Home Futbol Primera División Defensores de la Gloria
Primera División - 16/12/2021

Defensores de la Gloria

Protagonizando una definición digna de los dos mejores equipos que tuvo el campeonato, después ganar la revancha 2-1 e igualar el global 4-4, Defensores se consagró Campeón 2021 tras vencer en los penales 4-3 a CUSA y retuvo el 1 en la ciudad, sumando su trigésima estrella a nivel local que le permitió alcanzar a su acérrimo rival como los dos más ganadores de la ciudad. Como si fuera poco, el Barrio Central tiene motivos para festejar un poco más porque son ¡Tricampeones!

Una vez más, y sin límite de continuidad, el fútbol local entregó otro capítulo de su inagotable y rica historia. En una final que se hizo esperar -pasaron 14 días entre la ida y la revancha- pero que regaló el condimento extra de la definición por penales, todo lo ocurrido tranquilamente puede formar parte del mejor guion para un director de cine. Si hasta cuesta horrores poder darle forma a un comentario, enumerando las inagotables sensaciones que entregó una noche memorable en el Estadio Esteban Chiari.

Lo cierto y concreto es que, tanto Defensores como CUSA, hicieron sobrados méritos para quedarse con el título pero, lamentablemente -porque ésta es la palabra que cabe- uno solo debió quedarse con la consagración y fue Defensores. El Loro no solo consiguió una estrella más en su historia sino que fue, ni más ni menos, la necesaria para lograr el tricampeonato.

Sin miedo a exagerar, porque los hechos lo demuestran, hace mucho, pero mucho tiempo, no se vivía una fiesta de tal magnitud en el Barrio Central. Primero en la cancha de Sports, donde se jugó la Final, luego en el Estadio Carlos Testa y el cierre de los festejos se dieron en la sede social de calle Defensa. Hasta promediar la madrugada de miércoles, el desborde emocional de jugadores, dirigentes e hinchas, fue muy notorio. No hizo más que graficar cuanto había en juego.

En la vereda de enfrente quedó el Universitario a centímetros de haber tocado el cielo con las manos y dejar atrás, más de 30 años de sequía. Al margen del resultado, los dirigidos por Gabriel Capaldi no tienen nada que reprocharse. Hay que mirar hacia adelante con la frente bien en alto, sabiendo que se dio hasta el alma y mucho más. Este, es el camino para no claudicar en el intento.

EL PARTIDO

En lo que pareció haber quedado muy lejos en el tiempo, CUSA llegó a la revancha tras haber sorprendido a propios y extraños en el partido de ida, con un notable triunfo por 3-2 sobre Defensores que daba una base sólida a sus ilusiones. Enfrente, el Loro afrontaba el compromiso con la clara obligación de dar vuelta la historia para terminar festejando, pesando sobre sus espaldas la temprana eliminación en el Torneo Regional Federal Amateur.

En el primer cuarto de hora, se evidenció una marcada paridad. Hubo insinuaciones por parte de CUSA con remates de media distancia que no inquietaron a Gizzi mientras que Defensores mostró la intención de hacer circular el balón, pero sin lograr tener profundidad para sortear el orden defensivo Universitario.

Las intenciones de CUSA en materia ofensiva pasaron por aprovechar la velocidad de González y Brusco. Justamente, los dos antes mencionados, fueron protagonistas de la apertura del marcador. Se jugaban 21′ cuando el juvenil Massaut, nuevamente factor clave en la zona media, habilitó sutilmente a Brusco con un pase que partió la última línea del Loro y el pase al medio para González fue tan preciso que, prácticamente sobre la línea de sentencia, solamente tuvo que empujarla el balón al fondo del arco. Momento crucial en el desarrollo que le generaba más obligación a Defensores para hacerle frente a la adversidad porque el equipo de Capaldi aumentó a dos goles la diferencia en el marcador global (4-2) provocando el delirio de gran parte del estadio.

