La sinfonía de Lencina

575 visitas
EDR

Defensores confirmó su real ambición con una goleada sin atenuantes en el siempre difícil reducto Robert Norman Wright. El Loro protagonizó un 6-1 sin reproches como visitante contra CUSA y le dio inicio a la Fecha 4 de la Zona A con una superioridad marcada que sigue justificando el lugar que ocupa en la tabla. Más allá de la alegría por un nuevo triunfo, el dato saliente tiene que ver con el regreso de Rodrigo Naya a las canchas después de más de un año de ausencia por lesión.

Es cierto que los jugadores son los verdaderos interpretes dentro de la cancha., sin embargo, el entrenador Marcos Lencina, es ampliamente gravitante para que su equipo funcione como una verdadera sinfonía. Poniendo acento en los pequeños detalles, pasando por todo el trabajo durante la semana hasta conformar un plantel con una inquebrantable convicción, donde juegue quien juegue, todo respetan un libreto. Por lo demostrado hasta el momento, Lencina y su cuerpo técnico son merecedores de todos los elogios.

CUSA saltó a la cancha con un quipo visiblemente afectado en su esquema titular por lesiones y suspensiones, mientras que Defensores, atraviesa un presente sumamente auspicioso con la moral por las nubes. En el primer cuarto de hora, el Loro manejó el trámite, tuvo el control de la pelota y desplegó todas sus variantes. En lo primero de peligro que se generó, Castagno, la figura del partido, capturó un rebote y remató apenas desviado por sobre el horizontal. Más tarde, Gedda dispuso de dos ocasiones propicias pero no estuvo fino en la zona caliente.

A todo esto, el Univeristario no encontraba como equilibrar el juego en la zona media y por ende, llevar peligro hasta los tres palos defendido por Gizzi se hacía aún más difícil. No obstante, la respuesta llegó después de una combinación entre Fernández y Salinas, pero tras el remate del mellizo que generó un rebote largo, surgió el violento disparo de Paretovich apenas desviado. Más allá de esta circunstancia, siempre fue Defensores quien sostuvo el protagonismo

En apenas un minuto, lo pudo plasmar en la red con un doblete. A los 34′ Cabello y Fernández encabezaron la contra, Miserda sacó un remate de media distancia que Herrera no pudo contener y Fernández, muy oportunista, empujó la pelota al fondo del arco. Sesenta segundos después, Gedda metió un certero cabezazo cruzado a media altura que hizo inútil cualquier respuesta del arquero.

El rápido 0-2 que consiguió Defensores le dio tranquilidad y hasta pareció en ese momento tener todo resuelto, sin embargo cuando el primer tiempo expiraba, exactamente a los 46′, Mangieri sorprendió a una defensa que asistió inmóvil y con un soberbio cabezazo, infló la red para achicar diferencias antes de irse al entretiempo. Tras el pitazo de Méndez, se abrieron interrogantes pensando en el complemento. Quedaron solo en eso.

En la segunda parte, la diferencia entre uno y otro elenco fue arrolladora. CUSA no tuvo argumentos para ilusionarse y fue sufriendo en carne propia el potencial de Defensores. A los 15’, Cabello habilitó con una sutileza a Miserda que, con un toque suave, puso el 1-3. Posteriormente, el delantero tuvo la posibilidad de aumentar pero perdió en el duelo con Herrera.

Dominio a voluntad de Defensores más aún cuando se agotaron los cambios en el dueño de casa y Figueredo, que había ingresado un rato antes, se retiró por lesión dejando a su equipo con diez. Como novedad saliente, en el Loro se produjo el regreso de Rodrigo Naya después de 1 año y 13 días de inactividad que incluyó dos operaciones. El hábil volante oriundo de Chacabuco pisó nuevamente un campo de juego de manera oficial.

A los 36′, Castagno intentó mandar el centro y Mastronardo cometió mano dentro del área mayor; automáticamente juez Méndez decretó la pena máxima y desde los doce pasos, precisamente Naya, como regalo en su vuelta a las canchas, se hizo cargo de la pena máxima y lo cambió por gol para poner el score 1-4. Aún habría más emociones porque cuatro minutos después, Castagno arrancó desde su propio campo con pelota dominada dejando rivales en el camino y sacó un remate de media distancia bastante anunciado pero que llamativamente, sorprendió al arquero Herrera: 1-5.

Finalmente y para poner cifras definitivas, a los 44′, Narbiloni también quiso hacerse presente en el score y con un cabezazo implacable, infló la red. Sobre el final, Mangieri recibió la segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado en CUSA. Notable victoria de un equipo Loro que funcionó como una sinfonía. La sinfonía de Lencina.

CUSA 1
Santino Herrera
Franco Carranza – Juan Núñez – Tomás Mastronardo
Juan Brusco – Tobías Paretovich – Tobías Aguilar – Esteban Mangieri
Gregorio Salinas
Nicolás Fernández – Matías Jofre
DT: Gabriel Capaldi.

Defensores 6
Pablo Gizzi
Patricio Lavie – Cristian Luquez – Guillermo Narbiloni – Rodrigo Torres
Damián Castagno – Franco Favergiotti – Kevin Gedda
Agustín Cabello
Joaquín Fernández – Franco Miserda
DT: Marcos Lencina.

Goles: 34’ PT Joaquín Fernández (Defensores), 35’ PT Kevin Gedda (Defensores), 46’ PT Esteban Mangieri (CUSA), 15’ ST Franco Miserda (Defensores), 37’ ST Rodrigo Naya, de penal (Defensores), 40’ ST Damián Castagno (Defensores) y 44’ ST Guillermo Narbiloni (Defensores).

Cambios en CUSA
Valentín Figueredo x Juan Núñez.
Santiago Gizzi x Tobías Aguilar.
Agustín Flores x Nicolás Fernández.

Cambios en Defensores
Sebastián Illoa x Joaquín Fernández.
Alan González x Agustín Cabello.
Rodrigo Naya x Kevin Gedda.

Suplentes en CUSA: Jerónimo Loyola y Juan Peralta.
Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc y Manuel Capaldi.

Expulsado: Esteban Mangieri (CUSA).

Juez: Sergio Méndez.
Asistentes: Carlos Chee y Martín Bonomi.