Ni el tiro del final…

393 visitas
EDR

Defensores no pudo mantenerse como líder en su propia cancha. La derrota en manos de Juventud de Pergamino por 2-1 fue sin dudas un duro golpe para el Loro que no ocultó una vez finalizado el encuentro correspondiente al Torneo Regional Federal Amateur. Estuvo la posibilidad de empatarlo en el tiempo adicional, pero Bianchi le atajó el penal a Gogó Naya y todo fue desolación. Ahora, deberá esperar que Regatas trunque a Juventud en la próxima fecha para llegar al último compromiso con posibilidades de seguir en carrera.

No es ninguna novedad que el año pasado producto de la pandemia, el plantel Loro sufrió bajas muy importantes y que, a raíz de ello, el técnico Jorge Reynoso tuvo que trabajar con un plantel corto. Teniendo en cuenta esto, la expulsión en el juego anterior que sufrió Agustín Garay frente a Regatas de San Nicolás más la lesión de Guillermo Narbiloni, puso en evidencia las dificultades para encontrar remplazos en la línea de volantes de contención y como estructurar la línea de fondo, pensando en Juventud.

Para definir el once titular, Favergiotti volvió nuevamente a ocupar un lugar en la zaga central con apenas un par de entrenamientos luego de regresar de vacaciones; a Agustín Lazatti le costó horrores ser de utilidad ya que no siente la función de marcar y menos presionar y le sumamos la incursión de Lavie desde el minuto cero tras una muy prolongada inactividad y apenas recuperado de una lesión. Citamos estos ejemplos, porque en la primera mitad el Loro padeció el desarrollo frente a Juventud y hasta pudo irse al descanso con un resultado muy adverso.

En la vereda de enfrente, los dirigidos por Antonetti llegaron a Salto con el claro objetivo de quedarse con el triunfo. En una tarde muy agobiante con alta temperatura, el desarrollo ganó en intensidad desde el primer minuto. Rodrigo Naya combinó con Testa que remató esquinado bien resuelto por Bianchi que la desvió al tiro de esquina. Como respuesta, Martínez, de gran primera mitad, se encontró mano a mano con Gizzi que amortiguó el remate y sobre la línea de sentencia apareció Peratta para evitar la apertura en el marcador.

Juventud se propuso ser un equipo ancho utilizando con criterio las bandas y así logró abrir el partido. A los 13′ surgió la perfecta habilitación para Montero que recibió sin marcas dentro del área grande, Gizzi contuvo a medias su remate pero tras el rebote, el delantero empujó la redonda al fondo del arco. Defensores casi que ni sintió estar en desventaja porque solo tres minutos más tarde, conoció la igualdad: Lavie hizo el lateral buscando la posición de Miserda dentro del área mayor y el árbitro Doussouk, interpretó que el defensor Jorge tuvo contacto con el delantero e inmediatamente, decretó la pena máxima. Allí fue Feliciano Testa para encargase de la falta con un violento remate.

Rodrigo Naya pudo desnivelar: primero con un tiro libre apenas desviado y luego, recibiendo un centro pasado y midiendo el remate que por escaso margen, no fue efectivo. Tras el lógico descanso por el excesivo calor, Juventud sacó provechó. Montero habilitó al talentoso Martínez, que en el primer tiempo hizo daño por el sector de Lavie y a los 27′, previo a ingresar por el costado derecho, saco un remate a ras del piso algo débil pero que Gizzi no pudo contener.

Aun estando 2-1 arriba, el Celeste no se privó de seguir pensando en el arco rival. Posteriormente, fue Montero que en tres oportunidades pudo aumentar el score pero no estuvo fino en la definición. En primer término, tras buscar su mejor perfil y sacando un remate que encontró en el camino a un rival. Luego, con un disparo que llevaba destino de red y se perdió apenas sobre el horizontal y finalmente, Caravaca vio adelantado a Gizzi y su definición se incrustó en el travesaño dejándole a Montero el rebote quedo servido con todo el arco a disposición, pero remató desviado.

