Había que creer…

Compañía le ganó en Chivilcoy de manera agónica a Colón por 1-0 y se fue para Salto siendo el nuevo líder de la Zona 4 de la Región Pampeana Norte correspondiente al Torneo Regional Federal Amateur. Los dos equipos fueron en busca de los tres puntos pero la combinación de malas definiciones y, en otras oportunidades, buenas intervenciones de los arqueros, estiraron la definición a los últimos instantes donde el Lagarto tuvo éxito.

El sumar de visitante en estos torneos es tan necesario como el aire que se respira. En apenas tres fechas, Compañía logró sumar el 100% de los puntos en esa condición y tiene un porqué. En el debut, nada más y nada menos que ante su acérrimo rival, y ayer, tras la suspensión del domingo por lluvia, ante quien era el puntero de la Zona 4 con dos victorias y sin recibir goles.

Lo que seguramente tenía en la mente Candia y sus dirigidos era irse de Chivilcoy sumando. A sabiendas del triunfo de Defensores que le dio sus primeros tres puntos, la posibilidad de un paso en falso no era viable teniendo en cuenta que, en la siguiente jornada, se enfrentan y cualquier cosa puede pasar. El pitazo inicial de Franco Calogero puso la pelota a rodar en un estudiado inicio, sin mucho por destacar.

Con un cuarto de hora intrascendente, lo primero por destacar fue un córner cerrado que bajó contra el segundo palo y complicó a Llovet y pudo terminar en gol de Colón. El arquero no alcanzó a retener el balón, se chocó con el poste y soltó la pelota sobre la línea de sentencia porque se cayó adentro del arco y, entre Palifermo y Mateos, taparon el remate de Schenone debajo del arco y Denoya terminó completando la acción con un rechazo salvador.

La respuesta del Verde fue clarísima. Se jugaban 21’ cuando Palifermo encontró el espacio en ofensiva para mandar un buen centro al borde del área menor y el cabezazo de Carnero fue potente pero direccionado a la posición del arquero Costanzo que, por acto de reflejo natural del ser humano, extendió su brazo y con la palma de la mano terminó evitando lo que hubiera sido la apertura en el marcador.

El paso de los minutos le dio a Compañía una mejor posición en el campo de juego porque el tándem Baque-Geoghegan tuvo una actuación de menor a mayor y eso le permitió al Verde ganar el mediocampo y estar más cerca del arco de Colón. A los 29’ desde un lateral se originó una situación clara que tuvo Salinas pero la definición del Mellizo fue rechazada por los pies de Costanzo.

Para sorpresa de lo que se había visto en la fecha anterior frente a Defensores, la performance del conjunto chivilcoyano fue totalmente distinta. López no fue lo gravitante que sí lo fue frente al Loro y con su opaca presencia, Colón lo sintió al momento de generar peligro. Después de la jugada que no aprovechó Schenone, pasaron más de veinte minutos para que Llovet tuviera trabajo. A la salida de una pelota parada, el volante central Laphtzborde tomó el rebote sin marca y sacó un remate de cachetada que se fue abriendo y perdió peligro. El Verde llegó por última vez, antes del entretiempo, a los 38’ cuando Páez mandó el centro desde la izquierda y Geoghegan asistió a Carnero de pecho pero el remate no tuvo ni la potencia, ni la dirección ideal y Costanzo se hizo del balón sin problemas.

Seguramente en el entretiempo, Santorelli le inculcó a sus dirigidos que debían cambiar la actitud para poder rescatar algo positivo del partido. Iniciado el complemento, se notó en los primeros minutos esa intención de ir por el gol. En apenas 3’, Llovet tuvo que revolcarse contra su palo derecho para evitar que la media vuelta de Gatti terminara dentro del arco. Claramente esa primera acción de peligro fue un hecho aislado para Colón.