Paulatinamente, con más voluntad que fútbol y sin dejar quebrar su fortaleza anímica, el Loro se propuso ir por la igualdad pero chocó con una línea de fondo que, apoyada en Núñez y Bolognese, buscaron en todo momento cortar cualquier intención de ataque. Para buscar tener mayor volumen de juego de mitad de cancha hacia adelante, Reynoso hizo ingresar a Peralta por Roldán y dispuso rápidamente una línea de tres defensores.

A los 41′, se produjo la primera gran situación polémica. En una acción algo enredada dentro del área mayor del Universitario, Testa mandó el centro atrás y, tras una serie de rebotes, Narbiloni decretó el empate. En un abrir y cerrar de ojos, el juez Bruno Amiconi pasó de convalidar la conquista a su posterior anulación. En diálogo con el primer asistente Carlos Chee y, ante los airados reclamos de jugadores y cuerpo técnico de CUSA, el juez principal cambió su decisión argumentando a este medio que “cuando Testa mandó el centro atrás estaba fuera de los límites del campo de juego”. Su decisión, derivó en nuevos reclamos pero en este caso de todo Defensores y, luego de largos minutos, el desarrollo siguió su curso con el resultado 1-0 favorable a CUSA.

Dentro de un clima de total efervescencia y jugando tiempo de descuento, Testa volvió a entrar en acción. Superó a su marcador, mandó el centro y tras el disparo de Castagno, Núñez se interpuso con su brazo derecho. Automáticamente, Amiconi decretó la pena máxima. Todo CUSA se fue encima del hombre de negro sin poder entender su fallo. Luego, desde los doce pasos, Favergiotti se hizo cargo de la ejecución pero el violento remate del fue devuelto por Menéndez, que amortiguó con todo su cuerpo ofreciendo rebote que el mismo Favergiotti aprovechó para establecer el empate parcial. Sin embargo, Amiconi, en otra determinación que despertó una vez más acaloradas discusiones que se trasladaron hasta los vestuarios, anuló la conversión. El juez, explicó post partido a EL DEPORTIVO que el penal se generó fuera del tiempo adicionado al reglamentario, no dando lugar a una segunda jugada. Se fueron al descanso con dos realidades bien distintas donde, el Universitario se encontró haciéndole frente a un tsunami pero logrando, por el momento, su anhelado objetivo mientras que el Loro se situaba envuelto en una nube de impotencia y con pronóstico reservado.

Se aplacaron los ánimos y en el complemento, se escribió otra historia. Con el ingreso de Illoa en lugar de Garay, Defensores hizo una apuesta mucho más arriesgada consciente de todo lo que se jugaba. CUSA, producto del gran desgaste en la primera mitad, decidió replegarse, juntó sus líneas y cedió el control en la zona media, apostando por alguna contra.

Testa, tuvo en sus pies la igualdad apelando a su presencia goleadora pero el palo izquierdo, le negó la emoción máxima con Menéndez sin poder intervenir. La intensa búsqueda del Loro, tuvo su premio a los 9′ cuando Peralta aprovechó un rebote fuera del área mayor y sacó un remate seco que Miserda, acompañando la jugada, desvió de taco jugando con la complicidad del arquero Menéndez que no pudo retener el balón: las cosas 1-1 y a volver a empezar. A partir de ahí, mientras Defensores intensificó sus ambiciones, en el lado de CUSA los delanteros Ragone y González armaron lindas maniobras individuales, pero fallaron en la puntada final.

El Loro fue una y otra vez por la victoria, se intensificó el juego aéreo de Defensores pero sin encontrar precisión alguna. Castagno, sin oposición y con todo el arco de frente, cabeceó apenas por sobre el travesaño. En ese arriesgar para estirar la definición, los dirigidos por Reynoso quedaron expuestos a alguna respuesta de su oponente y el llamado de atención lo dio Danura, que se animó a cambiar de ritmo, superó en velocidad a su marcador pero Gizzi, muy oportuno, evitó la caída de su arco.

