Punto que vale

470 visitas
EDR

Defensores terminó sumando una unidad en su visita a Esteban Echeverría, luego de pasarla feo por momentos ante Camioneros que en el primer tiempo fue mejor y luego entró en la confusión que le permitió al Loro empardar las acciones. En su vuelta, Castagno contagió a sus compañeros para ir por los tres puntos, pero no sucedió para ninguno de los dos equipos, porque en el área propia, Gizzi fue figura.

Los jugadores del Loro se miraban entre ellos y no podían creer la magnitud de lo conseguido. Tras el pitazo final de Roberto Núñez, la igualdad fue motivo de celebración para todos. Si bien se logró un empate, permitió cortar con una racha adversa fuera de casa y además, comenzar el torneo de manera optimista lo que estimula de sobremanera.

Camioneros, con la firme obligación de recuperarse luego de la derrota del debut en Chivilcoy, buscó desde un primer momento inclinar la cancha en un piso sencillamente notable dentro de un complejo que asombra por sus instalaciones. Fue en el primer tiempo donde el equipo de Spontón sufrió más de lo previsto, nunca pudo entrar en sintonía y el uno a cero parcial terminó siendo beneficioso.

Con algo de viento a favor y a partir de la conducción del hábil Castillo y dos delanteros punzantes como Caggiano y Carrasco, Camioneros arrinconó a Defensores con un asedio permanente. Carrasco exigió a Gizzi con un remate a ras del piso que el arquero, gran figura y responsable absoluto del empate final, consiguió desviar al córner.

Camioneros-Defe-FedB-2

Minutos más tarde, el pito detuvo el juego reclamando al banco de suplentes de Camioneros atención médica por una dolencia muscular. Desde ese momento y tras la confirmación en el entretiempo de su lesión, el juez trató de llevar adelante las acciones como pudo, pero se le hizo imposible. Comenzó a dirigir desde lejos, tuvo contemplación con el juego brusco tomando como ejemplo una durísima infracción de Lozano sobre Defrancesco que dejo sus secuelas y aplicando la continuidad del juego se fue sacando toda responsabilidad en situaciones comprometidas. El temor, por ese tan mentado favoritismo, se fue haciendo evidente.

Camioneros siguió siendo ambicioso mientras Castagno trató de usar todo su potencial para contagiar al resto y Ermini, probó de media distancia pero con un remate que contuvo sin problemas el golero Vallejos. Luego lo tuvo Caggiano, pero no estuvo fino para definir una ocasión propicia y Gizzi volvió a intervenir con otra gran atajada. Tras un largo envío, Castillo bajo el balón con gran clase y sacó un violento remate que fue devuelto por el palo derecho.

Camioneros-Defe-FedB-3

A los 35’ tras un saque largo de Vallejos, Camioneros encontró a la defensa del Loro sin poder reaccionar y Caggiano no perdonó. Tras quedar mano a mano con Gizzi definió al palo derecho y abrió el marcador. Por todo lo mencionado la diferencia que si bien era mínima se ajustaba ampliamente y dejaba por cierto un panorama preocupante para los dirigidos por Spontón.

Ni bien comenzado el segundo tiempo, la respuesta de Defensores no se hizo esperar y con el golazo de Rodrigo Naya desde los vestuarios, nació otro partido. Con un minuto de juego y de arco a arco, Gizzi imitó a Vallejos, los centrales del once verde dudaron en rechazar y Naya, con un toque sutil, puso la redonda por sobre el cuerpo del arquero. Colosal definición.

Camioneros-Defe-FedB-4

El Verde sintió como nunca el impacto y de tener controlado el desarrollo se vio obligado a ponerse de nuevo el traje de protagonista, mientras que Defensores buscó salir de contra aprovechando los espacios. Por largos minutos, el arco de Gizzi fue un tembladeral.

Camioneros volvió a buscar sin claridad pero con mucho empuje acercarse al arco de enfrente y dispuso de opciones inmejorables. Mil rebotes en el área, Lozano pateó dentro del área sin marcas pero Gizzi nuevamente con todos sus reflejos, evitó la conquista. Más tarde, Caggiano, bien habilitado, picó a las espaldas de Perticarari y en el mano a mano, Gizzi otra vez cerró su arco.

Camioneros-Defe-FedB-6

Castillo, la figura en los orientados por Noto, se sacó muy bien la marca de encima pero remató apenas desviado y nuevamente Lozano, pecando por su torpeza, de manera poco creíble y de frente al arco, disparó afuera.

En Defensores se elevó la figura del Turco Castagno como lanzador y siendo ampliamente desequilibrante por velocidad y cambio de ritmo. Cuando encontró espacios, habilitó a Defrancesco que lamentablemente remató apenas por encima del horizontal.

Camioneros-Defe-FedB-5

En el tramo final, el Loro mostró firmeza en su línea de fondo y conservó la tenencia del balón con Saucedo que entró con buen pie, a su vez, Camioneros buscó sorprender con remates de media distancia que no surgieron efecto. La última gran chance para quebrar el score, estuvo en los pies de Naya y al media punta le falto tiza en su botín para que la redonda encontrara la red y se perdió por detrás del arco apenas por encima del travesaño. Pitazo final y para el Loro, un punto que vale.

Camioneros (Esteban Echeverría) 1
César Vallejos
Leonardo Lencina – Patricio Grgona – Matías Lozano – Ariel Seltzer
Germán Scamporrino – Facundo Alfonzo – Jonathan Argañaraz
Fabián Castillo
Emiliano Carrasco – Jeremías Caggiano
DT: Gustavo Noto.

Defensores 1
Pablo Gizzi

Franco Favergiotti – David Orellana – Juan Núñez – Marcos Perticarari
Carlos Daglio
Facundo Ermini – Guido Montero – Damián Castagno – Rodrigo Naya
Lucas Defrancesco
DT: Claudio Spontón.

Cambios en Camioneros
18’ ST Diego Ceballos x Leonardo  Lencina.
20’ ST Marcelo Benítez x Jonathan Argañaraz.
31’ ST Martín Dopazo x Germán  Scamporrino.

Cambios en Defensores
20’ ST Ezequiel Hazaña x Facundo Ermini.

24’ ST Gonzalo Saucedo x Guido Montero.
41’ ST Tomás Fernández x Lucas Defrancesco.

Suplentes en Camioneros: Lucas Arévalo, Leonel Formaggioni, Jorge Molina y Marcos Villalba.
Suplentes en Defensores: Lucas Ullúa, Guillermo Narbiloni, Gastón Céccoli, Leonardo Arrieta.

Goles
35’ PT Jeremías Caggiano (Camioneros).

1’ ST Rodrigo Naya (Defensores).

Juez: Roberto Núñez.
Asistentes: Alexis Cabrera y Jorge Rivas.