Lo aplastó

533 visitas
EDR

Defensores se quedó con la clasificación a la Final de Perdedores al golear 5 a 1 a Racing de Colón anoche en el Estadio Carlos Testa. La ráfaga de goles tuvo como protagonistas a Feliciano Testa en dos oportunidades, Gregorio Salinas, Miguel Coronel y Alejandro Banegas, mientras que para la visita anotó Enzo Galarza.

Fotos: Luis Carmona

Al fútbol lo juegan seres humanos y en un deporte tan pasional donde las pulsaciones están a mil, los golpes anímicos te quiebran o te levantan sin término medio.

Tras la gran victoria el domingo pasado frente a Once Tigres de 9 de Julio, el plantel de Defensores recuperó la moral y se propuso creer en sí mismo. Anoche en lo que en la previa se consideraba una prueba muy difícil, impuso ese fuego sagrado como en tantas otras veces y dio muestras de estar más vivo que nunca.

Claro, que en la porción que le corresponde, la llegada de Spontón ha significado un cambio de aire rotundo y puertas adentro, todos juntos se pusieron en claro que sacar la cabeza debajo del agua era posible.

EL PARTIDO

Racing le perdonó la vida a los Loros en el encuentro de ida sobre todo en el complemento y  en los últimos minutos, donde hasta podría haber sacado una diferencia mayor a dos goles. Y con rivales como el equipo de nuestro medio acostumbrado a hacer pesar su historia, el alto nivel que ha conservado en los últimos años y más cuando le toca definir en su estadio,  el riesgo a quedarte con las manos vacías pasa a ser una posibilidad muy concreta.

A la visita le quedo muy grande la definición. Tan grande como una cancha que fue liquidando sus reservas físicas y recibió una goleada que hasta pudo ser mayor.

Enfrente hubo un equipo ambicioso, contundente, determinante, con individualidades muy por encima de lo que venían mostrando y por momentos, desplegando un fútbol de alto vuelo para coronar una tarea magnífica.


Si bien en la primera media hora ambos equipos insinuaron más de lo que concertaron Defensores, obligado por las circunstancias, fue quien se propuso con la velocidad de Leandro Blanco abrir el esquema de la academia y Testa, con un violento remate, provocó el lucimiento de Vera.

De igual manera Paul De Martino intentó con un remate de media distancia pero Gizzi, que tuvo una gran noche, consiguió despejar el peligro.

Esas ganas del equipo local acompañadas por la tenencia del balón buscando los espacios para vulnerar a una defensa débil e irresoluta, tuvieron su premio en tan solo dos minutos para equiparar el resultado. Cumplida la media hora, Gregorio Salinas recibió la redonda dentro del área se sacó una doble marca de encima en espacios reducidos y definió con precisión.

Dos minutos más tarde, con una definición exquisita, Coronel cruzando el círculo mayor le dio de aire a la redonda con una justeza notable por encima de la humanidad del golero. Primer golazo de la noche. Sobre el final, Testa pudo incrementar el score pero no estuvo fino en los metros finales.

Para la segunda mitad, a la Academia no le quedaba otra que salir a buscar el descuento aunque quedará muy expuesto. Por su parte Testa volvió a disponer de una clara opción y no concretó y como respuesta, tras un centro al primer palo, Galarza metió un cabezazo imposible para el uno.

Spontón mandó a la cancha a Banegas y el hábil volante ofensivo, en su primer contacto con la pelota, reventó el travesaño. Racing tuvo a tiro de empate por un corto lapso de tiempo pero Gizzi, volvió a demostrar que le cuida muy bien las espaldas a Lotuff. Primero ganando en un mano a mano y luego inclinando todo su cuerpo para desviar un remate que tras rebotar en un compañero tenía destino de red.


Fue apenas un signo de recuperación, ya que a los 25’  Testa elaboró una gran jugada individual con mejor definición para estirar la ventaja y desde ese instante Racing lisa y llanamente se derrumbó.

Defensores estaba intratable. Martín Salinas a quien poco a poco el técnico le va dando minutos en cancha, desaprovechó una chance inmejorable y Testa, nunca pudo encontrar su mejor perfil para definir. Estaba todo servido para que fuese una fiesta pero faltaban los goles. Esos que el Loro necesitaba para cerrar la historia en los noventa reglamentarios.

A los 35’ el Conejo Banegas hizo estallar a todo el estadio con una definición sublime. Recibió la pelota a 25 metros del arco en línea recta y le pegó con inusitada violencia para clavarla en un ángulo. Tremendo golazo de quien ha dado muestras de estar en camino de recuperar su nivel.

Para cerrar un partido brillante, apareció nuevamente el eterno goleador. Feliciano, El Rey del Área, cabeceó a la red un centro impecable de Reynoso. Gran noche del equipo de Spontón que se debía y les debía a sus hinchas, una noche colmada de felicidad.  Ahora, en lo que promete ser un partido sin desperdició, enfrentará a Sports.

Defensores 5
Gizzi, Cuello, Orellana, Castagno, Narbiloni; Brusco, Reynoso, Leandro Blanco; Coronel; Testa y Gregorio Salinas. D.T: Claudio Spontón.

Racing (Colón) 1
Vera; Julio Gómez, Romero, Demarco, Nuñez; Magallanes, Jauregui, Paul De Martino; Pizarro; Galarza y Vignaroli. D.T: Guillermo Araguas

Cambios en Defensores: Banegas x Gregorio Salinas, Abril x Narbiloni y Martín Salinas x Coronel.
Cambios en Racing (C): Enzo Gómez x  Núñez y Rapallino x Paul De Martino.

Suplentes en Defensores: Pellenc y Rafaelli.
Suplentes en Racing (C): Magistrati, Juan Pablo De Martino y Pascussi.

Juez: Pedro Pellegrino
Asistentes: Julio Morales y Alejandro Pérez.