Home Futbol Primera División ¡Olé, olé, olé, olé, Tito… Tito!
Primera División - 15/03/2015

¡Olé, olé, olé, olé, Tito… Tito!

Torneo Local
Fecha 1

Villa Italia se dio el gustazo de amargarle la tarde a Compañía. Estuvo tres veces debajo en el marcador y siempre logró igualar el marcador. Fue 3 a 3 con una joya de Miguel Coronel a seis minutos del final para establecer la paridad definitiva. En el debut de la temporada, Tanos y Lagartos entregaron un encuentro de alto vuelo. Villa festejó y Compañía se lamentó.

 

Cuanto se ha modificado para bien, el presente de Villa Italia. Hace un año, en el mismo Estadio Robert Norman Wright, el equipo en aquella oportunidad dirigido por Fabián Toloza (hoy sigue ocupando la presidencia de la entidad), arrancaba con una derrota frente a El Fortín y luego transitaría un torneo sin pena ni gloria.

No fueron pocos los que dudaron sobre la participación en el actual torneo. Sin embargo, con una gestión seria y con un esfuerzo que demanda muchas energías personales, la entidad primero se puso al día legalmente hablando y en el plano futbolístico, desde la conducción de Ricardo Gaspar, fue sustentando una base que ayudada por la llegada de refuerzos, genera motivos para ilusionarse con crecer.

Una cabal muestra de lo mencionado, es el empate conseguido ayer frente a Compañía, ni más ni menos, que uno de los tres grandes de nuestro fútbol y siempre llamado a ser candidato, siendo más valioso aún, sobreponerse por tres oportunidades a la adversidad en el resultado.

Por el lado del conjunto Verde, siempre la ilusión llama a su puerta cuando se habla del tan ansiado título, pero aunque mucho se habló de la posible llegada de refuerzos, en algunos casos de jerarquía, lo cierto y concreto es que las bajas han sido notorias y culminado el tiempo para alguna incorporación más, ayer hizo su debut oficial Leandro Candia quedando a la espera del experimentado Mario Valiente.

Hoy y al margen de lo que pueda generar el futuro, creemos que es demasiado exiguo el recambio tomando como referencia inmediata, como se encuentran Defensores y Sports en este sentido, serios aspirantes a quedarse con la gloria. Solo el tiempo será testigo, para determinar la suerte de Compañía en la presente temporada.

EL PARTIDO

Antes de comenzar con las acciones, el pito Jorge Barragán dispuso un minuto de silencio en memoria de Héctor Conti, ex jugador de Compañía, recientemente fallecido.

El primer tiempo dejó muy poco para rescatar. Se luchó mucho más de lo que se jugó, las imprecisiones ganaron espacio y mientras Villa Italia se propuso formar dos líneas de cuatro bien definidas, utilizando a Ortiz y Coronel para alguna contra, Compañía llevó adelante la iniciativa.


Páez entrando con pelota dominada dentro del área remató por encima del horizontal, Dezeta estuvo oportuno para cerrar su arco en un mano a mano con Orrego y  Colombini, no estuvo fino en la definición cruzando su remate. Sin embargo, poco a poco el atrevimiento de Compañía se fue opacando producto del escaso volumen de juego, ya que Salcedo, Baqué y Luna, las individualidades capaces de provocar el cambio de ritmo y abastecer de juego a los delanteros, brillaron por su ausencia.

Villa tuvo la situación más clara que nació en los pies de un inspirado Coronel y con una defensa que mostro ciertas dudas Ortíz, mano a mano con Ripoll, tropezó y dejó escapar una situación propicia.

En el complemento, rápidamente el trámite cambio de escena cuando a los treinta segundos, tras un infantil error defensivo, Gastón González se tropezó, algo que aprovechó Nicolás Paez  para ir de cara al gol y tras definir cruzado lejos del alcance del arquero, decretó el 0-1. Parecía todo cuesta arriba para los orientados por Gaspar, más aún por estar perdiendo desde los vestuarios tras el descanso, pero su rival nunca dio la sensación de sentirse seguro con el resultado a favor.

