De un grande a otro: Meli jugará en Independiente

367 visitas
EDR

En un abrir de cerrar de ojos y con la novedad de la renuncia del DT Rojo Omar De Felippe, los medios Santafecinos afirman que Colón llegó a un acuerdo con Independiente por el futbolista Saltense Marcelo Meli, al que le comprarán el 50% del pase en 850.000 dólares con una opción a los 6 meses de adquirir la totalidad de la ficha por otros 850.000 dólares. En principio el acuerdo sería por 3 años. Así entonces Meli, que entrenó en Boca por un permiso de Colón, no jugará en el Xeneize y si lo hará en el Diablo de Avellaneda en su vuelta a Primera División.

 

Marcelo Meli finalmente se pondrá la camiseta de Independiente de Avellaneda en Primera División. Colón recibirá 850.000 dólares en la mano y se quedarán con la mitad del pase del juvenil volante. El club Santafecino apenas se hará cargo de un 10$ de los impuestos, el resto de comisiones correrá por cuenta del Rojo. De esta manera, Meli “pasó” de un grande a otro: lo quería Boca Juniors pero la oferta de Independiente fue superadora en todo sentido. Por lo tanto, ahora será Fernando Hidalgo —representante del jugador, que está en Europa— quien deberá acordar los números con la entidad de Avellaneda.

Así las cosas, Colón e Independiente de Avellaneda son socios en partes iguales en la ficha de Meli. En caso que la entidad Roja quiera quedarse con el 50% del pase tiene tiempo hasta Diciembre de 2014 para hacer uso de la opción por la otra mitad, que está valorizada en el mismo monto: otros 850.000 dólares.

Anoche, a última hora, los dirigentes Sabaleros le acercaron a Diego Osella un listado con cinco o seis jugadores del plantel profesional del Rey de Copas, pero ninguno de los jugadores ofrecidos encaja en el gusto del comando técnico sabalero. Por lo tanto, rápidamente quedó descartada la posibilidad de hacer ingresar a algún jugador de Independiente en la operación.

El no a Boca

Fernando Hidalgo, agente FIFA de Meli, estaba obsesionado con llevar a Meli a Boca desde un primer momento. Por eso el jugador presionó al no presentarse a entrenar en la pretemporada e incluso Colón decidió darle permiso para entrenar una semana en Boca. Pero la realidad es que, después de tanto degaste, Boca nunca elevó la oferta y tampoco destrabó la situación de Cristian Pavón, el delantero que le gustaba y mucho a Diego Osella para reforzar el ataque.

Concretamente, Boca ofrecía 200.000 dólares por un préstamo de 6 meses y acorde al rendimiento poner otros 500.000 dólares para comprar la mitad en diciembre. Pero, además de las diferencias de montos, aparecía el tema de los impuestos como un dato no menor.

“Entre una oferta y otra, había una diferencia de 300.000 dólares a favor de Independiente. Pero, además, ahora nos aseguramos 850.000 al ir a Avellaneda; en el caso de Boca, recién en diciembre iba a comunicar si se acercaba a ese monto acorde a los partidos que jugara”, explicaron esta mañana gente del entorno del Club Atlético Colón.