Home Futbol Sub 23 El VAR invisible
Sub 23 - 21/10/2021

El VAR invisible

El árbitro carmeño Nicolás Rumaní fue protagonista de un grosero error en el encuentro de Sub 23, disputado el último fin de semana, entre CUSA y Valacco FC, por la última fecha de la Fase de Grupos. El colegiado local anuló el segundo gol del Violeta después de constatar qué, en la previa de esta acción, hubo falta sobre un jugador del Universitario que en un primer momento no sancionó. Lo sorpresivo para esta ocasión es que dejó pasar varios segundos y no se retractó inmediatamente.

El show no siempre debe continuar. En este caso, hay que rever lo sucedido para corregir, urgentemente y, después sí, poder continuar porque los tiempos del fútbol son tiranos y la revancha es inmediata. En esta época que vivimos de mucho consumo televisivo de las grandes ligas del mundo que ya pusieron en funcionamiento el VAR (Video Assistant Referee), hay que recordar que, en nuestro país y menos en Salto, está tecnología aún no llegó.

Unos tres segundos tiene, aproximadamente, un árbitro para retrotraer una jugada y si en ese tiempo no lo hace, tiene que darle continuidad al juego. Promediando el segundo tiempo del partido que, en Sub 23, protagonizaron CUSA y Valacco FC, la acción en cuestión comenzó en la zona media con el conjunto Violeta atacando y, en la disputa por el balón, Ramiro Lanci, de CUSA, quedó tendido en el piso mientras la jugada continuó y llegó la habilitación para Braian Delgado que definió al ángulo superior izquierdo del arco defendido por Santino Herrera y emprendió su festejo.

Delgado se abrazaba con sus compañeros en el festejo del gol cuando el árbitro Nicolás Rumaní se acercó hasta Lanci, que seguía en el piso, y ahí constató que el futbolista Universitario había sufrido un golpe en su boca que le había producido cortes internos producto de los brackets dentales que usa. Hasta ese momento, nadie del conjunto Violeta se imaginó lo que iba a suceder. El 2-0 de Valacco FC que le aseguraba, en ese momento, un poco más la clasificación a Cuartos de Final, duró unos cinco o seis minutos porque el árbitro oriundo de Carmen de Areco decidió retrotraer la jugada, anuló la conquista de Delgado y cobró tiro libre en la mitad de cancha para CUSA.

De más está aclarar que esta determinación alteró al banco Violeta con su entrenador Aguirre a la cabeza y, en un primer momento, se generó una discusión a viva voz entre él y el DT de CUSA, Diego Precone que, instantes después, se terminó cuando ambos entendieron lo expuesto por cada uno y cerraron el tema estrechando la mano.

No terminó todo con ese apretón de manos entre Aguirre y Precone porque todo el desenlace tendría un último capítulo. El entrenador Universitario, de manera muy efusiva, le indicó a sus futbolistas que se hicieran un gol en contra para remediar el gravísimo error que había cometido el árbitro Nicolás Rumaní en anular el gol de Delgado. Los jugadores universitarios no acataron la indicación de su DT y el partido continuó.

Los minutos pasaron y no hubo más goles. Valacco FC, a pesar de ser perjudicado por un error muy notorio del juez principal, ganó por la mínima diferencia gracias a la conquista de Gabriel Medina, eliminó a su rival del campeonato y se metió en los Cuartos de Final.

Muchas veces los partidos de esta categoría suelen pasar desapercibidos y las injusticias quedan solo en comentarios de mesa de café. Lo ocurrido el último fin de semana en cancha de CUSA pudo ser correcto si el VAR existiera en la Liga de Fútbol de Salto, pero eso lejos está de ocurrir y, para agregar a la causa, ni siquiera llegó aún al fútbol grande de nuestro país. Errar es humano y así se aprende. Que haya ocurrido, lo único que debería generar es que no se repita. Por lo pronto y de manera fugaz, el VAR invisible pasó por Salto.

No te pierdas

Negocio Verde

Compañía y Defensores empataron 1-1 en una nueva edición del Superclásico de la ciudad que…