Primera División - 27/06/2022

Guerreros

El Superclásico dejó un ganador a pesar de que el marcador final indicó un 0 a 0. El Verde, dirigido por Leandro Candia, sorteó una difícil parada en calidad de visitante contra su acérrimo rival y, si bien mereció el triunfo pero no se le dio por esas cosas del fútbol, el punto que se llevó aportó y mucho a la causa porque se adjudicó la Fase Regular del Torneo Apertura 2022 y, por consiguiente, ya tiene su lugar asegurado en la Finalísima.

¿Se puede ganar sin meter goles? Algo así le pasó a Compañía ayer en el Estadio Carlos Testa, porque más allá de haber empatado sin goles, el Verde acumuló merecimientos para quedarse con la victoria y, si bien no se le dio, el empate le alcanzó para ser el ganador de la Fase Regular del Torneo Apertura con dos fechas de anticipación. Motivos para festejar le sobran a los dirigidos por el ‘Sapo’ Candia que vienen a paso firme y todavía faltan los Play-Offs.

Luego del pitazo inicial de Gustavo Aguirre, los dos elencos comenzaron con un ritmo alto y el trámite de ida y vuelta. Tanto Gizzi como Acevedo respondieron sin mayores sobresaltos desde un primer momento y eso les pasó el compromiso a los restantes veinte protagonistas de que algo debían mejorar para que el espectáculo crezca. La nublada jornada dominical presentó un reducto colmado con aquellos que acompañan siempre y con los que, solamente, no quieren perderse esta clase de encuentros.

El desenlace cayó en un pozo cuando pintaba para ser altamente dinámico porque, en el minuto 10, Bernal terminó golpeándose contra el paredón que cubre todo el campo de juego y quedó tendido en el suelo pidiendo rápidamente atención médica. La misma fue nula porque en la cancha no había ningún médico (ni contratado para la ocasión, ni en el público y que quiera acercarse voluntariamente).

Si bien el futbolista de Compañía fue reemplazado, en su lugar entró Santana, permaneció en la eterna espera por 20 minutos hasta que el desarrollo volvió a detenerse para permitir el ingreso de la ambulancia que lo derivó al nosocomio local. Una verdadera vergüenza que se siga jugando al fútbol en Salto sin la obligatoriedad de un personal médico. Ni habiendo sucedido lesiones de gravedad se toma conciencia. La salud del deportista, que es un ser humano, no parece ser una prioridad para el costado dirigencial de todos los clubes de la Liga, que no adoptan esta medida como prioritaria.

Volviendo al desenlace del partido. Superada la media hora, el González de Compañía encontró el espacio para sacar un remate esquinado pero jamás sabremos que hubiera sucedido con el envío si no se hubiera cruzado en el camino su homónimo, el de Defensores, para despejar la pelota al tiro de esquina. Unos minutos después, un atento Palifermo envió un centro buscapié de primera que cruzó el área mayor y por el segundo palo Colombini definió ante una rápida atorada de Gizzi que ganó el duelo y evitó la apertura en el marcador.

Con Geoghegan como bandera y un inspirado Colombini, el Verde fue más en esa primera mitad y mereció mejor suerte en el marcador. También sufrió malas noticias el once de Candia porque a los 41’ de ese primer capítulo vio la roja directa el defensor Acha, por un empujón desmedido contra González. Actitud infantil del futbolista de Compañía que dejó a sus compañeros con uno menos en un partido donde lo que más hay que ser es pensante y no tan temperamental.

Defensores generó su primera acción de peligro de las llamadas ‘claras’ a los 50’ del primer tiempo (se jugaron ocho minutos de tiempo de descuento), cuando Castagno recibió de Lavie y recostado por la banda derecha metió un centro al corazón del área que encontró un cabezazo alto de Medina. Cuando Aguirre indicó el final de los primeros 45 minutos, el balance marcó que Compañía había hecho un poco más que Defensores para ir ganando, pero no había logrado plasmarlo en la red. Por segunda vez en el certamen, el Lagarto se iba al descanso sin marcar goles (la vez anterior fue contra CUSA, con quien luego perdería 1-0 de local).

