En la última bolita

582 visitas
EDR

Suena ilógico, irreal, muy poco creíble pero el fútbol tiene estas cosas y mucho más. En los últimos dos minutos y después que Compañía había hecho todo el gasto generando inclusive situaciones muy claras para quebrar el cero, CUSA lo sorprendió con la pelota parada y le amargó la existencia. Facundo “Bolita” Bolognese lo hizo posible. En la cancha y en los vestuarios, los tres puntos se festejaron a pleno.

Siempre se dijo y nos hemos cansado de repetirlo, que este deporte en particular en un juego donde la mínima ventaja a favor del rival te puede dejar con las manos vacías. Que los goles que erras generalmente los terminas sufriendo en carne propia y hasta para ser más elocuente, los merecimientos solo sirven para la estadística y las que van adentro son al fin y al cabo las que sirven.

Compa-CUSA-2

Hecha esta introducción, vamos a empezar a explicar como un equipo buscó usando todas las variantes llegar a la victoria y otro, que hasta nos animamos a decir firmaba el empate antes de empezar a jugar, consiguió inesperadamente la tan ansiada recuperación. El primer tiempo fue un bodrío. Además de cortado, friccionado y sin nadie de los veinte protagonistas, sacando los arqueros, a los que se les prendiera una idea, las aproximaciones a los arcos fueron muy escasas.

Mientras CUSA sostuvo la idea de mantenerse firme en el fondo, neutralizar en la zona media lo que pudiera proponer su rival, pero su vocación ofensiva no existió y los dirigidos por Santana llevaron adelante el protagonismo con Baque y Movio, en la distribución, Páez y Polanco buscando profundizar por las bandas y Colombini, Martín Salinas y Monacci, siendo las tres referencias como delanteros.

Compa-CUSA-3

Sin embargo, ni uno ni otro ofreció algo convincente. Solo contabilizamos una media vuelta de Colombini  muy cerca del palo derecho y un remate de Salinas, que se perdió desviado ante la atenta mirada de Menéndez. Estaba claro que el empate no era negocio para ninguno de los dos teniendo en cuenta la tabla, pero menos aún para Compañía, que en su estadio, llevaba sobre las espaldas la obligación de ganar.

Con los ingresos de Cuello y Gregorio Salinas, el verde intensificó su dominio controlando la pelota y en la primera situación del complemento, Colombini  habilitó a Martín Salinas pero el bueno de Menéndez se impuso en el duelo con el delantero.

Compa-CUSA-4

Del Fueyo y su aplicación sin miramientos del reglamento, hizo que el partido asqueara a propios y extraños, consiguiendo que el juego se detuviera permanentemente por reiteradas infracciones. El Universitario multiplicaba esfuerzos para contener al dueño de casa y para salir del asedio, Giménez combinó con Celuro, pero el juvenil delantero en posición ideal para convertir, se apuró y remató muy desviado.

Compañía fue una y otra vez inclinando la cancha. Tras un centro pasado, Gregorio Salinas definió apenas desviado y posteriormente, su hermano Martín tuvo en sus pies la victoria, pero volvió a fallar. De un pelotazo por elevación y con toda una defensa que ofreció ventajas, el mellizo encaró con pelota dominada y cuando todos los hinchas preparaban sus gargantas, de manera hasta poco creíble el disparo del delantero se perdió por encima del travesaño.

Compa-CUSA-5

Viendo que los minutos fueron pasando y quebrar el cero se volvía todo un impedimento, la desesperación fue nublando la creatividad del verde y se acrecentó  la figura de Villalba,  aplicando toda su experiencia. Cuando el 0 a 0 parecía ser demasiado castigo para Compañía y le permitía a la visita cosechar un punto valioso, de acuerdo a como se presentó el desarrollo, sorpresivamente llegó el gol que sentenció la historia. A los 43’ partió el tiro de esquina que Weber peinó en el primer palo y por el centro del área, apareció Bolognese para empujar la redonda al fondo del arco con Ripoll y los defensores clavados en el piso. Automáticamente, el DT Capaldi, salió despedido del banco de suplentes para unirse en un abrazo interminable con sus jugadores

CUSA-Festejo-27

Con todo el asombro a cuestas, el Lagarto fue por la igualdad. Mateos cabeceó desviado un centro pasado al segundo palo y Baque probó de media distancia y Menéndez se lució mandando la pelota al córner. No hubo tiempo para más, llegó el momento en que Del Fueyo señaló el final y se juntaron las dos caras de la moneda. Todo Compañía con los rostros perdidos sin poder hallar ninguna respuesta a tanta frustración, mientras el delirio se hizo sentir en el vestuario visitante. Nada más gratificante que haber conseguido los tres puntos, en la última bolita.

Compañía 0
José Luis Ripoll
Mariano Sumich – Nicolás Mateos – Leandro Candia
Gonzalo Polanco – Fernando Movio – Alejandro Baque – Nicolás Paéz
Nicolás Colombini – Martín Salinas – Carlos Monacci
DT: Alejandro Santana.

CUSA 1
Manuel Menéndez
Javier Sciaini – Cristian Villalba – Facundo Bolognese – Claudio Sequeira
Leandro Giménez – Nicolás Pancera – Ivo Barkigjije – Matías Jofre
Lucas Jofre
Emiliano Celuro
DT: Gabriel Capaldi.

Cambios en Compañía
Juan Cuello x Gonzalo Polanco.
Gregorio Salinas x Carlos Monacci.

Cambios en CUSA
Leonardo Leiva x Emiliano Celuro.
Rubén Parrillo x Lucas Jofre.
Thiago Weber x Ivo Barkigjije.

Suplentes en Compañía: Francisco Balbiano, Julián Piva y José Luis Valenzuela.
Suplentes en CUSA: Carlos Pisoni y Milton Sciaini.

Gol
43’ ST Facundo Bolognese (CUSA).

Juez: Juan Carlos Del Fueyo.
Asistentes: Gonzalo Núñez y José Martínez.

Sub 23: Compañía 0-1 CUSA