Milrayitas de emoción

424 visitas

El Atlético Alumni se quedó con la primera victoria de la temporada jugando como visitante en su cancha frente a Valacco FC por 2-1, en el partido que abrió la 7° Fecha del Torneo Local, última de la primera rueda. El partido tuvo a dos elencos sedientos de tres puntos y por tal motivo se dio un desenlace cargado de emotividad y también de jugadas muy protestadas. Con este resultado, los dirigidos por Héctor Aguirre dejaron el fondo de la tabla y empiezan a levantar vuelo.

Fotos: Rhovertto Kuvilla

El gran festejo del cuerpo técnico en el segundo gol del Atlético, explicó gráficamente cuanto se esperaba por una victoria. En las últimas dos fechas, los dirigidos por Héctor Aguirre habían acumulado méritos para alzarse con los tres puntos. Recién ayer, en un encuentro donde inclusive Valacco FC hizo todo y algo más para no quedarse con las manos vacías, Alumni pudo plasmar su primer triunfo.

Antes de arrancar con las acciones, se hizo un minuto de silencio por la infortunada desaparición física de William Orestes Rojas, jugador de fútbol infantil del Club Sports Salto. Desde este medio, acompañamos a su familia en un momento de profundo dolor.

Albirrojos y Violetas, protagonizaron un partido muy entretenido en donde estaba en juego, ni más ni menos, que abandonar los últimos puestos de la tabla. Sobresalió que entregaron todo y no se guardaron nada. Es cierto que uno se fue con una sonrisa de oreja a oreja y el otro, masticando fastidio e impotencia, pero para la buena cantidad de hinchas, el desarrollo fue sumamente emotivo.

1-0: Leonel Cabrera, siempre con el arco entre ceja y ceja, aprovechó el rebote en el poste tras el remate de Moreyra y puso en ventaja al Violeta.

Aprovechando por momentos el viento a su favor en la primera mitad Valacco FC, que hizo las veces de local en el Estadio Rafael Giampietri, mostró de movida ser más intenso. A los 16’ partió el pelotazo largo y tanto los defensores como el arquero de Alumni fueron ganados por la confusión, entonces Moreyra sacó provecho de esto pero su remate, con ángulo cerrado, fue devuelto por el palo derecho y quien capturó el rebote fue Cabrera, que con certero remate puso el uno a cero. Casi inmediatamente, Simaldone ejecutó el tiro de esquina y el arquero Aguirre, se tuvo que esforzar demasiado para desviar la redonda.

Alumni, estaba sorprendido pero inesperadamente, encontró la igualdad. Se cumplieron 25’ cuando Brites y Durán, dentro del área grande del Violeta, se empeñaron en apropiarse del balón en un forcejeo de los que habitualmente se ponen en evidencia en gran cantidad. El árbitro Bonomi, muy cerca de la maniobra pero en una decisión largamente dudosa, interpretó infracción del defensor y cobró penal. Instantes después, Ochoa lo cambió por gol con impecable definición abriendo su pie diestro y engañando a Lobo que eligió el otro costado.

1-1: Axel Ochoa, abrió su pie diestro y engañó a Lobo para empatar el partido. En el festejo, abrazó a su padre.

El empate parcial, alimento las energías del Atlético. En una buena combinación entre Durán y Ochoa, este último metió un cabezazo con destino de red pisando el área chica y el arquero Lobo estiró todo su cuerpo para desviar la trayectoria y tras rosar el palo izquierdo, se perdió afuera. A continuación y en dos oportunidades, Valacco desperdició chances inmejorables. Simaldone quedó mano a mano con el Aguirre pero su remate, débil y anunciado, no arrojó consecuencias. Posteriormente, Viera desde afuera del área grande sacó un violento remate, el arquero desvió a medias con la ayuda del travesaño y debajo de los tres palos Cabrera, de manera poco creíble, remató por encima del horizontal.

