Defensores y las lesiones: Una racha muy negativa

416 visitas

Los casos de lesiones delicadas dentro del fútbol son, particularmente, muy sensibles. No solo afectan al jugador y su entorno sino que además, directa e indirectamente, involucran a los clubes. Desde la creación de EL DEPORTIVO, hemos mostrado preocupación con aquellos protagonistas que, en algunos casos, han tenido que someterse a una intervención quirúrgica, lo que ha derivado en un largo proceso de recuperación.

Con respecto al club Defensores, es válido reflejarlo en un informe porque lo ocurrido en algo más de seis meses, no deja de ser un dato muy llamativo. Desde la lesión que sufrió Rodrigo Naya (fractura de tibia y peroné en su pierna izquierda) a mediados de septiembre de 2018, la lista de jugadores con lesiones que, en su mayoría tendrán por delante una prolongada inactividad, se han ido sucediendo periódicamente.

Es cierto que la salud debe ser ante todo una prioridad pero afrontar tantos contratiempos en tan poco lapso, conlleva un enorme sacrificio sobre todo, con la realidad que nos toca vivir. El mediocampista central, Carlos Daglio, se lesionó a principios de año (mes de enero) con un cuadro de rotura de ligamento cruzado anterior de rodilla derecha, tres días antes del debut en el Torneo Federal Regional Amateur frente a Sports. Su recuperación le demandará todavía, gran parte del año en curso.

El arquero Lucas Ullua, el año pasado arrastró un par de lesiones circunstanciales pero en plena pretemporada, sufrió la rotura del menisco interno de la rodilla izquierda y tuvo que someterse a una operación. En consenso con los directivos, porque apremiaban los tiempos, fue cedido al Club Boca de Rojas. Por otro lado, una de las grandes promesas de la entidad, el delantero Sebastián Abril, entró en el quirófano dos veces y en poco tiempo, ambas por lesiones ligamentarias y de menisco en su rodilla derecha. Se operó el año pasado y recientemente se resintió y fue intervenido nuevamente. Actualmente, transita un período de recuperación.

El nacido en Pergamino, Joaquín Fernández, se lesiono en el partido de ida de los Octavos de Final del Regional Amateur frente a Rivadavia de Lincoln y el diagnostico indició fractura de menisco externo en la rodilla izquierda y en la presente semana, se va a determinar cuándo será operado. Se estima entre cuatro y cinco meses, su regreso a un terreno de juego.

Joaquín Fernández, se lesionó en el primer partido contra Rivadavia de Lincoln.

El caso más relevante y que genera sentimientos encontrados, es el de Nicolás Iocco. El joven delantero pergaminense volvió a la actividad oficial el 4 de Febrero frente a 9 de Julio de Chacabuco en calidad de visitante, por la segunda fecha del Regional Amateur; justamente ese día se cumplió un año desde que padeció la fractura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Estaba manteniendo un muy buen nivel, siendo prioridad para el entrenador en los dos torneos hasta que el pasado 14 de Abril, la malaria volvió a castigarlo de la peor manera.

Nicolás Iocco,que venía de dejar atrás una lesión similar, se volvió a lesionar en la revancha ante Rivadvia de Lincoln.

Apenas unos minutos luego de haber ingresado en el complemento del encuentro revancha contra Rivadavia de Lincoln y producto de la fricción, quedó tendido en el terreno de juego. Transcurridas 72 horas, se determinó la rotura de ligamentos cruzado anterior y menisco externo de su rodilla izquierda. El futbolista será intervenido quirúrgicamente en la semana en curso y lamentablemente, deberá purgar otro extenso período para volver a una cancha.

Lógicamente, tantos infortunios, obligaron a irse reorganizando sobre la marcha pero a nadie escapa, que en un plantel dejan secuelas anímicas y futbolísticas.