Gerardo Salorio: “Los chicos solo deben preocuparse en aprender”

335 visitas

El Preparador Físico de las Selecciones de Fúbol Juveniles de AFA estuvo en Salto el último lunes y al tener una gran relación con las autoridades municipales y principalmente con Guillermo Scarafía el Director de Deportes, aprovechó una muy buena recepción para presentar su libro “Secretos de Campeón”.

 

El Salón Blanco de la Municipalidad fue el lugar elegido donde padres, profesores, técnicos, dirigentes y una gran cantidad de chicos, siguieron con atención la charla donde el reconocido Preparador Físico brindó conceptos muy claros haciendo un recorrido por toda su trayectoria.

EL DEPORTIVO tuvo el agrado de dialogar en forma exclusiva con quien tiene opinión formada sobre varios temas relacionados al fútbol y ha sabido ganarse el respeto de propios y extraños.

“Siempre que vengo a esta ciudad me reciben con los brazos abiertos y está es una linda ocasión en la que vine a presentar este libro, una experiencia muy importante para mi persona y con la cual estoy recorriendo el país”.

“En este ejemplar expongo una recopilación de mi carrera con anécdotas, hincapié en el entrenamiento para chicos de seis a doce años, la apertura mirando hacia el interior del país y ampliar conocimientos para todos aquellos que se dedican a trabajar en la formación de futuros jugadores.  Como primer medida, una escuela de fútbol no es una guardería donde vienen a dejar a sus hijos porque no tienen adonde llevarlos y los van a buscar a un horario determinado”.

Profundizando sobre este sueño hecho realidad Salorio remarcó: “Estuve tres años trabajando y había llegado a un punto donde veía muy difícil el hecho de poder terminarlo pero por suerte apareció una editorial y conseguí que alguien escribiera con la visión de ver a la Argentina desde adentro con  la satisfacción de trasladar todas mis vivencias de la manera que yo quería”.


Hablando sobre sus proyectos y objetivos futuros señalo: “Este libro me demanda mucha energía pero lo hago con mucha pasión. Sigo recorriendo el país, viendo jugadores y he programado viajes a Tucumán, Corrientes y Santa Fe. Lo  más importante en cuanto a proyección es que he dado mi palabra para volver como Profesor a las Selecciones Juveniles. En síntesis, se me presenta un panorama inmejorable desde lo laboral”.

Después de haber conseguido tantos títulos y haber sido el creador de enormes talentos que hoy brillan en diferentes lugares del mundo, quisimos saber a qué se debía su regresó y respondió: “No lo hago por plata. Vuelvo porque mi hija más chica tiene trece años y nunca me vio adentro de un campo de juego. Además, aunque parezco ilógico, me mueve seguir acumulando gloria y quiero, como fiel argumento, ganar mi sexta medalla. Humberto Grondona me lo pidió y como me une una gran relación con toda su familia, era casi por descarte que iba a aceptar. Esto es mi vida. Yo me crié con una pelota y entiendo perfectamente como se vive y como se siente. Ayer veía los chicos de inferiores de Independiente como se le caían las lágrimas y era una puñalada muy profunda. Porque ellos se criaron con esos colores. Uno puede cambiar de auto, de novia, de partido político pero nunca de club porque el fútbol es un sentimiento que se lleva muy adentro”.

Sobre la realidad que vive el fútbol con situaciones apremiantes, locura permanente y esta penosa realidad que vive Independiente sostuvo: “Este deporte no es más que un reflejo de lo que trasmite la sociedad. Vivimos con lo que tenemos y de prestado.  El jugador está inmerso en un proceso donde se apuran los tiempos y donde todo es a corto plazo. No se le puede a un chico enseñar a cabecear en Primera División o a patear con la zurda. Todo es vértigo no nos detenemos a mirar que podemos mejorar. Con Independiente me atrevo a decirte que esto tan triste, es consecuencia de tres años de gestión donde cada uno debe hacerse cargo de todo lo mal que le han hecho a la institución y hasta te diría que Ramón Díaz debe rendir cuentas”.

Cuando le preguntamos porque aparecía con Lionel Messi en la tapa del libro señalo: “Como no voy a estar junto a quien es hoy el mejor del mundo si yo me jacto de decir que lo traje al país para que jugará con la Selección cuando estaba a punto de hacerlo para España. Le mostré un video a Julio Grondona y me dice ya armemos un partido y desde aquel amistoso con Paraguay cada día nos deslumbra más. Nosotros tenemos que acostumbrarnos a disfrutar y ponernos a pensar que en los últimos cincuenta años tuvimos a los tres mejores del mundo Distefano, Maradona y Messi”.


En momentos cuando se menciona tanto las diferencias entre Maradona y Messi el profesor expresó: “Diego era lo más parecido a ir a observar una función de ballet con toda su magia y plasticidad. Messi es la clara muestra del modernismo: práctica, velocidad, cambio,  el vivir a mil; llegar y concretar. Cada uno hizo la diferencia en una época determinada”.

Cuando expuso ante los chicos más que nada con un mensaje de padre, Salorio dejó una definición fiel a su manera de proceder: “En el fútbol hay tres resultados: ganar, empatar o  perder. A la edad de ustedes, el único que sirve es APRENDER”.

En el final de la nota, ante la consulta sobre las posibilidades de la Selección Argentina de cara a Brasil 2014 dijo: “Vamos a llegar con Messi en la mejor edad para ganar un mundial, 26 años, la misma que tenía Diego cuando nos consagramos en México. Creo que podemos estar entre los cuatro mejores, después salir Campeón es producto de un montón de situaciones. Hay que tener en cuenta los cruces, las amarillas y posibles lesiones. La suerte también juega un papel fundamental”.