En momentos que la entidad verdiamarilla buscaba con ansiedad la victoria, nació una contra que puso fin a la resistencia de CUSA. A los 35′, González partió desde la zona media con pelota dominada y, en el momento justo, habilitó a Miserda que definió con claridad ante la salida de Menéndez. Locura total en la tribuna visitante porque el Loro pasó a ganar el partido 2-1 e igualó el marcador global 4-4 a falta de diez minutos.

Posteriormente y cuando el desarrollo entraba en sus momentos más determinantes porque el desarrollo se daba de ida y vuelta y con pocas precauciones defensivas, por un tiempo prolongado el partido estuvo detenido. El motivo tuvo que ver con algo sucedido en una de las tribunas donde había público local. A raíz de un desplome de un escalón de cemento en la tribuna popular local, se originó la caída al vacío de un menor de edad. El juez principal, Bruno Amiconi, fue advertido de tal situación y automáticamente detuvo las acciones. De forma inmediata, se solicitó la ambulancia del nosocomio local, que llegó a los pocos minutos con personal médico. Acto seguido, el menor, que siempre estuvo conciente, fue inmovilizado y trasladado en camilla al Hospital local, para poder revisarlo de manera más completa.

Tras la reanudación, no hubo nada más para resaltar, más allá de la expulsión de Danura, por doble amarilla. El marcador no se modificó, Defensores ganó los segundos 90 minutos por 2-1 por lo que el marcador global terminó igualado 4-4 y hubo que recurrir a la definición por penales para determinar al Campeón 2021 del Fútbol de Salto. En esta instancia, Pablo Gizzi volvió a ser determinante y fue una vez más figura atajándole los remates a Francisco Ragone y a Tobías Paretovich. Por su parte, en el penal más importante de la serie, Gedda tuvo la responsabilidad de sellar un nuevo título para el Loro y no lo desaprovechó.

Defensores es nuevamente Campeón del fútbol saltense y, como si fuera poco, abrochó un tricampeonato más en su rica historia. Los números marcan que el Loro ostenta 30 títulos locales, alcanzando la línea de Compañía como los más ganadores del fútbol local. Contabilizando también los campeonatos interligas, la suma todavía favorece al Verde 34 a 33. Un nuevo cierre de temporada con final feliz para toda la familia de Defensores. La fiesta, parece no tener fin.

CUSA 1
Manuel Menéndez

Renzo Gianini – Manuel Capaldi – Facundo Bolognese – Juan Núñez
Juan Brusco – Mariano Danura – Valentín Masaut – Nicolás Sanes
Joel González –  Francisco Ragone
DT: Gabriel Capaldi.

Defensores 2
Pablo Gizzi
Matías Roldán – Franco Favergiotti – Guillermo Narbiloni – Kevin Gedda
Rodrigo Naya – Agustín Garay – Alan González – Damián Castagno
Franco Miserda – Feliciano Testa
DT: Jorge Reynoso.

Goles: 21’ PT Joel González (CUSA), 9’ ST Franco Miserda (Defensores) y 35’ ST Franco Miserda.

Cambios en CUSA
Leandro Giménez x Nicolás Sanes.
Tobías Paretovich x Renzo Gianini.
Matías Jofre x Facundo Bolognese.

Cambios en Defensores
Patricio Lavie x Guillermo Narbiloni.
Sebastián Illoa x Agustín Garay.
Diego Peralta x Matías Roldán

Suplentes en CUSA: Santino Herrera e Ivo Barkigjije.
Suplentes en Defensores: Franco Grasselli y Agustín Naya.

Expulsados: Jorge Reynoso (DT Defensores) y Mariano Danura (CUSA).

Juez: Bruno Amiconi.
Asistentes: Carlos Chee y Laureano Zarate.

DEFINICIÓN POR PENALES

CUSA 3 (Jofre, González y Gímenez). Massaut erró y Gizzi le atajó a Ragone y Paretovich.
DEFENSORES 4 (González, Miserda, Testa y Gedda) Peralta erró y Menéndez le atajó a Naya.

No te pierdas

Arrancó el ciclo Dadea

El primer equipo del Club Defensores regresó esta tarde a los entrenamientos poniendo clar…