La ilusión está viva

La derrota de Compañía como local y por la mínima diferencia ante Colón de Chivilcoy no estropeó los planes que tienen dentro del Federal Amateur. Es cierto que ahora el equipo del ‘Sapo’ Candia cerró su clasificación en la segunda posición de la Zona 4 correspondiente a la Región Pampeana Norte, pero el estar en los Octavos de Final lo predispone a encarar esta etapa definitoria con ilusiones renovadas y sabiendo que en 180 minutos renovará sus expectativas.

Compañía hizo caso omiso a las reglas y, dentro de la Zona 4 de la Región Pampeana Norte del Federal Amateur, ganó los nueve puntos en calidad de visitante y, apenas, pudo sumar dos unidades en su propia cancha. Justamente, en su último partido como local, perdió 1-0 frente a Colón de Chivilcoy y, si bien consiguió el pasaporte a los Octavos de Final -siendo este un gran objetivo alcanzado- no pudo mantener el invicto que venía sosteniendo y dejó escapar la chance de finalizar primero. Ahora, se vienen los cruces y el deseo de seguir afianzando una ilusión no se detiene. Entre hoy y mañana, se definirá su próximo rival.

El fútbol es un deporte donde los errores y las virtudes, juegan un papel decisivo. Compañía, que mereció largamente al menos quedarse con el empate, sufrió en carne propia una notoria falencia de su arquero y le costó, ni más ni menos, que quedarse con las manos vacías. El regreso al arco de Gonzalo Acevedo no fue el esperado pero el fútbol ofrece una rápida revancha.

Empezó mejor perfilado el Lagarto y Carnero, en el amanecer de las acciones, tuvo en sus pies la apertura del marcador pero su remate se fue apenas desviado. A los 13′, llegó el único gol del partido. El arquero del verde, Gonzalo Acevedo, en su intento por rechazar -sin impedimento alguno- le pifió a la redonda y le dejó la pelota servida en bandeja a Ávalos para que, con todo el arco libre, definiera sin inconvenientes.

Le costó reponerse al conjunto que dirige Leandro Candia pero se fue sobreponiendo. Como de costumbre, la circulación del balón partió de la claridad de Geoghegan sumado a la movilidad que siempre aportan ‘Toto’ Colombini y Páez para aprovechar los espacios y Carnero, ya había avisado que estaba con el arco entre ceja y ceja. Tras un tiro libre de Geoghegan apareció Mateos para ganar en el juego aéreo y su cabezazo, con destino de red, provocó el lucimiento de Costanzo para enviarla al tiro de esquina.

Candia movió el banco de suplentes y, con el ingreso de Salinas en lugar de Blanco, el entrenador buscó tener mayor presencia en todo el frente de ataque. La visita respondió con un remate de Collazo, recién ingresado, que se perdió por encima del horizontal y en otra acción, el juvenil Palifermo estuvo muy atento para desbaratar una acción de peligro. Obligado por estar en desventaja, Compañía siguió buscando pero tuvo enfrente a un inspirado Constanzo defendiendo el arco de Colón de Chivilcoy. Páez buscó como aprovechar una rápida e insegura salida del arquero pero su remate fue muy débil y anunciado lo que permitió la recuperación de Costanzo.

Apenas iniciado el complemento, Geoghegan incansable y siempre dispuesto a conducir a su equipo, habilitó con precisión a Mateos que apareció por sorpresa a las espaldas de los defensores pero, al definir, elevó el remate por sobre el travesaño. Se abortó una opción inmejorable. A veces sin claridad pero con empuje, decisión y buscando llegar por las bandas, el Lagarto lo intentó una y otra vez. Si bien los dos equipos ya estaban clasificados Colón se estaba llevando tres puntos de oro y sostuvo la idea de defender la victoria parcial, apelando a todos los argumentos posibles.

En la ocasión más propicia del complemento, Geoghegan filtró el pase para la llegada de Salinas que remató en primera instancia, Costanzo contuvo a medias ofreciendo un rebote que Carnero, debajo del arco, intentó aprovechar pero el travesaño, de manera poco creíble, ahogó el grito sagrado. Hubiese sido una transitoria igualdad justificada por merecimientos.

Con el paso de los minutos, el desgaste físico se hizo notar dando lugar a la impotencia. Los dirigidos por Santorelli salieron del asedio y hasta se animaron a ir por el segundo con alguna contra. El pitazo final del árbitro Joaquín Gil puso punto final a una nueva historia. Ahora, vienen por delante los Octavos de Final aún con rival desconocido y en Compañía se respira optimismo. La ilusión está más viva que nunca.

Compañía 0
Gonzalo Acevedo
Gianfranco Palifermo – Tadeo Denoya – Nicolás Mateos – Joel Bernal
Alexis Luque – Brian Geoghegan – Leandro Blanco – Leandro Páez
Esteban Colombini
Eber Carnero
DT: Leandro Candia.

Colón (Chivilcoy) 1
Franco Costanzo
Lucas Noguera – Juan Gatti – Valentín Ciancio – Thomas Schenone
Eric Rodas – Gerónimo Laphtzborde – Nicolás Giacone – Matías López
Franco Gatti – Emiliano Ávalos
DT: Omar Santorelli.

Gol: 13’ PT Emiliano Ávalos (Colón).

Cambios en Compañía
Martín Salinas x Leandro Blanco.
Alejandro Santana x Alexis Luque.
Santiago Nolesi x Gianfranco Palifermo.

Cambios en Colón (Ch)
Elías Collazo x Matías López.
Lautaro Scarra x Valentín Ciancio.
Franco García x Emiliano Avalos.
Ezequiel Dameglio x Franco Gatti.

Suplentes en Compañía: Federico Llovet, Matías Giné, Leandro Lavallen y Alejandro Baque.
Suplentes en Colón (Ch): Daniel Cañameras, Juan Tenaglia y Marcos Cafaro.

Juez: Joaquín Gil.
Asistentes: Milton Ayala y Damián Bertolini.

No te pierdas

Es por ahí

Sarmiento de Junín derrotó como local 2-0 a Arsenal de Sarandí y mantiene intactas sus exp…