La competencia decisiva para los pilotos titulares tuvo como ganador a Darío Matkovich, quien rápidamente superó al poleman Iglesias y ambos protagonizaron una intensa pelea por el primer lugar que no tuvo modificaciones y los encontró cruzando la bandera a cuadros con solo 66 centésimas de diferencia; tercero fue Sergio Gianone y en la cuarta ubicación se ubicó el saltense, Gustavo Colombini.

La Final de Invitados, con largada invertida, el ‘Morro’ Iglesias se llevó el triunfo con el auto de su padre. Lo escoltó Carlos Rabanal con la unidad de Matkovich, mientras que Bruno/Gianone completó el tercer lugar del podio y el saltense, Horacio Sánchez, arribó cuarto con el auto de Gustavo Colombini.