El ‘1’, se mira y no se toca

424 visitas

Defensores no permitió que el primer puesto de la Zona 3 se fuera de Salto. La victoria, muy trabajosa, ante Argentino de Pergamino por 2-1 le mantuvo el lugar de privilegio y ahora empezará otra historia en el Regional Amateur con el largo camino en busca del ascenso al Federal A. Con la bandera de ser siempre protagonista, el Loro deberá dividir esfuerzos en la doble competencia que seguirá teniendo por delante junto al Torneo Local.

No debería sufrir tanto, pero parece inevitable. Defensores volvió a protagonizar un partido decisivo con cambios constantes entre la tranquilidad, la impaciencia, algo de bronca y frustración hasta llegar a la ansiada alegría y felicidad. Lo cierto es que una dosis de suerte, esas cosas que tiene el fútbol o simplemente el destino favorable, calmaron aguas que se veían turbias en algún momento de la tarde en el Estadio Carlos Testa.

Cuando en Pergamino festejaba Juventud la apertura en el marcador ante Sports y en Chacabuco ya se sabía que Barracas derrotaba 2-0 a 9 de Julio, en Salto y con el juego empatado, el tiro libre de Belfiore, apenas iniciado el complemento, daba en el travesaño y acrecentaba el fastidio del público que todavía no podía entender como un ratito atrás, Fernández había dilapidado una opción tan clara ante Borro cuando tenía a González y a Testa mejor perfilados y sin marcas para definir con el arco libre.

Defensores había arrancado el partido muy enchufado y eso le permitió encontrar la ventaja antes de los diez minutos y por una jugada preparada. A los 7’ y tras un tiro de esquina jugado por lo bajo hacia afuera del área mayor, Fernández la dejó pasar y mejor perfilado apareció Illoa para colocar un derecho perfecto bien lejos de un estático Borro y así, el Loro festejó casi desde los vestuarios el estar ganando.

1-0: Jugada de pizarrón: Corner de Bravo hacia afuera del área mayor, Fernández la dejó pasar e Illoa, a la carrera, la colocó contra el palo derecho de Borro. Golazo.

Lo cierto es que más allá de estar ganando, al equipo de Lencina le costó sostenerlo con el paso de los minutos, porque Argentino apenas treinta segundos después de estar perdiendo, tuvo una oportunidad de empatar que si no fuera por la estupenda atajada de Gizzi abajo contra el palo, el cabezazo de Francione hubiera sido noticia. Cuando entraba nuevamente en partido, Defensores podía hacer daño y de una falla en la salida de Canavesio, surgió la habilitación de Testa para Bravo que terminó con un zurdazo del 10 que Borro despejó con sus pies al tiro de esquina.

Testa aprovechó una mala salida de Canavesio y habilitó rápido a Bravo que sacó un zurdazo potente y Borro, con los pies, la mandó al corner.

La segunda parte de ese primer período tuvo un solo dueño y fue Argentino. Con el buen trabajo de Suárez por la derecha y de Cubilla por la izquierda, el elenco pergaminense fue alejándose de su propio arco para empezar a ver el de Gizzi cada vez más grande. A los 32’, Francione captó una pelota que luchó en el área De Francesco y sacó un derechazo buscando colgarla de un ángulo y Gizzi controló con seguridad,

Iba a llegar el rédito para Argentino de Pergamino de una acción que era ataque Loro porque a los 36’, Torres pasó al ataque y mandó el centro por lo bajo, sin destino y permitió la interceptación y posterior salida de contra que terminó con una pelota profunda a espaldas de Narbiloni para Suárez que no dudó en definir al ras del piso cuando vio que Gizzi salía apresuradamente. El 1-1 era real y la ilusión del Loro si bien seguía en pie, ahora debía tener mayor atención porque un gol podía torcer todo.

Para el complemento, Lencina movió rápido el banco después de que la gente se atragantara el grito de gol con la mala decisión de Fernández a los 3’ y dos minutos más tarde con el tiro libre al travesaño de Belfiore. Los ingresos de Iocco y De Martino por Bravo y Testa tuvieron la reprobación de la platea pero más allá de eso, el desenlace favorecería a Defensores. Apenas cuatro minutos en cancha bastaron para que Iocco encontrara espacios y desde media distancia sacara un zurdazo furibundo que Borro despejó como pudo a un costado.

