Home Futbol Primera División Culpable y Leal
Primera División - 05/06/2017

Culpable y Leal

Defensores asumió a tiempo que era responsable de su propia carencia para vulnerar el arco de CUSA, que le ganaba en su cancha, generando el reproche de su gente y manteniendo a rajatabla su idea de juego, sumado a un alto grado de oportunismo en los metros finales, pudo dar vuelta la historia para terminar gritando los goles de la victoria con más bronca que alegría, pero que en definitivas, le dieron los tres puntos que mereció, pero no obtuvo fácilmente.

No fue ciencia ficción, lo ocurrido fue pura realidad. Los merecimientos no otorgan puntos y por eso se vio un partido que tuvo por momentos la idea de un final incierto. Desde la primera etapa, CUSA le puso un candado a su arco y a medida que pasaban los minutos, Plana agigantaba su figura, siendo gran responsable del empate parcial hasta ese momento.

Nadie discute que la pelota pasó gran parte del partido por Defensores. Es cierto, los dirigidos por Mario Finarolli tomaron el protagonismo del partido y como es habitual, con la paciencia que lo caracteriza para mover la pelota, buscó el momento indicado para filtrar un pase que abriera el arco visitante. No fue tan fácil y cuando lo pudo hacer, empezó a mostrar falencias para terminar la jugada. A los 9’, Tisera mandó el centro al corazón del área chica y Testa, entrando por atrás y con Plana casi vencido, le erró la patada y se perdió el gol, prácticamente, debajo del arco.

No suele pasar, pero en ésta, Testa erró la patada debajo del arco y se perdió el primero.

Le costó al Universitario acomodar sus líneas y ajustar la marca, por eso Defensores seguía siendo más. El Loro movió tan rápido el balón de izquierda a derecha, que Gogó Naya llegó solo con pelota a disposición para definir ante Plana, pero a los 16’, el mediocampista optó por definir sutilmente por arriba del arquero, sin embargo la intención no tuvo la precisión requerida, por lo que el marcador seguía sin abrirse.

Rodrigo Naya, cara a cara con Hernán Plana, intentó picarla, pero no fue preciso.

Tisera empezó a ser más gravitante y dentro del área, tras haberle tapado el primer remate, captó el rebote y su derechazo, fuerte y esquinado, encontró una muy buena intervención de Plana, contra su palo derecho. Buscó también por el sector izquierdo Defensores con Iocco, pero al igual que Naya anteriormente, la opción elegida para definir fue picándola y Plana, con una mano, simplificó todo en cuestión de segundos.

Tisera definió fuerte con pierna diestra y Plana la sacó volando hacia su derecha.

Las buenas intenciones de CUSA en media hora de partido solo eran eso, buenas intenciones. Al equipo de Capaldi le costaba atacar por tener tanta gente distribuida en la contención y Cervello, prácticamente pasó desapercibido en el primer tiempo. Recién a los 36’ un centro que se fue cerrando de Parrillo, encontró la exigida respuesta de Ullua para mandarla al corner. La primera parte aún ofrecería novedades, porque Mestrallet le cometió falta a Tisera dentro de área y con 39’ de juego, el árbitro Benítez, de muy floja labor, en esta acertó y marcó la pena máxima. A la pelota fue Rodrigo Naya, que abrió su pie zurdo y definió anunciado y débil a la derecha de Plana, que allí fue y detuvo el envío, sacándola a un costado.

Muy anunciado el penal ejecutado por Naya que Plana atajó despejando a un costado.

Gran condimento para el partido que aumentó la ira del Loro por no poder transformar en realidad lo que merecía desde el juego y un plus de confianza, no solo para Plana, que sin haber atajado ese penal, ya era determinante, sino también para todo un equipo que sabía que aún en el complemento iba a tener que triplicar esfuerzos para llevarse algo del Carlos Testa.

