Nicolás Navarrine: “Me parece que el que saltó para peinarla y meter el gol fue mi hermano Calú”

282 visitas

El 10 fue determinante en las dos finales y le dio el título a El Fortín nada más y nada menos que ante Defensores, el club que lo vio nacer futbolísticamente. Nico habló con EL DEPORTIVO y se emocionó por completo. Sobre la jugada que definió el partido, admitió que recibió ayuda del cielo, alguien que está tan presente en los festejos como toda su familia.

Se iba el partido. Alguno ya pensaba en los penales, pero el que siempre cuida la pelota esta vez fue protagonista con un gol de cabeza que desató la locura de todo l Fortín: “Por suerte entró… para alegría de todos nosotros y el sacrificio que hizo toda esta gente. Es algo inexplicable. La peino y cuando veo que Gizzi se queda parado y se mete la pelota fue una locura, no sabía qué hacer, lo miré al línea y cuando salió corriendo para la mitad de cancha fue impresionante”.

nnavarrine-1

La alegría es tanta que Navarrine no supo por donde comenzar a explicar lo que sentía: “Este grupo logró algo increíble como es que las canchas se llenen, llegar a una Final con Defensores, jugarle de igual a igual en la cancha de ellos, dijimos que había que jugarlo así y demostramos que somos un grupo que puede todo. Tengo diez guerreros más adentro de la cancha que dejan todo. En la defensa ellos meten y van en todas y tenemos un ganador que grita desde afuera que es mi viejo y estoy orgulloso de él y de toda mi familia. Si fuera por mi, me quedo a vivir en El Fortín”.

Consultado por si vivió el partido de manera especial teniendo en cuenta el rival que estaba enfrente, club donde arrancó a jugar, dijo: “Lo tomé como un rival más, porque si te pones con tantas vueltas te salen mal las cosas, entonces defendí la camiseta que me dio la posibilidad de jugar en Primera División y por suerte las cosas salieron y pudimos demostrar que sin plata también se puede”.

Nico vivió el partido antes de jugarlo, pero jamás imaginó el final que se terminó dando: “No pude dormir anoche, me imaginé el partido de mil maneras. Soñé con goles míos, de mis otros compañeros, pero nunca me imaginé esto así como se dio, con un gol sobre la hora. Me parece que fue de mi hermano Calú el gol, que saltó y la peinó. Es hermoso. No sé hasta cuando no voy a poder dormir pensando en todo esto que es muy lindo. Esto es una alegría para nosotros, un premio para todo el grupo que hizo el esfuerzo en cada práctica y esto sigue. Ahora vamos a querer superarnos mucho más”.