Iván Damonte: “Me deja tranquilo la grandeza que tuve para tomar la decisión que tomé”

219 visitas

El ex DT de Sports, aceptó el mano a mano con EL DEPORTIVO y habló de todo lo relacionado a su reciente salida del Comadreja. Comentó el verdadero porqué de su renuncia y también dio su punto de vista sobre lo que fue su estadía al frente del equipo: “En estos últimos seis meses, demostré que estoy a la altura para llevar adelante un equipo que sea protagonista o pretencioso”.

En la previa del partido con Belgrano y analizando cómo se venían dando las cosas, ¿Pensabas en una decisión semejante si se daba un resultado negativo?
“Antes del partido y en ningún momento anterior pensé en renunciar. Nunca se me cruzó por la cabeza porque faltaba ese partido donde volvían Basualdo y Araya, faltaba que se incorpore de nuevo Bonomi, y Blanco, que es un jugador que  quería, se estaba poniendo bien con el profe, entonces sabía que para la segunda etapa los iba a tener a todos a disposición y más a estos jugadores que tienen una experiencia en la categoría por sobre otros”.

Aquel Sports que se supo ver, principalmente en los cruces del Federal C, no apareció en lo que va de la presente temporada del Federal B. La sumatoria de resultados adversos fueron jugando su papel y el DT Iván Damonte optó por dar un paso al costado, aunque no por considerar que no podía enderezar el presente del equipo: “Sabía que con tiempo esta situación se iba a revertir. Era otra categoría, pero necesitaba un poco más de tiempo y trabajo para que todos nos adaptáramos a este ritmo. No me quedé sin fuerzas. Mi decisión pasó por otro lado. Hacía falta tiempo, cosa que en el fútbol de hoy en día es difícil de conseguir”.

-Entonces… ¿Qué pasó?
Vi en los dirigentes y realmente sentí que de parte de ellos habían cambiado todo. Desde el trato para conmigo, con los jugadores, comentarios innecesarios y creo que ellos no querían que siga en el puesto. Existe gente a la que vos podes manosearla o podes ofenderla y por el sueldo que tienen, van a agachar la cabeza y van a seguir para adelante, yo no soy de esos. Además, veía que había algunas cosas que no se animaban a decirme o no se animaban a echarme por una cuestión de que ellos después iban a tener que dar explicaciones a la gente o no sé por qué… pero a mí me llegaron mensajes directos con cosas que hicieron que me llevaron a decir, Ivan, ya no, ya se terminó tu tiempo acá y más precisamente ese sábado hicieron dos cosas que me molestaron mucho y eso desencadenó en que antes del partido en sí, en el viaje a San Nicolás, fui muy mal, por ahí con la cabeza en otro lado, pensando en porqué no venir de frente y decirme las cosas y después lo hablé en la semana con ellos, se los marqué y me dijeron que lo tomaban como normal, cosa que para mí no lo es, porque fue ofensivo realmente”.

“Lo que para ellos fue normal, para mí fue determinante, entonces… en un plantel de Federal B, cuando tenes un equipo que no viene bien con los resultados que uno esperaba o no se vienen dando las cosas, y en vez de motivarlos, apoyarlos y darles para adelante, tiras para atrás y haces cosas que nada tienen que ver con el fútbol, en ciertas personas pasan, en mí… no. Después se pueden dar o no los resultados, pero si no se dan y le sumas la mala predisposición de la parte dirigencial, es imposible revertirlo, entonces vi que el mensaje era que no tenía que estar más acá y fue la decisión que tomé”.

-¿Estabas conforme con el plantel que se había conformado para afrontar Federal B y Torneo Local o quedaron algunos jugadores sin poder concretar su llegada?
“Si, estaba muy conforme, pero hubiésemos necesitado poner foco en un central y en un delantero con altura, pero por ahí no le dimos la prioridad que le teníamos que dar. En ese momento quizás los dirigentes tuvieran que haberse enfocado en lo que les había pedido, porque en definitivas yo iba a ser el que iba a armar el equipo y el que iba a trabajar con los jugadores, pero bueno, no se pudo resolver de esa manera”.           

-Te debe quedar la espina de no poder agrandar tu historia como DT de Sports que venía, nada más y nada menos, que de conseguir el ascenso…
“Por ahí me queda la espina de no haber seguido, pero me deja tranquilo la grandeza que tuve para tomar la decisión que tomé, porque por ahí la gente no lo interpreta como lo veo yo. Lo mío fue una buena decisión porque no podía arrastrar a los jugadores a que sigan por este camino cuando no tenía el apoyo de los dirigentes”

“En lo deportivo demostré en estos seis meses, que estoy a la altura de estar al frente de un equipo que sea protagonista o pretencioso. Afrontamos un Federal C para participar nada más, que era para entrar y que los chicos ganen experiencia para arrancar bien el Torneo Local y lo ganamos con jugadores del club”.

“En cuanto a lo personal, demostré grandeza porque he visto técnicos a los que las cosas les iban mal y pedían más tiempo solo por lo económico. Entonces ahí también demostré grandeza, porque supe cuando salir, aunque por ahí lo tendría que haber hecho antes, cuando quedamos el tema de los refuerzos, pero por ahí me engañó un poquito el entusiasmo y que venía en ganador, entonces la falta de experiencia me jugó en contra, pero creo que di en el punto justo cuando tomé la decisión de renunciar”.

¿Qué jugo le sacaste a estos 11 meses en Sports?, ¿Que te queda?, ¿Te reprochas algo?, ¿Adónde se vio el punto más alto de tu trabajo?
“El mayor jugo que le saqué fue haber llevado a cabo la idea que tenía, que era jugar con jugadores jóvenes, porque si bien en el Federal B no tuvimos resultados, insisto en que nos faltó un poco más de tiempo, en el Federal C tampoco éramos candidatos desde el vamos. Los únicos que hablábamos de ascenso o de ser protagonistas eran los jugadores y el cuerpo técnicos y de 360 equipos clasificaron 16 y ahí estábamos nosotros, osea… ese es el juego que le saqué, el de decidir, el de armar un grupo, de llevarlo adelante sin reproches de los jugadores en once meses. Saber que si le vas de frente al jugador y cumplis con los que prometes, te responde, siempre”.

“Me queda la satisfacción de que hice las cosas bien. Superé las expectativas que por ahí muchos tenían, entonces eso me deja conforme. Me reprocho no haberme puesto más firme en los refuerzos que quería”

“El punto más alto del equipo se vio en los play-offs, a partir de SATSAID en adelante, donde respondieron siempre sin ser por ahí muy vistoso, pero podíamos llevar a cabo lo que nosotros queríamos que era ser 100% marca en defensa y esperar el momento para atacar al rival, algo que hacíamos bien, con velocidad, con precisión y las situaciones que teníamos, las metíamos. Ese Sports fue un equipo explosivo que va a quedar por lo menos en la memoria mía, por mucho tiempo”.

El cierre quedó a su cargo e Iván Damonte expresó un último testimonio acerca de lo que terminó generando esta experiencia al frente del primer equipo de Sports: “Nunca había pensado que en el fútbol se podía conseguir un amigo, siéndote franco, porque todo el mundo dice que el fútbol les dejó miles de amigos, pero no creo en eso. A mí, el fútbol me dejó un amigo y es Gabriel Mastronardo”.