Home Rugby Huevos, sudor y lágrimas
Rugby - 09/05/2018

Huevos, sudor y lágrimas

En casa, Salto Rugby Club derrotó 29 a 0 a Azul RC y dio por terminada la serie de resultados adversos que venía acumulando en la Copa Ombú que organiza la UROBA. El elenco saltense se hizo fuerte ante un rival de mucha trayectoria dentro del rugby y sacando a relucir todo el empuje grupal, consiguieron una victoria que por el momento que venían atravesando, significa mucho más que eso.

El título de esta nota, refleja la pura realidad de lo acontecido el domingo pasado en el Polideportivo Municipal Luis Lagoa. Como parte de la 8° Fecha de la Copa Ombú y en uno de los encuentros interzonales, Salto Rugby recibió la visita de Azul Rugby, en categorías Intermedia y Primera División.

Durante las últimas dos semanas, hubo un cambio de timón en el conjunto de nuestro medio. Puertas adentro, se propuso ponerle fin a una racha muy adversa en relación a resultados. El gran objetivo es recuperar todo los logros conseguidos el año pasado y que giraron en base a tres pilares fundamentales: compañerismo, actitud y mentalidad avasallante. Bajo un cielo muy amenazante y en un campo de juego que respondió mucho mejor de lo esperado, el conjunto Rojinegro dio muestras de todo lo mencionado y se alzó con una victoria por 29 a 0 que, francamente, hizo deslizar lágrimas a propios y extraños.

Se habló mucho de lo que significaba este partido para todo el entorno y empezar a aprovechar en esta segunda rueda, la condición de local. El desarrollo no permitió lujos y se ganó a lo guapo, superando táctica y físicamente a un rival con más de 50 años de historia dentro de este deporte. Con alma y corazón y  poniendo a en juego “los cojones”, se hicieron sobrados méritos para llevarse puesto al rival con una fuerza interior inquebrantable.

Está muy claro que la figura fue el equipo. Los foward jugaron como deben hacerlo en un nivel superior. Los tres cuartos, respondieron en definición y hubo marcada superioridad en el line y el scrum. Se defendió muy bien, aunque se cometieron demasiadas infracciones. En este sentido, nada que reprocharle al árbitro por su desempeño. Por varios tramos se jugó en inferioridad numérica producto de haber acumulado amonestaciones y hasta hubo que lamentar una expulsión.

Fue una demostración cabal de que tirando todos juntos para el mismo rumbo, la recuperación es posible. Este es un grupo de guerreros donde claramente se notó que cada uno cumplió con su rol en el juego mismo, para beneficio colectivo. No hubo reproches. Solo palabras de aliento. El rugby es una disciplina donde la faz mental y el contagio son fundamentales y cuando más se necesitaban, se pusieron de manifiesto.

Se hicieron presente en el score señalando los try Luciano Giménez, Nicolás Celuro, Emiliano Pedroza, Franco Benítez y Ariel Yaba, resaltando además, que Yaba hizo efectiva dos conversiones.

Los dirigidos por Valentín Benestante, se presentaron con esta formación inicial: Luciano Giménez, Emiliano Pedroza, Franco Ruiz, Ignacio Morettini, Gonzalo González, Joaquín Davis, Santiago Mangona, Juan Mangona, Nicolás Sosa, Nicolás Celuro, Franco Benítez, Jonathan Cuello, Ariel Yaba, Nahuel Navarro y Tobías Danura.

No te pierdas

Sebastián Perasso: “En las etapas formativas hay que preparar a los niños para la vida, no para ganar un partido”

Una muy interesante propuesta se llevó adelante entre la Dirección de Deportes del municip…