El fútbol sigue llorando

527 visitas
EDR

En 15 días murieron 3 futbolistas en nuestro país. Hoy, lamentablemente falleció Máximo Gil, jugador de Huracán FC de Carlos Tejedor. Tenía 21 años y el domingo pasado, promediando el segundo tiempo del partido de Sub 21 Vs. Social de Tres Algarrobos, sufrió un paro cardíaco y cayó al suelo desplomado. Afortunadamente en la cancha había dos médicos, pero la ambulancia tardó 8 minutos en llegar, y fue un tiempo que no se pudo recuperar. Estuvo internado en el Hospital Interzonal de Junín y falleció hoy por la tarde.

 

No importa si tienen autos lujosos y se van de vacaciones al Caribe. No importa si trabajan en una fábrica a la mañana y por la tarde se toman un colectivo o van en bicicleta a entrenar. No importa si los botines son los más nuevos o si tienen los tapones gastados. Lo que importa es que todos los que practican deportes, son seres humanos.

En este caso puntual, hablaremos del fútbol. El deporte más lindo del mundo, según se dice en todas partes. El más convocante por la pasión y la adrenalina con que se vive un partido. Pero quizás, uno de los deportes menos cuidados, si tomamos como referencia, que en los últimos 15 días, apenas dos semanas y un día, se perdieron tres vidas en una cancha de fútbol.

Emanuel Ortega, futbolista de San Martín de Burzaco (Primera C), falleció el jueves 14 de Mayo. Diez días después, exactamente el domingo 24 de Mayo, murió Cristian Gómez, jugador de Atlético Paraná (Primera B Nacional) y hoy por la tarde murió Máximo Gil, futbolista de Huracán FC de Carlos Tejedor (Liga del Oeste).

Tres vidas que ya no están con nosotros y que desde donde nos estén mirando, seguramente están pidiendo que se haga algo. Es doloroso decirlo, pero que se los tome como ejemplo a ellos, para prevenir, que es lo primordial para cambiar este presente triste e indeseable.

En algunos casos se le da más importancia a poder pagarle a un 9 que venga y haga goles o de conseguir un sponsor importante para que aporte un dinero que sirva para pintar la cancha. Sería maravilloso que en Salto, los clubes prioricen realizar los estudios completos a todos los jugadores que los representan ¿Es costoso?, ¿El club no lo puede afrontar?, no compitan entonces. Es más importante una vida, que ganar un partido de fútbol.

Hace casi dos meses, los capitanes de los 8 equipos de Salto se juntaron y entregaron una carta firmada por ellos en mano al Presidente de la Liga de Fútbol, Jorge Garavano. En ella expresaban que querían una ambulancia en cada partido que se juegue. Un pedido lógico y necesario ante cualquier evento deportivo. El tema se trató en las reuniones posteriores y evidentemente como el tema costos es el que siempre torce una decisión para el lado del ‘No’, nada cambió y el fútbol se siguió desarrollando.

Primero fue en el Conurbano de la Capital, después se fue a Corrientes, norte del país, pero ahora fue en Carlos Tejedor, en una Liga de Fútbol cercana. Ojalá nunca más se pierda la vida de una persona mientras practica un deporte, en el cual, previamente no se habían hechos los estudios correspondientes.

Ojalá las respuestas aparezcan con hechos y si es necesario tomar decisiones drásticas, quizás no se estaría errando, porque repito, lo que se estaría priorizando, es la vida de un ser humano, que acá y en la China, es lo que importa. El fútbol puede ser muy lindo, pero nos está mostrando su lado más oscuro y horrible en nuestra propia cara y parece que en vez de querer cambiar para encontrar soluciones, arrugamos la cara sorprendidos, pero lo seguimos mirando.