Loro Carnaval

412 visitas

Defensores derrotó como visitante a Compañía por 4 a 1 en el Superclásico de la ciudad que dio fin a la 5° Fecha. Se hicieron presente en la red Feliciano Testa y Jorge Reynoso, ambos en dos oportunidades, mientras que para el Verde anotó Juan Cruz Orsinger; fueron expulsados Joaquín Orrego y Rodrigo De Britos. Lo bochornoso fue la suspensión del encuentro a los 33’ del ST por provocaciones de la parcialidad local para con los visitantes.

Fotos: Luis Carmona

 

Fue Defensores quien por el peso propio de sus jugadores más dotados sacando provecho de técnica individual y errores defensivos incomprensibles, se alzó con una goleada por cuatro a uno que potencia aún más los méritos de mirar a todos desde arriba.

Compañía en el primer cuarto de hora superó ampliamente a su rival por velocidad, dinámica y juego asociado; pero se olvidó en los vestuarios aquella predica que dice: “Las oportunidades que vos desaprovechas se las terminas regalando al contrario”.

Su jugador emblema Nicolás Colombini tuvo una noche nada feliz  y partiendo de esta base, el único delantero del Lagarto tuvo tres chances claras de abrir el marcador resaltando un mano a mano con Plana pero en todas careció de eficacia. Demasiado si se mide los quilates del adversario.


Defensores poco a poco fue saliendo del asedio y empezó a tomar el control del partido ejerciendo mucha presión cuando su oponente intentaba salir con pelota dominada desde la zona media. Valenzuela, el volante central Verde, fue otro punto muy bajo en el funcionamiento del once de Pascual y para el dibujo táctico que pretende llevar adelante termino siendo determinante.

A los 21’ aprovechando un tiro libre Reynoso colocó la redonda a unos veinticinco metros del arco defendido por Ripoll y con notable pegada la puso en el ángulo. Un golazo impresionante de alguien a quien en algún momento se lo crítico por su condición física pero técnicamente, lo ubicamos en el podio para el fútbol local.

Fue como un balde de agua helada para Compañía que asistó incrédulo a lo que estaba pasando y para colmo de males, tres minutos más tarde Testa y Coronel combinaron en el área contraria y aprovechando errores defensivos Feliciano, el gran goleador, con un toque sutil manda el balón al fondo de la red.

Impotencia, falta de reacción, desequilibrio, todos adjetivos para clarificar el momento que vivía el equipo local que se vieron reflejados en la expulsión con roja directa de Orrego por una infracción desde atrás con el solo ánimo de agredir a Reynoso.

Defensores estaba intratable, sacaba ventajas en todos los sectores del campo de juego y en una perfecta combinación pudo llegar el tercero. Leandro Blanco se juntó con Testa, el nueve con un toque exquisito dejó a Reynoso cara a cara con Ripoll pero su remate se fue por encima del travesaño.


La incógnita era saber que nos iba a deparar el segundo tiempo pero rápidamente quedo develada. Al minuto y medio y cuando los protagonistas ni siquiera se habían acomodado, Testa volvió a enmudecer a los simpatizantes verdes. Le ganó claramente a su marcador y con certero remate estiro la ventaja. Parecía asunto totalmente definido pero faltaba más. Reynoso tenía una noche iluminada, justo enfrentando al club que lo vio nacer futbolísticamente hablando, y a los cuatro minutos ejecutó un córner olímpico de manera brillante y cuando el golero intentó reaccionar termino abrazando la pelota adentro del arco.

Tras el gol, el diez festejó arrodillado y con el torso desnudo provocando las reacciones de los jugadores de Compañía que hicieron que se detuvieran las acciones.

Al partido dentro de la cancha no hubo más para agregarle solamente el descuento de Juan Cruz Orsingher a los veinte minutos. Defensores vive una semana muy feliz con la tranquilidad de tener la punta en soledad.

LOS INCIDENTES

Por la irresponsabilidad de una hincha Lagarto que  camino por arriba del tapial ubicado sobre calle Alsina enseñando una bandera de Defensores, se produjeron incidentes entre ambas parcialidades con el arrojó de objetos contundentes.

A  raíz de lo sucedido y viendo que las fuerzas policiales no le ofrecía garantías, el árbitro Juan Carlos Del Fueyo decide dar por finalizado el partido a los treinta y tres minutos del segundo tiempo.

Los hechos de violencia continuaron en las adyacencias del Guillermo Cepeda donde los encargados de la seguridad tuvieron arduo trabajo.

Sinceramente una vergüenza.

Compañía 1
Ripoll; Cuello, Conte, Díaz, Fernández; Baqué, Valenzuela, Orrego; Bisgarra; Colombini y Simaldone. D.T: Guillermo Pascual.

Defensores 4
Plana; De Britos, Castagno, Cuello, Abril; Brusco, Arrieta, Reynoso, Leandro Blanco; Testa y Coronel. D.T: Jorge Etcheto.

Cambios en Compañía: Luna x Simaldone, De Los Santos x Cuello y Orsinger x Díaz.
Cambios en Defensores: Rodrigo Naya x Leandro Blanco, Balcarce x Cuello y Maximiliano Blanco x Reynoso.

Suplentes en Compañía: Aguiar y Ceballos.
Suplentes en Defensores: Pellenc y Quinteros.

Expulsados: Joaquín Orrego (Compañía) y Rodrigo De Britos (Defensores)

Juez: Juan C. Del Fueyo.
Asistentes: Sebastián López y Oscar Bono.