Esperando el milagro

388 visitas

El Altético Alumni fue goleado como local por 4 a 0 ante Rivadavia de Chacabuco y las posibilidad de lograr su clasificación pende de un hilo, ya que aún no logró sumar unidades. Los goles del Celeste fueron de Ezequiel Soto, Sergio Scanela y Fermín Oberti en dos oportunidades.

Fotos: Luis Carmona

 

Apesadumbrado y con el desánimo lógico de alguien que intentó por todos los medios torcer la historia, el entrenador Marcelo Miguel deslizó una frase que resume de cuerpo y alma un presente muy oscuro: “Alumni se acostumbró a perder”.

Y por el camino de una definición así,  hay que buscarle el sentido a una derrota tan dolorosa como sorprendente a punto tal que se cometieron torpezas que bien se le pueden adjudicar a un equipo de principiantes pero no a un conjunto integrado por jugadores con varios partidos en Primera y en algunos casos, con dilatada trayectoria.

Rivadavia de Chacabuco dio cuenta del Atlético Alumni en su estadio y prácticamente sentenció sus aspiraciones en la Zona Repechaje. La visita supo sacar provecho de groseros errores defensivos y fue construyendo una muy buena victoria que le permite encarar la segunda rueda con otro ánimo.


1-0: Tras el desborde desde la izquierda apareció Ezequiel Soto (10) para empujarla con el arco libre.

Era evidente que el Milrayitas necesitaba la victoria como una gran obligación y esa misma presión, terminó siendo un factor contraproducente porque el nerviosismo se apoderó del equipo llevándolo a cometer muchos desaciertos que lo pagaron con una abultada diferencia en contra.

En apenas veinte minutos Rivadavia sacó una ventaja de tres goles que marcaron a fuego el desarrollo. La primera conquista llego por una  falla  del marcador de punta Daniel Carnero por la derecha, el resto de la defensa queda mal parada y dos delanteros entraron sin oposición frente al golero para finalmente Soto, establecer la apertura del marcador.

Tres minutos después tras un  pelotazo largo del arquero rival, Diego Mole en su afán de rechazar no hace más  que habilitar a Scanela y este, en una jugada que despertó airadas polémicas por una supuesta posición adelantada, señaló el segundo.

La visita era letal para conseguir transformar en beneficios los propios desaciertos de su oponente y llegó el tercero, obra de Oberti, el implacable número nueve, que tuvo una gran tarde. Para sellar el resultado final nuevamente el centrodelantero, esta vez por méritos propios en la definición, se hizo presente para decorar el abultado score.

En la segunda mitad  Rivadavia entendió mejor que nadie como continuar con el trámite apostando al contragolpe y regaló terreno y pelota. Por su parte Alumni ya no podía con su alma  y la intención del cuerpo técnico fue preservar los protagonistas en cancha esperando por un milagro que parece cada vez más lejano.


Evidentemente en esta situación tan comprometida, del Milrayitas, a lo largo de todo el semestre  las partes intervinientes corren con algún grado de culpa. Futbolísticamente el equipo nunca pudo sostener un ideal y puede que también se haya fallado en la forma de transmitir al grupo lo que se pretendía dentro de la cancha.

Todo  forma parte de este juego pero lo cierto y concreto es que la luz no aparece y otro año, signado por el fracaso deportivo va camino a hacerse realidad.

Alumni 0
Telechea; Daniel Carnero, Quiroz, Molé, Acevedo; Norberto Carnero, Araujo, Simaldonde; Ortiz; Aguirre y Eber Carnero. D.T: Marcelo Miguel

Rivadavia (Chacabuco) 0
Frelier; Brian Tamburini, Batista, Rimulo, Cieri; Scanela, Casco, Petrobelli; Soto; Oberti y Caseri. D.T: Pablo Gómez

Cambios en Alumni: Garay x Daniel Carnero, Ávila x Simaldone y Romero x Quiroz.
Cambios en Rivadavia (Ch): Ceballos x Soto, Agustín Tamburini x Casco y Acuña x Oberti.

Suplentes en Alumni: Salvatore y Franco
Suplents en Rivadavia (Ch): Chielli

Juez: Darío Funes
Asistentes: Héctor López y Víctor Pallero.