¿Falta de criterio o intencionalidad?

447 visitas
EDR

Lo que vamos a comentar en esta nota no es la primera vez que sucede pero creemos válido resaltarlo ahora antes que los perjuicios sean mayores. Ponemos de manifiesto casualidades o causalidades que se han repetido en varias ocasiones durante la presente temporada del Torneo 6 Ligas 2013 y que esperemos no ocurran más.

Hace un tiempo atrás Independiente de Inés Indart en un encuentro que ya comenzaba a ser clave en la Zona Repechaje, visitó al B.A.P de la ciudad de Junín y oh casualidad la terna arbitral designada para ese partido pertenecía a la misma ciudad (Juez: Pablo Guzman; Asistentes: Julio Morales y Oscar Bono).

El fin de semana pasado la situación se volvió a repetir en perjuicio de Independiente cuando al minuto de juego del segundo tiempo en una evidente posición adelantada convalidada por su asistente y con todo el equipo de Morón que en forma lógica se frenó quedando sin reacción, el árbitro Héctor Martínez no tuvo mejor idea que aplicar el “Siga, siga” y Origone FC consiguió ampliar la ventaja.

Luego vino la expulsión del  arquero Fabricio Budiño y desde ahí el partido se desnaturalizo con otro HORROR arbitral que vuelve a poner de manifiesto la incoherencia.

Partido decisivo por la promoción y en Agustín Roca, localidad del partido de Junín, designan a una terna de la misma ciudad (Juez: Hector Martínez; Asistentes: J. Martín y Javier Cortez). UNA TOTAL VERGÜENZA.

Lo que queremos resaltar está lejos de poner en tela de juicio el resultado y menos aún el desempeño de los árbitros. Acá en esta Fase Integrada donde se utilizan jueces de otras ciudades a quien le caemos con todo el peso es a los encargados de las designaciones arbitrales.

¿Porque se preguntará usted? Mire le vamos a responder diciendo que nosotros no ponemos acento en la honorabilidad de los hombres de negro o el color que vayan a usar, pero cuando entramos en zona de definiciones que pueden significar ni más ni menos que quedarse mucho tiempo sin jugar inducir a la parcialidad es grave.

Y que quede claro nuevamente los árbitros nada tienen que ver con este comentario. Acá se vienen cometiendo errores y hasta horrores con las designaciones mandando jueces con mucha juventud  a partidos que en Salto requieren al menos un grado de experiencia suficiente y sus rostros al finalizar un partido de esos como ocurrió con el Superclásico son propios de haber asistido a una película de terror.

Pero acá y como repetimos ya viene siendo un calco permanente uno no alcanza a comprender si hay falta de criterios o si se termina haciendo un clásico TA – TE – TI y  según te toque quien te toque anda a preguntarle a jodete.