El segundo tiempo fue austero y al mismo tiempo ofreció algunas situaciones dignas de desnivelar en el marcador. Si bien Defensores contaba con un jugador de más, le costó muchísimo poder aprovecharlo en el juego mismo. Lo cierto es que en un partido tan importante, por todo lo que conlleva un Superclásico, se cruzaron dos realidades distintas e influyó: Defensores, con un entrenador nuevo que busca imponer sus ideas en medio del certamen y Compañía, con un trabajo aceitado y la moral por las nubes.

Recién a los 31’ de ese segundo período y con Testa ya en cancha, el Loro llegó con peligro. El experimentado delantero hizo las veces de extremo y metió un centro buscapié que cruzó el área, pero nadie entró para vulnerar el arco defendido por Acevedo. Ya había impaciencia, pero los caminos no se allanaban y el reloj es tirano y no perdona.

En los últimos diez minutos de juego, Compañía apretó el acelerador y pudo encontrar la victoria. Luque, en una escapada individual, se fue haciendo el espacio hasta que decidió rematar de punta y Gizzi, con el pie, tapó el remate generando un rebote alto que obligó a una segunda reacción retrocediendo contra su arco pero la pelota terminó cayendo en el techo del mismo.

Mientras Defensores seguía chocando ante una segura defensa, el Verde encontró una nueva ocasión que debió haber derivado en la pena máxima. Se jugaban 38’ cuando un centro pasado no encontró a nadie llegando con claridad por lo que Santana fue a por el balón y Gizzi detrás, generándose un contacto adrede por parte del arquero del Loro contra el espigado mediocampista del Lagarto. La acción ocurrió dentro del área pero Aguirre, en la única acción que se le puede reprochar dentro de su labor, omitió lo que fue un penal claro. Sin demasiadas protestas, el juego continuó.

Quedaría tiempo para una escapada de Colombini por la izquierda. El reloj marcaba 47’ y el menor de la dinastía fue de izquierda al centro para encontrar el perfil correcto con pie diestro y sacó un remate al ras del piso que no tuvo el peligro esperado y Gizzi controló en un tiempo. Eso fue todo, pitazo final y empate sin goles que le dio al Verde la unidad necesaria para convertirse en ganador de la Fase Regular a falta de dos fechas y, automáticamente ya es Finalista de la actual temporada.

Defensores 0
Pablo Gizzi
Patricio Lavie – Franco Favergiotti – Valentin Robtatto – Leandro Peratta
Joaquín Fernández – Tobías Aguilar – Alan González – Diego Peralta
Damián Castagno
Gastón Medina
DT: Martín Pérez.

Compañía 0
Gonzalo Acevedo
Santiago Acha – Juan Palifermo – Tadeo Denoya – Nicolás Mateos – Joel Bernal
Brian Geoghegan – Alexis Luque – Nicolás Páez
Esteban Colombini
Alan González
DT: Leandro Candia.

Goles: No hubo.

Cambios en Defensores
13’ ST Agustín Lazatti x Joaquín Fernández.

13’ ST Sebastián Illoa x Damián Castagno.
25’ ST Feliciano Testa x Diego Peralta.

Cambios en Compañía
14’ PT Alejandro Santana x Joel Bernal.

41’ ST Alejandro Baqué x Alan González.

Suplentes en Defensores: Lucas Ullua y Manuel Villegas.
Suplentes en Compañía: Lucas Livio, Joaquín Acevedo y Nicolás Di Virgilio.

Incidencias: 28’ PT se detuvo el partido para permitir el ingreso de la ambulancia que retiró a Joel Bernal, lesionado con una luxación de hombro.

Expulsado: 41’ PT Santiago Acha (Compañía).

Juez: Gustavo Aguirre.
Asistentes: Lucas Machado y Maximiliano Olivo.

Sub 23: Defensores 4-0 Compañía.

No te pierdas

Sensaciones positivas

Lautaro Lanci volvió al mundo del kart para disputar la doble jornada del Campeonato Argen…