Top Race Junior - 01/03/2022

Las pasó a todas

Martín Bailo tuvo un comienzo de temporada en el Top Race Junior cargado de alternativas, de las buenas y de las malas. El piloto de nuestra ciudad debutó el último fin de semana, en el Autódromo de Buenos Aires, dentro de la estructura Octanos Competición pero no pudo completar lo que pudo ser un gran fin de semana. Hizo la pole position, largó en primera fila y fue líder por varios giros pero, a una vuelta del final -cuando venía segundo-, recibió un toque que lo relegó en el clasificador y, a pesar de haber llegado en la cuarta colocación, finalmente fue excluido en la técnica por problemas en la suspensión trasera.

Las expectativas del ‘Tincho’ Bailo en este 2022 son muy altas. Su reciente incorporación al equipo Octanos Competición y la posibilidad de manejar el auto subcampeón del año anterior (su anterior piloto, Martín Farfala subió al Top Race Series) le dieron, de movida, un potencial asegurado que solo debía agregarle su impronta al momento de manejar. De hecho, se empezó a ver la combinación de ambos puntos cuando Bailo, en clasificación, consiguió el mejor tiempo (1m31s557) y consiguió los primeros puntos de la temporada. Posteriormente, en el Sprint, se ubicó segundo detrás de Joseph.

La primera carrera del año tuvo a Martín Bailo partiendo desde la posición de privilegio. La acelerada inicial fue clave para que el saltense tomara distancia de Juan Roca, su escolta,  aunque ya no sería preocupación su asedio porque completando la primera vuelta, Roca hizo un trompo solo y pudo volver a pista desde el fondo del pelotón. Esta acción permitió que Bailo aumentara su diferencia con, ahora, el nuevo perseguidor, Ciocci. Con cuatro segundas de ventaja, el piloto local manejaba con tranquilidad y sin peligrar su condición de líder.

El paso de las vueltas empezó a mostrar a Ciocci muy veloz, descontando considerablemente la diferencia que había logrado Bailo. En la vuelta cinco, Ciocci fue líder por na curva porque superó a Bailo por adentro pero ‘Tincho’ respondió con una tijera perfecta y recuperó el liderazgo en un abrir y cerrar de ojos. Ese fue el inicio de un tire y afloje entre ambos por ser los punteros de la carrera. Ciocci fue una vez más por la punta y lo consiguió pero no logró estabilizar su auto e hizo un trompo solo que Bailo pudo esquivar para recuperar otra vez el primer lugar en la Final.

Como nadie dudaba del potencial de Bailo, tampoco se podía hacer caso omiso al auto que tenía Ciocci, tras haberlo intentado en dos oportunidades, hubo una tercera y allí, Ciocci se quedó con la primera colocación tras superar nuevamente a Bailo en la última curva antes de entrar a la recta principal. El podio parcial, lo completaba Beatini. Consumada la superación de Ciocci, unos metros más adelante, la carrea tuvo a dos autos despistados, el de May primero y luego fue Guttlein. Esto derivó en el ingreso del auto de seguridad a falta de seis minutos para concluir la competencia.

Después de un arduo trabajo para quitar los dos vehículos, la carrera se reanudó cuando quedaban treinta segundos de la misma (la divisional corre 20 minutos + 1 vuelta). Ciocci aguantó el ataque de Bailo y cuidó su condición de líder pero, superada la primera curva y mientras se llega a la segunda, Beatini, que venía tercero, lo tocó a Bailo y éste, sin poder evitarlo, hizo lo propio con Ciocci. Como resultado, Ciocci se fue al pasto y Bailo continuó en pista, ubicado sexto. El nuevo líder pasó a ser Beatini, escoltado por Bonin y el tercer puesto ahora era para Montans. Por su parte, Ciocci regresó a pista en el undécimo lugar, perdiendo prácticamente todo lo que pudo conseguir.

Consumidos los treinta segundos que restaban para alcanzar los veinte minutos reglamentarios, lo que quedaba era una vuelta más por correrse y así fue que en pista ganó Franco Beatini, pero luego sería excluido por la maniobra peligrosa contra Bailo y Ciocci, por ende el ganador resultó Marcel Bonin, escoltado por Montans y Montero, mientras que Martín Bailo cruzó la bandera a cuadros en la cuarta colocación.

La carrera terminó recién un par de horas después de que los motores estuvieran ya apagados porque después de la revisión técnica, fueron excluidos los autos de Martín Bailo, Marco Silva, Fabián Almada, Federico Montans y Matías Montero. Puntualmente en el caso del saltense, el motivo fue un problema en la suspensión trasera. En ese caso, el podio volvió a cambiar y quedó, definitivamente, de la siguiente manera: Marcelo Bonin, como ganador, y completaron el podio Julieta Gelvez y Agustín Joseph.

Después de una accidentada y cambiante primera carrera del año, el líder del Top Race Junior es Agustín Joseph, con 33 unidades, seguido por Marcel Boni, que acumula 30 puntos y en tercera ubicación se encuentra Julieta Gelvez, con 27 puntos. La exclusión le privó de sumar mayores unidades a Martín Bailo que, por lo cosechado en clasificación y Sprint, tiene 13 puntos y está en el séptimo lugar del campeonato.

La próxima fecha del Top Race Junior se llevará a cabo el fin de semana del 20 de Marzo, en Río Cuarto, Córdoba.

No te pierdas

Los primeros puntos 

Juan Manuel Pierce cerró el fin de semana en Roque Pérez con un cuarto puesto en la Final …