En esa segunda mitad siempre se lo vio mejor a Compañía. Mejor parado, más decidido y con más resto físico que su rival. Cuando se lo propuso, Páez hizo daño por su costado y, en un nuevo ataque por la banda, combinó con Salinas que, de pecho, le devolvió la asistencia del primer tiempo a Geoghegan pero el mediocampista abrió demasiado su pie diestro y el remate se elevó más de la cuenta.

Aparecieron espacios y Compañía empezó a acumular méritos para ponerse arriba en el marcador. A los 27’, el Verde salió rápido de contra con Páez como conductor y, pasando la mitad de cancha tocó con Carnero y éste hizo lo propio para Salinas que corrió con tiempo y espacios hacia el arco de Costanzo pero se apuró en la definición y su remate se fue por arriba del travesaño. Un rato después, Palifermo guapeó para quedarse con la pelota, se metió en el área mayor y metió el centro al medio que Costanzo alcanzó a despejar con los pies y, detrás de todos, no llegó a tiempo Páez para empujarla.

Corrían los minutos y Colón saboreó el triunfo. Cuando se jugaban 43’, Magnone metió un preciso centro al corazón del área y Alarcon hizo lo propio ganándole a la marca con un cabezazo esquinado que se fue muy cerca del caño derecho del arco defendido por Llovet. La derrota pasó rápido como un espejismo para el Verde y automáticamente retomó su sed de aprovechar la oportunidad de ganar en Chivilcoy.

Calogero adicionó cinco minutos y cuando se jugaba el cuarto minuto agregado, Geoghegan, recostado por la derecha, se sacó la marca de encima, caño de por medio, y mandó el centro para Santana que esperaba como centrodelantero pero la pelota se desvió en la mano de Laphtzborde y descolocó al arquero Costanzo que no pudo evitar la conquista para los dirigidos por Leandro Candia. Correcta interpretación del juez juninense que no se apresuró en sancionar la pena máxima y, otorgando la ley de ventaja, convalidó el gol que le dio los tres puntos a Compañía.

Había que creer y este equipo lo hizo. Ganar fuera de Salto parece siempre una utopía en estos torneos federales y se ve muy a cuenta gotas. El regreso del Lagarto a estas competencias viene trayendo consigo nuevas circunstancias que le devuelven la ilusión al fútbol saltense de que pueden venir cosas buenas. Había que creer… y Compañía lo hizo.

Colón (Chivilcoy) 0
Franco Costanzo

Matías Noguera – Valentin Ciancio – Juan Gatti – Thomas Schenone
Eric Rodas – Geronimo Laphtzborde – Elías Collazo – Matías López
Julián Alarcon – Franco Gatti
DT: Omar Santorelli.

Compañía 1
Federico Llovet

Juan Palifermo – Tadeo Denoya – Nicolás Mateos – Joel Bernal
Alejandro Santana – Alejandro Baque – Brian Geoghegan – Nicolás Páez
Eber Carnero – Martín Salinas
DT: Leandro Candia.

Gol: 48’ ST Brian Geoghegan (Compañía).

Cambios en Colón (Chivilcoy)
14’ ST Waldemar Magnone x Elías Collazo.

35’ ST Pablo Alanis x Franco Gatti.
38’ ST Franco García x Matías López.

Cambios en Compañía
31’ ST Alexis Luque x Martín Salinas.

46’ ST Brian Cabrera x Eber Carnero.

Suplentes en Colón (Chivilcoy): Luciano Damelio, Nicolás Giaccone y Alexis Pérez.
Suplentes en Compañía: Hernán Plana, Gianfranco Palifermo, Juan Roldán, Leandro Lavallen y Santiago Nolesi.

Observaciones: Colón de Chivilcoy presentó seis de los siete suplentes permitidos. No tuvo arquero sustituto.

Juez: Franco Calogero.
Asistentes: Emil Puyó y Francisco Tapia.

No te pierdas

Está de vuelta

Martin Bailo confirmó su vinculación al Equipo Octanos Competición para la temporada 2022 …