La Gran Final

420 visitas
EDR

Llegó el día más esperado. El séptimo partido en el que se quería estar. Pasaron 24 años, para que Argentina volviera a una Final en una Copa del Mundo y el país se paralizará desde las 16Hs otra vez, como en el ‘86 y en el ‘90, el rival será Alemania. Que Messi se ilumine, Mascherano deje todo y todos juntos traigan la Copa ¡Vamos Argentina!

No podés dormir, no podemos dormir. La tensión se siente en todo el cuerpo aunque los que salgan a la cancha sean otros. “Es el partido más importante de nuestras vidas”, dice Messi, y vaya si lo es. Pasaron 28 años de aquella imagen de un Diego pletórico e incomparable levantando la Copa. El sueño es posible y desde las 16Hs hay una nueva chance contra Alemania. Y que Dilma le entregue la copa a Leo…

Sabella busca cómo hacer para que Di María juegue aunque sea un ratito pero aclara, como si fuera necesario, que “Vamos a darlo todo”. Y claro que van a tener que darlo todo para un partido tan difícil, tan importante, tan histórico.

¿Para qué mentir? Alemania es favorita para la mayoría y sus hinchas (Vasco da Germany), con un perfil mucho más bajo que el de los argentinos, también los sienten. Su juego en el Mundial fue mucho más sólido que el de la Selección, no hay dudas. Pero…

Los peros nacen porque se trata de un partido, de 90, 120 minutos o penales. De una instancia incomparable en la que la posibilidad de crecimiento del equipo argentino tiene un nombre y apellido que siempre motiva a creer: Lionel Messi. Sí, Argentina necesita que Leo recupere la explosión que mostró en el arranque de la Copa para que ahora no sea Mascherano el que quede solo en la parada.

Las finales le dan un escenario diferente a todo. El 7 a 1 no juega, acá juega la Selección argentina y su corazón. La prepotencia física alemana puede ser determinante pero soñemos con la de la Selección. Pensemos que esa foto de Dilma Rousseff dándole la Copa a Messi es posible. Brasil, el Maracaná lleno de argentinos, una ciudad teñida de celeste y blanca, el Mundial en juego, el país en vilo como nunca. Muchachos, es el juego de sus vidas.

Posibles equipos:

Alemania
Neuer; Lahm, Boateng, Hummels y Howedes; Khedira, Schweinsteiger y Kroos; Müller, Ozil y Klose.

Argentina
Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Biglia, Mascherano, Enzo Pérez o Di María; Lavezzi, Messi e Higuaín.