¡FeliciTationes, Horacio!

456 visitas
EDR

Horacio ‘Tati’ Sánchez tuvo un comienzo de año soñado en Colón, donde el Automovilismo Zonal que fiscaliza Fedenor dio inicio a una nueva temporada del deporte motor. El piloto de nuestra ciudad ganó la Final del TC del Norte y se dio el gusto de cumplir un gran anhelo. En esta categoría, subió al tercer lugar del podio, el saltense Santiago Rafaelli, mientras que en la categoría Monomarca 128, el volante oriundo de Arroyo Dulce, Julián Verna, protagonizó un gran fin de semana y logró un merecido cuarto puesto.

Se hizo desear pero finalmente llegó el debut de los zonales en su temporada 2020. El circuito Emilio Reybet de Colón fue la sede designada y allí se presentaron las ocho categorías con la gran novedad del retorno de la histórica divisional TC Zonal que, en esta primera jornada, tuvo en pista a ocho autos, resultando dos de ellos de nuestra ciudad (Marcelo Richard y Gustavo Colombini).

Con la presencia de dos pilotos saltenses se dio inicio al campeonato del TC del Norte con un gran resultado para ambos. Horacio ‘Tati’ Sánchez pudo comenzar el año ganando y significó una alegría incontenible para él, su entorno y todo el ambiente del automovilismo zonal que lo llenaron de elogios por ser un gran ejemplo para todo aquel que quiere cumplir un sueño y no se anima a intentarlo.

Sánchez tuvo durante todo el fin de semana un gran auto, empezando en la clasificación, donde se ubicó quinto y luego, mejoró en la serie llegando como escolta del ‘Bachu’ Kelly que esta temporada correrá en un binomio junto a Javier Fanucce. Lo que ocurrió en la final terminó siendo un detalle determinante para su desenlace. Kelly partía desde el lugar de privilegio pero se movió antes de tiempo y por eso fue recargado con 5 segundos. Desde ese momento, Kelly buscó sacar una diferencia mayor al recargo para obtener de todos modos el título y lo venía logrando.

Horacio ‘Tati’ Sánchez, festejó y mucho su victoria en el TC del Norte.

Afortunadamente para Sánchez, se dio el ingreso del auto de seguridad y allí, la distancia entre primero y segundo desapareció y de ahí hasta la bandera a cuadros, Sánchez, siendo escolta en pista, luego se transformaría en el ganador tras conocerse los tiempos oficiales. Un premio al esfuerzo incansable y un regalo del destino para invitarlo a seguir por este camino. En la tercera colocación llegó el otro representante local dentro de la divisional, Santiago Rafaelli, de muy auspicioso debut.

Lo que ocurrió en la categoría Monomarca 128 fue muy positivo para el representante de Arroyo Dulce, Julián Verna. Tras un trabajo a destajo, inclusive, ultimando detalles en las horas previas a la competencia, se terminó dando un gran fin de semana con un resultado obtenido que le permite renovar fuerte las expectativas de cara a la presente temporada.

No fue del todo buena la clasificación, ya que quedó 12° a más de un segundo de diferencia con el poleman, Jorge Purita. Posteriormente, en la segunda batería, Verna llegó tercero con un buen funcionamiento del auto y así se encaró la competencia decisiva, sabiendo que la posibilidad de ser protagonista, estaba latente.

Auspicioso inicio de año para Julián Verna en la Monomarca 128, con un 4° puesto en Colón.

El correr de las vueltas terminó afirmando lo que ya se avizoraba. Verna corrió una gran final, difícil por los rivales que sorteó y otros que ofrecieron batalla a cada momento. El actual campeón, Santiago Sbuttoni se llevó la victoria, seguido de Juan Adrover y la tercera ubicación fue de Andrés Santia. En gran labor, Verna arribó cuarto y también se ganó un lugar en el podio.

Finalmente, el regreso del TC Zonal no trajo consigo buenos resultados para los nuestros. El fin de semana arrancó y terminó complicado para Marcelo Richard porque de no registrar tiempo en clasificación, pasó a girar apenas cuatro vueltas en la Final hasta que produjo su abandono. La situación de Gustavo Colombini no tuvo un final muy diferente. Es cierto que a la hora de clasificar, el saltense se ubicó detrás del poleman Sartirana pero, lamentablemente, debió culminar antes de tiempo la final por la rotura del motor.