El complemento mostró más dinámica. Siguieron siendo ambiciosos pero con una lucha permanente por hacerse del balón en la zona media. Ferreyra probó de media distancia apenas desviado. Luego, entre mil piernas apareció un despeje salvador en el área del Violeta. Siguió intentando Alumni con el juego aéreo pero sus buenas intenciones, no prosperaron. La respuesta de Valacco no se hizo esperar. Cabrera le ganó a su marcador, encaró hacia el área de enfrente y cuando tenía a Moreyra mejor ubicado, se nublo y remató muy desviado. Surgió el córner desde el sector derecho buscando el segundo palo, Brites utilizó toda su altura y su cabezazo recibió una gran contención de Aguirre.

En los minutos finales, el partido tuvo alto voltaje. A los 39’ Durán, siempre muy activo, compañero ideal de Ochoa en una dupla que alterna buenas y malas pero que da motivos para ilusionarse, superó a su marcador en velocidad, alcanzó a tocar el balón por sobre la humanidad de Lobo y pese al esfuerzo del arquero, que alcanzó a desviar a medias, la redonda viajó al fondo del arco: 2-1 y locura generalizada de jugadores, cuerpo técnico e hinchas.

1-2: Durán apareció en el tramo final del partido y con mucho oportunismo terminó festejando el gol de la victoria.

Alumni festejaba el triunfo parcial pero en el desenlace aún quedaba más acción para esta película. Como un león herido, Valacco fue por la igualdad. Cabrera fue a buscar el pase por elevación, Aguirre salió a despejar la acción de riesgo y se produjo el choque entre ambos dentro del área grande. El 9 del Violeta, quedó desplomado en el suelo manifestando claras muestras de dolor, mientras que el arquero del Albirrojo, también mostró secuelas del impacto.

La jugada que despertó la polémica en los minutos finales. Todo Valacco FC reclamó penal de Aguirre a Cabrera.

Desde nuestra posición en el campo de juego y más allá de que ofrecimos a los dos jugadores la posibilidad de expresarse, consideramos que hubo infracción sobre Cabrera. Cabía sancionar la pena máxima y sanción disciplinaria para el arquero. Si bien el primer asistente Carlos Chee no hizo declaraciones formales comento fuera de micrófono que, en su caso, hubiera juzgado la acción con la pena máxima y tarjeta roja, para Aguirre. En este caso, el árbitro principal, Martín Bonomi, no interpretó la acción de la misma manera. Hizo reanudar el juego y todo siguió como si nada hubiera pasado. Con ese panorama, uno de los entrenadores de Valacco FC, Héctor Concilio, le hizo saber todo su enojo al juez y se fue expulsado.

Alumni aprovechó el momento de desconcierto de su rival y Ochoa, en dos oportunidades, y luego Durán, estuvieron a punto de estirar la ventaja. El final, mostró a todo Alumni dominado por una profunda felicidad. Hubo desahogo Albirrojo.

Valacco FC 1
Sebastián Lobo
Ezequiel Torre – Gustavo López – Arturo Brites – Federico Acevedo
Sebastián Paniagua – Jonathan Viera – Leonardo Ramos – Brian Simaldone
Lucas Moreyra – Leonel Cabrera
DT’s: Héctor Concilio y Jorge Etcheto.

Atlético Alumni 2
Emanuel Aguirre
Federico Sosa – Emanuel Puchetta – Juan Castillo – Franco Bereterbide
Lucas Delfrade – Jonathan Ferreyra – Carlos Coria – David Barrientos
Axel Ochoa – Joaquín Durán
DT: Héctor Aguirre.

Goles: 16’ PT Leonel Cabrera (Valacco FC), 26’ PT Axel Ochoa, de penal (Alumni) y 39’ ST Joaquín Durán (Alumni):

Cambios en Valacco FC
Enzo Campi x Leonardo Ramos.
Ezequiel Castaño x Luis Torre.

Cambios en Atlético Alumni
Gastón González x David Barrientos.
Damián Altamiranda x Federico Sosa.
Cristian Balmaceda x Juan Castillo.

Suplentes en Valacco FC: Brian Gutiérrez, Néstor García Blanes y Emiliano Torre.
Suplentes en Atlético Alumni: Ezequiel Iris y Diego Rodríguez.

Expulsado: Héctor Concilio (DT Valacco FC).

Juez: Martín Bonomi.
Asistentes: Carlos Chee y Soledad Precone.

Sub 23: Valacco FC 1-3 Atlético Alumni.