Tres ocasiones desperdiciadas del Loro: La primera, Fernández pecó de egoísta cuando tenía a González y Testa esperando para empujarla. Luego, el tiro libre de Belfiore dio en el travesaño y finalmente Iocco, con un zurdazo, se topó con una gran intervención de Borro que voló contra su palo izquierdo y despejó el peligro.

El empate era un arma de doble filo para el Loro porque ya era de público conocimiento que Barracas y Juventud estaban ganando sus partidos. No había otra cosa en la mente de los jugadores de Defensores que ir en busca del segundo gol y esa fue la bandera del segundo tiempo. A los 20’ Illoa, incansable con su dribbling e importantísimo para el funcionamiento colectivo, dejó atrás a Cardozo a centímetros de entrar al área mayor y el lateral lo bajó, ganándose la segunda amonestación y posterior expulsión.

Con superioridad numérica y mayores espacios, todos los planetas se alinearon para Defensores. A los 26’, Castagno corrió por la derecha y llegado el momento cedió al medio para Fernández que de frente a Borro y sin marcas, volvió a fallar y su definición se fue demasiada alta. Empezaba ponerse tenso el ambiente porque el gol que tranquilizara a todos y le diera la clasificación al Loro, no llegaba.

Era más fácil hacerlo que errarlo pero Fernández no pudo aprovechar la inmejorable ocasión que se le presentó y terminó lamentándose una vez más.

Finalmente, a los 30’ el desborde de Illoa por la derecha encontró al juvenil De Martino entre los centrales y de frente a Borro para definir a un costado y decretar el tan buscado 2-1. Fue un instante de puro desahogo para el plantel entero de Marcos Lencina. Un rato después, el propio De Martino se pudo ir expulsado por ir fuerte ante Fiol que reaccionó y el árbitro Macheroni, en uno de sus pocos errores, los perdonó a ambos mostrándole la amarilla. Como si esa yapa hubiera sido poco, el rosarino le volvió a perdonar la vida a Fiol luego de que le cometiera una falta a Illoa en la mitad de cancha.

2-1: De Martino se filtró entre los centrales como un delantero de área y definió suave a un costado de Borro. El juvenil de Colón entró y le dio el triunfo a Defensores.

Defensores estuvo cerca de gritar el tercero, pero no se dio porque Illoa no alcanzó a cabecear cómodo tras el centro de Miserda que había ingresado hacia un momento. Ya en tiempo de descuento, Macheroni vio falta dentro del área del Loro y sancionó penal para Argentino. A la ejecución fue Francione y con remate a colocar con pierna diestra, perdió en el duelo con Gizzi que eligió la punta correcta y detuvo la pena máxima. No le salió ni el tiro del final a la visita y Defensores terminó clasificado y siendo el 1 del grupo.

La frutilla del postre: Gizzi, remendando el error que le costó el empate de Argentino, le detuvo un tiro penal a Francione en tiempo de descuento.

Defensores 2
Pablo Gizzi

Franco Favergiotti – Emiliano Belfiore – Guillermo Narbiloni – Rodrigo Torres
Damián Castagno – Alan González – Sebastián Illoa
Nahuel Bravo
Feliciano Testa – Joaquín Fernández
DT: Marcos Lencina.

Argentino (Pergamino) 1
Lucas Borro

Carlos Marcolongo – Enzo Roldán – Franco Canavesio – Facundo Cardozo
Sergio Suárez – Fausto Fiol – Enzo Cubilla
Juan Noguera
Lucas Defrancesco – Bruno Francione
DT: Rubén Pérez.

Goles
7’ PT Sebastián Illoa (Defensores).

36’ PT Sergio Suárez (Argentino).
30’ ST Alejo De Martino (Defensores).

Cambios en Defensores
6’ ST Nicolás Iocco x Nahuel Bravo.

13’ ST Alejo De Martino x Feliciano Testa.
35’ ST Franco Miserda x Joaquín Fernández.

Cambios en Argentino (Pergamino)
23’ ST Pablo Gusman x Juan Noguera.

Suplentes en Defensores: Franco Gutiérrez, Emanuel Ortíz, Gastón Ceccoli y Nicolás Scarpitto.
Suplentes en Argentino (Pergamino): Agustín Avil, Mateo Vecino, Diego Giamarchi, Santiago Lencina, Alfio Silba y Mario Ponce.

Incidencias: 49’ ST Pablo Gizzi (Defensores), le atajó un tiro penal a Bruno Francione (Argentino).

Expulsado: 20’ ST Facundo Cardozo (Argentino).

Juez: Maximiliano Macheroni.
Asistentes: Lucas Maldonado y Hugo Fleitas.