Problemas en el motor le negaron el podio a Ortelli

684 visitas
EDR

Guillermo Ortelli estuvo muy cerca de volver a subir al podio en Turismo Carretera, pero la rotura del motor se le impidió a poco del cierre en el TC. El piloto de nuestra ciudad hizo un gran trabajo durante todo el fin de semana correspondiente a la 11° Fecha del año de la máxima categoría del automovilismo argentino, sin embargo en la Final quedó a tres giros de subir al segundo escalón del podio, en el Autódromo “Ciudad de Paraná” de la provincia de Entre Ríos.

 

Después de volver a figurar entre los principales protagonistas en una clasificación, gracias al 3º puesto que logró con mucho esfuerzo, Guillermo encaró este domingo con mucha confianza y objetivo inicial de ganar su serie. En el tercer parcial supo contener el ataque de Adrián Oubiña en el comienzo para imponerse por 71ª vez en una serie de TC.

Como ganó la batería más veloz del día, el Séxtuple campeón de la especialidad largó desde la pole en la Final de la fecha. A su lado en la grilla se ubicó Diego Aventín, quien aprovechando toda la potencia de su Ford le peleó la punta en el arranque hasta que lo superó en la sexta vuelta, después de que Guille se pasó en el frenaje de la curva 2.

De ahí en adelante, Ortelli se dedicó a girar en un ritmo muy competitivo para no perderle pisada al Pumita y sobre la parte final, a 7 vueltas del cierre, utilizó todo el potencial del Chevrolet que alista JP Racing para presionar al líder y buscar una posibilidad de superación. Sin embargo, abandonó cuando entró en el giro 23 –de un total de 25- por la rotura de un balancín del motor que atiende Fabio Martínez.

De esta manera, el piloto de Salto quedó muy cerca de subir nuevamente a un podio de TC y ahora buscará lograrlo en las cinco fechas que restan en el campeonato 2013. La próxima fecha, la duodécima del año, será el 27, 28 y 29 del corriente mes en el autódromo “Rosendo Hernández” de San Luis.

Guillermo Ortelli: “Venía muy bien en la Final, el auto tenía un gran ritmo y me permitió pelear hasta que se rompió el motor. Sólo me complicó un poco una vibración que se presentó de mitad de carrera en adelante. Pero lo importante es que hacía rato que no estaba adelante, volví a ganar una serie (la anterior había sido en octubre de 2012, en Buenos Aires) y esto sirve mucho de cara a lo que viene. Agradezco a todo el equipo JP Racing, Ariel Lucesoli y Fabio Martínez por el trabajo. Buscaremos mantener el nivel de acá a fin de año para tener revancha en las carreras que quedan”.