A los 11’ Coronel, que hizo pesar su jerarquía en espacios reducidos le ganó a su marcador, mandó el centro atrás y Nicolás Alao, entrando por el centro del área, la tocó al fondo del arco. Pese a verse sorprendido, el Verde encontró respuesta casi inmediatamente. Corrían 14’ cuando tras un centro el arquero Dezeta mostró su peor faceta, quizás nervioso por el debut, y con el viejo dicho, dos cabezazos en el área son gol, Colombini se impuso en el segundo palo y Paez, hizo lo mismo en el palo opuesto para empujarla a la red.


Con más ganas que fútbol, el Lagarto buscaba disimular su tarde poco feliz pero enfrente, su oponente estaba siempre al acecho en busca de una segunda paridad. Siete minutos más tarde, aprovechando un rechazo y haciendo uso de su excelente pegada, Machado sacó un derechazo notable desde afuera del área grande a unos treinta metros del arco defendido por Ripoll, clavando la redonda en un ángulo pese a los inútiles intentos del uno. Tremendo golazo.

Las acciones ganaban en emotividad y el público, que se dio cita en más que aceptable número en el reducto, asistía con atención al desarrollo. Tras haber ingresado al campo de juego, Polanco aprovechó un rebote dentro del área y a los 27’ del complemento venció la oposición del golero rojense.

Compañía volvía a sonreír por un momento aunque le costó horrores la tenencia del balón, sufrió por sus propios males con una línea de fondo que generó claros signos de preocupación y encima, su emblema Colombini, estuvo muy errático y desperdició otra chance inmejorable.

Villa en cambio nunca bajó los brazos y tuvo con que animarse para buscar la heroica. Quedaba la frutilla del postre para que el notable Miguel “Tito” Coronel, coronará una tarde soñada. Porque es de los grandes jugadores, de quien uno siempre espera algo distinto.


Debut y Gol: Coronel ya definió y comienza el festejo con su gente.

El cronómetro marcaba 39’ cuando el hábil e ingenioso delantero fue a buscar una pelota dividida, le ganó la posición a los defensores y cuando salía Ripoll, picó el balón por sobre su cuerpo para que la redonda mansamente viajará al fondo del arco. Decir belleza es poco, para tamaña definición.

Tocado por un resultado poco favorable, el Lagarto buscó como pudo volver a desnivelar pero no hubo tiempo para más. Villa festejó largamente un comienzo demasiado optimista. Compañia se fue sin entender lo que había pasado, justo a una semana del Superclásico. Desconcierto y felicidad se dieron la mano, en una tarde que repartió ingredientes para todos los gustos.

RECONOCIMIENTO A FERNANDO PRECONE

Minutos antes del inicio del encuentro y con la presencia del Presidente de Villa Italia, Sr. Fabián Toloza, tal como estaba programado se le ofreció un reconocimiento al ex jugador y goleador histórico de la institución, Fernando Precone.


Villa Italia 3
Alejandro Dezeta
Martín Bolinaga – Gastón González – Fernando Muñoz – Lucas Caposio
Facundo Gaspar – Marcelo Quiroz – Leonardo Machado – Nicolás Alao
Natanael Ortiz – Miguel Coronel
DT: Ricardo Gaspar

Compañía 3
José L. Ripoll
Eduardo Fernández – Gonzalo Conte – Leandro Candia
Joaquín Orrego – Alejandro Baqué – Leonel Cuello – Alexis Salcedo
Gonzalo Luna
Nicolás Páez – Nicolás Colombini.
DT: Rodolfo Stankevicius

Cambios en Villa Italia: Sena x F. Gaspar, René x Alao y Escobar x Machado.
Cambios en Compañía: Polanco x Salcedo, Aciarri x Luna y Saenz x Orrego.

Suplentes en Villa Italia: Villegas y Cabarcos.
Suplentes en Compañía: Nuñez y Nolesi.

Juez: Jorge Barragán
Asistentes: Oscar Bono y Héctor Lpopez

Sub 23
Villa Italia 4 – 3 Compañía

No te pierdas

Negocio Verde

Compañía y Defensores empataron 1-1 en una nueva edición del Superclásico de la ciudad que…