Mario Finarolli: “Me voy a descansar”

473 visitas
EDR

El ahora ex entrenador de Defensores habló con el plantel que consiguió como primer y gran objetivo mantener la categoría en el Torneo Argentino B y en una breve reunión, les comunicó su decisión de alejarse del club aduciendo principalmente inconvenientes de índole personal. Antes de retirarse eligió los micrófonos de EL DEPORTIVO para explayarse hasta la próxima.

 

Sobre la decisión tomada expresó: “Las distancias, viajar hasta 200 kilometros por día fueron los motivos que aceleraron mi determinación. Ya les había comunicado a los directivos que cuando finalizará esta Primera Fase y tras el compromiso de mantener al club en la divisional, mi deseo era dejar el cargo”.

“Vuelvo a Junín, mi ciudad, con la sola pretensión de descansar un poco y después voy a ponerme analizar propuestas, porque lógicamente yo vivo de esto. En Defensores siempre me sentí como en mi casa y a cada momento se pone en vigencia aquel refrán que dice: “El que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen”. Además, queda al frente del equipo un gran amigo como es Jorge (Etcheto) y siempre voy a estar dispuesto para darle una mano”.

“Quiero reacomodar un poco mis cosas, tuve varios inconvenientes personales en este último tiempo y necesitaba parar para cargar las pilas y empezar de nuevo. Me llegaron varias propuestas que no las atendí porque mi cabeza estaba en Defensores pero ahora, voy a ponerme a pensar que es lo que más me conviene”.

“El balance de la campaña es positivo porque todo primer año es muy difícil, ya nos pasó lo mismo. Uno no conoce la divisional y tampoco  a los rivales. De visitante no tuvimos una buena perfomance, pero tampoco nos ayudaron factores ajenos a nosotros. Por eso mantenerse ha sido muy importante porque ahora con un par de refuerzos y con las experiencias vividas, uno se prepara de otra manera”.

“Hay cosas que no me gustaron. Por ejemplo que se hayan ido jugadores a los que yo quería darles una mano acá y al no tener contrato, el club tenía la libertad para decidir si se quedaban o no. Hubiera querido tener otro preparador físico pero por cuestiones económicas no se pudo. En el balance fueron más las buenas que las malas”.