Luis Forzano: “Gracias a Dios no tuvimos ningún herido”

511 visitas
EDR

El DT de B.A.P. de Junín atendió el llamado de EL DEPORTIVO y contó lo que junto a su plantel vivió anoche, en Chacabuco, luego de derrotar 3 a 2 a San Martín, por la Zona C del 4 Ligas. Post partido, apedrearon la traffic que trasladó al plantel. Bochornoso: “La policía estaba ahí y no atinó a hacer nada. Después nos escoltaron hasta la ruta, pero el daño ya estaba hecho. Acá la Comisión Directiva de San Martín no tiene nada que ver, pero son perjudicados por 4 o 5 malvivientes, que no piensan en nada”.

“Gracias a Dios no tuvimos ningún lastimado, ningún herido, nada”, explica Luis Forzano, DT del BAP de Junín, y luego agrega: “Pero siempre es ‘No pasó, pero podía haber pasado’. Tenemos que, en conjunto con la policía y los clubes, tratar de que no pasen estas cosas, que el control sea un poco más intensivo, porque a lo único que lleva es que por ahí el único perjudicado sea un club que no tuvo nada que ver”.

Prácticamente que ni el 2-0 que levantó BAP en cancha ante San Martín se pudo disfrutar, porque el Ferroviario ganó 3 a 2, volvió a la cima de la Zona C, pero cuando se retiraba del Isidro Toto Ranale, fue víctima de una agresión al medio de transporte que lo trasladó a la vecina localidad: “El chofer estaba solo en la traffic esperándonos y se encontró con un grupo de 4 o 5 chicos de 15, 16, 17 años que le rompieron los vidrios de la traffic y estaban los policías ahí. El operativo no había terminado, pero la policía no hizo nada, no atinó a nada. Los chicos salieron corriendo, se cruzaron al FONAVI (NdR: Fonavi es el nombre de un Barrio en Chacabuco) ahí enfrente de la cancha. Después la policía nos escoltó hasta la ruta, pero el daño ya estaba hecho”.

“Todo lo ocurrido fue afuera de la cancha, porque adentro y en pleno partido, no pasó nada. Fue un partido de fútbol normal, con faltas, como en cualquier partido, pero después las agresiones las recibimos, no todos nosotros, sino los chicos que estaban ahí cerca de la traffic y el muchacho que manejaba. Ahí afuera no tuvimos seguridad de nadie”.

“Después de lo ocurrido, el chofer averiguó con un oficial cuando demoraba hacer la denuncia y al responderle que entre una hora y media y dos horas, decidió partir para Junín, teniendo en cuenta que esto ocasionaría volver demasiado tarde y mañana todos trabajamos, así que la iba a hacer hoy en Junín a la denuncia”.

“Quiero resaltar que la Comisión Directiva del Club San Martín no tiene nada que ver, porque la atención para con nosotros en el partido y durante el mismo fue bárbara, pero son perjudicados por 4 o 5 malvivientes que no piensan en nada, sino en agredir en cualquier persona sin importarle el deporte. No saben a quien perjudican, sino que son personas que no piensan directamente”.