Nicolás Mateos: “No vi muchas convicciones como para convencerme de seguir”

442 visitas
EDR

El defensor habló en exclusiva con EL DEPORTIVO y manifestó por qué no jugará, al menos el Torneo Local, en Compañía: “Entrenan a las 13Hs y a las 18Hs y yo que trabajo en el campo no puedo venir en ninguno de los dos horarios porque me corta todo. Te diría que me cortaron las piernas con eso. Igualmente, con esos horarios es imposible en Compañía y en cualquier otro club”.

Fue uno de los pilares del Compañía 2014. Volvió a vestir la camiseta que lo vio nacer gracias a la confianza ciega que depositó en él Gabriel Capaldi. Mostró presencia, marca férrea y hasta colaboró con goles en el área rival. Pero la historia de Nicolás Mateos hoy parece ser una muy pocos imaginable.

Si algo no puede negarse es que Compañía el año pasado recobró el protagonismo que había perdido en el Fútbol. Recordando lo realizado en esa temporada, Mateos opinó: “El año fue positivo por el hecho de que cuando arreglé en Compañía, me habían dicho que se entraba al Torneo del Interior para armar el equipo para el Campeonato Local, pero no se descartaba llegar lo más lejos posible y después nos encontramos todos de golpe con una Final que hacía rato que no se daba y se perdió, pero bueno, para mi fue extremadamente positivo”

“En cuanto al Torneo Local se ganó una Etapa y después en el 6 Ligas se perdió en Cuartos de Final donde creo que Compañía hacía rato que no lograba eso o anda cerca, pero bueno, armando un balance, creo que fue demasiado positivo”.

En el último partido, Compañía cayó ante 9 de Julio de Chacabuco en un cruce que solo era de ida y sobre esa derrota que los eliminó, Mateos reconoce que las cosas no estaban saliendo como querían: “Tampoco fue casualidad que hayamos perdido. Veníamos pasando por penales, no se venía jugando del todo bien, solo teníamos contundencia en el arco de enfrente y se sabía que en cualquier momento podía pasar eso”.

Ya en 2015, un llamado telefónico cambió el rumbo de Mateos en Compañía: “La realidad es que me habló un directivo y me comentó si iba a seguir o que iba a hacer, a lo que le respondí que debía pensarlo porque el tema laboral no me lo permite, ya que Compañía entrena a las 13Hs y a las 18Hs y yo que trabajo en el campo no puedo venir en ninguno de los dos horarios porque me corta todo. Te diría que me cortaron las piernas con eso. En esos horarios es imposible en Compañía y en cualquier otro club”.

Sobre el tema en cuestión agregó: “Se me podría haber acomodado el tema horarios, pero convengamos que yo tampoco me presenté a entrenar, pero igual, a mí me hablaron unos 10 días después que habían empezado la pretemporada. Tampoco vi muchas convicciones como para convencerme”.

El adiós a Capaldi se transformó en un hola a Stankevicius. El marcador central reconoce no haber tenido una charla con el DT para tratar su continuidad o no en el Lagarto: “No por nada personal, ni mucho menos, al contrario, pero con Fito no fui a hablar porque no me daban los horarios por el trabajo y el horario en el que entrenan no me coinciden. Yo me voy temprano y vuelvo a la tardecita/noche del campo y la única manera de que yo pudiera hablar con él es a las 20 o 21Hs y sé que no van a hacer semejante movida por un solo jugador. Si se quisiera, se puede, pero bueno, no hubo otras respuestas y entonces no me queda otra que dedicarme al trabajo”.

Pensando en su futuro cerca, fue tajante con la respuesta: “En cuanto al Torneo Local, descarto jugar en Compañía. Voy a ver que pasa después, quien te dice que por ahí puedo jugar el 4 Ligas en algún lado y sino veremos que hacemos”.