Paso gigante

412 visitas

Defensores triunfó 2 a 1 en Olavarría ante Ferro Carril Sud con goles de Nicolás Fernández y Rodrigo Naya, había logrado la paridad parcial para el local Martín Carillo. El Loro obtuvo tres puntos fundamentales que le dan un poco aire y tranquilidad por esta semana en la Zona 6 del Argentino B.

Por: Mauricio Fernández Carranza (Radio UNO 89.3)

Fotos Gentileza: Martín Ojeda (GF Grafica Fotografica Olavarría)

 

En el fútbol, la mayoría de los partidos comienzan a definirse en la mitad de la cancha. Y juntar a Giamarchi con Maxi Blanco en la zona central fue una excelente decisión del técnico Finarolli (más allá de que lo haya hecho por obligación, producto de la ausencia de Arrieta, más que por convicción). 

En la previa, un punto en Olavarría era visto con buenos ojos por la gente del Barrio Central. Pero se cosecharon los tres y el Loro tomó vuelo.

El partido se presento favorable a Defensores desde el inicio. Porque la pelota pasó siempre por el mayor de los Blanco, porque Giamarchi aportó claridad al tenerla y sacrificio para recuperarla y porque Fernández y Salinas ganaron en velocidad a sus marcadores cada vez que lo intentaron.


Por afuera llegó el equipo de Salto cuando se lo propuso y el gol se veía venir. Por su parte Ferro Carril Sud no complicó a la última línea Lora y mucho menos a Lotuf, su arquero, que solo tuvo que revolcarse una sola vez en el primer tiempo para enviar al corner un remate de media distancia que le pico antes.

Candia, esta vez jugando como carrilero por izquierda robó, avanzo por su sector, habilitó al ‘Melli’ y este ganó en velocidad, levantó la vista y con un preciso pase atrás dejó a Nico Fernandez cara a cara con el uno de Ferro que definió a tres dedos, como los que entienden de esto para decretar la apertura del marcador.

Se esperaba una reacción de los locales pero nada de esto ocurrió, fue el Loro quien siguió teniendo las mejores posibilidades. Porque a este hermoso deporte se juega con la pelota, más allá de que algunos insistan con regalarla permanentemente. Y Defensores la tuvo, la administró bien y fue mejor, mucho mejor a su oponente. Con el uno a cero se fueron los primeros 45 minutos y el equipo de la calle Defensa se retiró aplaudido por la gente que hizo 400 km para alentarlo.

En la segunda parte se vio otro partido. Aunque los 22 jugadores eran los mismos. Pero Defensores se cayó desde lo físico, el local se fue para adelante, con más amor propio que ideas, pero complicó a la defensa del equipo de Salto, donde sobresalió Pringles. A Candia le comenzaron a ganar la espalda, Milla, de aceptable primer tiempo desapareció, y a Maxi Blanco ya no le respondían las piernas.


Se esperaba el ingreso de su hermano, Leandro, para aportar frescura, velocidad, quite, despliegue y algo de fútbol, pero fueron Gogó Naya y luego Reynoso los elegidos por Finarolli para tratar de enderezar el rumbo.

Con un mediocampo superado y sin un punta que pueda aguantar la pelota (Salinas era el único por características que podía hacerlo pero salió), la número 5 volvía una y otra vez al campo Loro. Y tuvo el empate Ferro dos veces, pero la suerte parecía estar del lado de Defensores hasta que Urzia volvió a ganar por su sector, envió un centro al corazón del área y el capitán y más peligroso del local Carrillo fusiló a Lotuf. Ya el empate no era injusto, y lo peor era que Defensores no tenía reacción, estaba contra las sogas, y solo lo salvaba que el local era entrega, corazón, pero pocas ideas.

Tuvo una contra el equipo de Salto cuando el Mago Blanco dentro del área por el sector derecho pincho la pelota por encima del uno local y la redonda se fue cerca del horizontal. Pero fue una jugada aislada, ya el empate, como antes de comenzar el pleito, se veía con buenos ojos. Pero faltando cuatro minutos vino otra contra por la derecha, un pase-centro de Giamarchi y una avivada del menor de los Naya quien se anticipó a los dos defensores, la controló con el pecho entrando por el corazón del área y remató al gol para alegría de todos los hinchas loros.

Dos a uno y ya no había tiempo para más. ¿Si fue justo? Tal vez sí, por lo realizado en los primeros 45 minutos, aunque el empate tampoco era injusto…Lo concreto, lo cierto, lo importante es que Defensores volvió a ganar y en condición de visitante. Ahora a aprovechar este envión anímico. El Loro no sólo que está vivo sino que levantó vuelo.

Ferro Carril Sud (Olavarría) 1
Senzacqua; Salías, Rosales, Basso, Franco Janson; Arena, Urzía, Gargaglione, Hugo Janson; Ferrara y Carrillo. D.T: Hugo Alves

Defensores (Salto) 2
Lotuf; Favergiotti, Silva, Pringles, Narbiloni; Milla, Giamarchi, Maximiliano Blanco, Candia; Fernández y Salinas. D.T: Mario Finarolli

Cambios en Ferro Carril Sud: Lanardo x Urcía, Sampaoli x Hugo Janson y Alonso x Arena.
Cambios en Defensores: Reynoso x Milla, Rodrigo Naya x Salinas y Leandro Blanco x Maximiliano Blanco.

Suplentes en Ferro Carril Sud: Vázquez, Morales, Benítez y Leiva.
Suplentes en Defensores: Gizzi, Cuello, Rafaelli y Balcarce.

Juez: Víctor González (Tandil)
Asistentes: Paulo Latu y Marcos Altamiranda.