En el segundo tiempo se vio otra historia. Buscando cuidar la ventaja y sabiendo del peso específico de los tres puntos, Juventud resignó a pensar en el arco de enfrente, le entregó a Defensores la posesión del balón y el lógico protagonismo. Viendo esto, el DT Reynoso optó por Roldán e Illoa como relevos, siendo el delantero ampliamente decisivo. El terreno de juego se inclinó definitivamente, pero al llegar al área de enfrente, las ideas del loro se fueron desvaneciendo. No hubo manera de sortear el cerco que propuso el Celeste ni siquiera, con un hombre de más por la expulsión de Alcaraz.

El árbitro del partido, con un desempeño muy poco feliz fue, poco a poco, influenciado por todo el entorno. Bien es sabido que cuando un juez cobra protagonismo, el partido tiende a descarrilarse. Cuando ya se jugaban 51′ y nada parecía hacer torcer la historia, llegó lo inesperado. Testa recibió la habilitación y cuando se disponía a definir, recibió una durísima infracción por parte de Lazzari que le costó la expulsión al defensor. Penalazo.

Feliciano, el eterno goleador de Defensores, habitual encargado de ejecutar los penales, quedó tirado en el campo de juego dando muestras de dolor y no se pudo recuperar para hacerse cargo de la definición, por ende, fue Rodrigo Naya, quien tomó la determinación de patear. Estaba en sus pies, la posibilidad de sellar el empate que, por merecimientos, se hubiera acercado a la lógica. Lamentablemente para él como para todo Defensores, su remate esquinado, encontró una brillante respuesta del arquero Bianchi y así la posibilidad del agónico empate desaparecieron en un instante.

NAYA TUVO EL 2-2 EN LA AGONÍA DEL PARTIDO PERO BIANCHI LO IMPIDIÓ.

Las dos veredas se vieron fotografiadas en una misma postal. Juventud festejó a más no poder los tres puntos que lo dejan como único puntero de la Zona 1 y ahora dependiendo de si mismo para clasificarse y un Defensores que acumuló impotencia. No pudo ni supo cómo quebrar a su rival y ni siquiera, la pena máxima estuvo de su lado. Como entonaba el popular ‘Polaco’ Goyenetche en la letra del tango Desencuentro, Defensores ya tenía escrito que ni el tiro del final le iba a salir.

Defensores 1
Pablo Gizzi
Patricio Lavie – Franco Favergiotti – Cristian Luquez – Leandro Peratta
Agustín Lazzati – Alan González – Franco Miserda
Rodrigo Naya
Feliciano Testa – Gastón Medina
DT: Jorge Reynoso.

Juventud (Pergamino) 2
Agustín Bianchi
Ramiro Tecco – Ramiro Jorge – Felipe Ruiz Tozzi – Nicolás Alcaraz
Brian Cascardo – Iván Caravaca – David Rubio – Darío Martínez
Guido Montero – Ignacio Díaz
DT: Adrián Antonetti.

Goles: 13’ PT Guido Montero (Juventud), 16’ PT Feliciano Testa, de penal (Defensores) y 27’ ST Darío Martínez (Juventud).

Cambios en Defensores
Sebastián Illoa x Agustín Lazzati.
Matías Roldán x Patricio Lavie.
Agustín Naya x Franco Miserda.

Cambios en Juventud (Pergamino)
Cristian Fornillo x Brian Cascardo.
Fernando Movio x Ignacio Díaz.
Pablo Suárez x Ramiro Tecco.
Augusto Lazzari x Darío Martínez.

Suplentes en Defensores: Lucas Ullua, Nicolás Iocco, Tobías Aguilar y Kevin Gedda.
Suplentes en Juventud (Pergamino): Tobías Francioni, Augusto Paganelli y Luciano Ruiz.

Expulsados: Nicolás Alcaraz y Augusto Lazzari, ambos en Juventud (Pergamino).

Incidencias: 52′ ST Agustín Bianchi (Juventud), le contuvo un tiro penal a Rodrigo Naya (Defensores).

Juez: Karim Doussouk.
Asistentes: Daiana Ilari y Agustín Novillo.