Mala puntería

350 visitas

Defensores empató 0 a 0 como visitante en Carlos Casares ante Argentino Agropecuario en el marco de la 19° Fecha de la Zona 6 correspondiente al Torneo Argentino B. El Loro no estuvo fino en la definición y sumado a los errores del pito no pudo romper el cero para traerse a Salto los tres puntos que mereció.

Fotos Gentileza: Diario El Oeste de Carlos Casares

Defensores viajo a Carlos Casares con la clara intención de sacar el mejor resultado porque como habíamos adelantado en este portal era imprescindible sumar. Y si bien al cabo de los 90’ pudo cosechar un punto por actitud,  la decisión de pensar en el arco de enfrente y  la superioridad mostrada en el segundo tiempo, hizo amplios merecimientos para quedarse con la victoria.

A diferencia de la deslucida performance exhibida ante Villa Mitre hace quince días, los dirigidos por Finarolli produjeron un vuelco importante y si el de ayer es el camino elegido para mantener la categoría, las chances son mayores.

Arrancó mejor el dueño de casa con un cabezazo de Alpini Aita apenas desviado. Pero la respuesta no se hizo esperar y Fernández, tuvo su chance con uno de sus fuertes el remate de media distancia y la redonda se fue muy cerca del palo derecho.

El circuito de juego que armaban Solaberrieta, Reyes y Costa Corbo se imponían en la zona media donde Arrieta no conseguía estar fino en la recuperación de la pelota, Maxi Blanco no podía ejercer la tenencia de la misma y Milla perdía en todas las divididas. Sin embargo, en una contra precisa y profunda entrando por el medio del área  Milla quedo mano a mano con el golero Luna pero se apuró más de la cuenta en definir y terminó desperdiciando una chance inmejorable.

Salinas tuvo también una clara aproximación pero cuando se acomodó para su mejor perfil no pudo con la marca.

El hábil volante ofensivo Reyes, a diferencia de lo que había ocurrido en la primera rueda en el Carlos Testa donde fue la gran figura de la cancha, apareció en cuentagotas y Agropecuario sintió mucho su falta de protagonismo. Pero el Pelado aprovechó un regalo de Pringles que en su afán de querer salir jugando perdió el balón, este  la cedió al medio del área y nadie entró para empujarla a la red.


Posteriormente Urquijo quedó mano a mano con el uno Lotuf pero el arquero, muy rápido de reflejos, evitó la caída de su arco.

En el segundo tiempo hubo un solo equipo en la cancha. A partir de la solidez defensiva mostrada por Silva, con Blanco y Candia aportando dinámica y precisión y la inquietante presencia en ofensiva de Salinas y Fernández, Defensores borró a su rival y mereció quebrar el resultado a su favor.

En la ocasión más clara casi desde los vestuarios el mellizo Gregorio sin oposición quedó mano a mano con el arquero y de manera increíble su definición se fue besando el poste izquierdo. Más tarde Candia intentó sorprender con un remate apenas desviado sobre el travesaño. Fernández se apuró en definir entrando por el segundo palo y en el juego aéreo, también hubo acercamiento al arco de enfrente para poder torcer la historia.

Parráfo aparte para el árbitro Carlos Alfonso y sus asistentes. Primero y principal no debieron jugar el partido en una cancha que uno no encuentra explicación de cómo fue habilitada para un partido de un torneo argentino B. En el medio de un descampado, al lado del cementerio y con tribunas que ni siquiera pueden ser utilizadas para fútbol infantil.

Luego dentro del desarrollo permitiendo hasta el hartazgo el juego brusco sobre Salinas principalmente, con reiteradas infracciones de Caldiero, Márquez y Curuchet que lo “atendieron” sin contemplaciones y apenas,  como ya era muy alevoso, se jactó en amonestar.


En el segundo tiempo se produjo una jugada que preocupo y mucho por la intencionalidad de Urquijo en perjuicio de Franco Favergiotti que posteriormente, con los estudios realizados, se comprobó que no existía una lesión ósea.

Alfonso sostuvo la tarjeta roja en su mano por largos minutos que era lo mínimo que le cabía al delantero de Argentino Agropecuario, pero cuando observó que se calmaron los ánimos se la guardó en el bolsillo y aplico el “Siga, siga”.

Y para culminar una jornada negra, en el mejor momento de Defensores y cuando debería haber jugado no menos de siete minutos de recuperó solo adicionó algo más de dos minutos provocando como era de imaginar, el lógico fastidio de los jugadores del Loro.

El conjunto de Barrio Central no pudo quedarse con los tres puntos como hubiera querido y para lo que acumuló méritos suficientes pero trastocó mucho su imagen y para este plantel, de cara a lo que se viene, es un síntoma muy positivo.

Argentino Agropecuario (Carlos Casares) 0
Luna; Márquez, Caldiero, Curuchet, Alpini Aita; Reyes, Solaberrieta, Sellanes; Costa Corbo; Rodríguez y Urquijo. D.T: Néstor Zerrillo

Defensores 0
Lotuf; Favergiotti, Pringles, Silva, Narbiloni; Milla, Arrieta, Maximiliano Blanco Candia; Fernández y Salinas. D.T: Mario Finarolli.

Cambios en Argentino Agropecuario (C.C.): Sicuelo x Sellanes, Buratini x Rodríguez y Fernández x Reyes.

Cambios en Defensores: Giamarchi x Favergiotti, Brusco x Milla y Banegas x Salinas.

Suplentes en Argentino Agropecuario (C.C.): Quebedo, Funes, Todino y Palacios.
Suplentes en Defensores: Plana, Abril, Leandro Blanco y Testa.

Juez: Carlos Alfonso
Asistentes: Héctor Juarez y Darío Delgado