Como sabiendo que iba a ser atractivo para lo que quedaba de partido, el destino dijo que CUSA se iba a poner en ventaja, apenas iniciado el complemento. Todo arrancó en la mita de cancha, con Giménez luchando la pelota contra la raya, descargando con Figueredo, que vio a Villalba unos metros adelante y el Negro, de primera, descargó para Giménez que picaba por la banda dejando atrás a Torres y con Iocco persiguiéndolo. Una vez en el área, llegó forzado a mandar el centro, López trabó la pelota, pero el rebote dio en Giménez, que la devolvió al corazón del área mayor y allí, Juan Cervello, hizo lo que un delantero de raza. Remate fuerte y seco para superar a Ullúa, que se encontraba a contrapierna. Cachetazo para el Loro, Muchísimo premio para un CUSA que aprovechó una miga para alimentar su ilusión de victoria en casa ajena.

0-1: Iniciado el ST, Cervello clavó un zurdazo fuerte al medio del arco, que adelantó a CUSA.

Restaba mucho tiempo de juego todavía. Si bien el marcador se había modificado, el destino del partido seguía siendo incierto. Defensores empezó a ser más vertical, el passing para los delanteros era mucho más rápido y eso traía problemas en CUSA para contrarrestarlo. A los 12’, Naya hizo la transición rápida, tocó con Feliciano que recostado por la izquierda mandó el centro al segundo palo y Agustín Naya, que reemplazó a Tisera en el entretiempo, tardó un segundo más de lo habitual en definir y permitió la reacción de Plana, que achicó y tapó el remate con su cuerpo.

Agustín Naya tuvo su oportunidad, pero Plana achicó rápido y le quitó ángulo alguno al ‘Tiny’.

El momento dominó a muchos jugadores, los sacó de la concentración y el nerviosismo llevó a que actuaran de otra manera, lo que derivó en malas decisiones por parte del árbitro Benítez que en cuestión de minutos, dejó en claro que no tuvo la autoridad para llevar adelante las riendas del juego. El Flaco Talavera cometió una dura infracción ante Giménez, lo bajo extendiendo su pierna casi a la altura de la cintura y solo fue amonestado. Sanción disciplinaria que quedó corta, porque debió ser expulsado y para CUSA fue una pésima noticia, porque Giménez no se recuperó de tal infracción y unos minutos después, debió abandonar el campo de juego.

Defensores siguió en su búsqueda del empate, que cada vez parecía estar más cerca, pero se le seguía negando. De un tiro libre al área, la peinaron en el borde del área grande mandando el problema al segundo palo de Plana, pero no llegaron a empujarla y el arquero la tuvo que sacar por arriba del travesaño. En el minuto 18, Talavera, que un rato antes había zafado de la expulsión, saltó más que su marca, metió un gran cabezazo cruzado que encontró a Plana a contrapierna y estableció la tan buscada y merecida igualdad.

1-1: Talavera, decisivo en el juego aéreo ofensivo del Loro que terminó siendo la llave del empate.

El empuje moral que significó haber empatado las acciones, llevó a Defensores a ir por más y aprovechar el momento de desconcierto de CUSA, era clave para el desenlace. Apenas dos minutos pasaron de aquel cabezazo de Talavera, cuando dentro del área, Mestrallet bajó a Iocco y Benítez sancionó penal. Segundos después no solo que el árbitro no le mostró la segunda amarilla al defensor Universitario por la falta, si no que en la ejecución, volvieron a cruzarse, Franco Favergiotti y Hernán Plana, como en la primera fecha del campeonato y nuevamente el arquero de CUSA ganó el duelo adivinando la intención del defensor de cruzar el remate. Aquí no ha pasado nada. Dos penales a favor de Defensores y ambos anulados por Hernán Plana. Sencillamente extraordinario.

Favergiotti cruzó el remate y Plana lo intuyó, atajando su segundo penal en el partido.

El partido continúo y en cuestión de minutos, Nicolás Iocco protagonizó dos acciones totalmente diferentes. En primer lugar quedó tendido y en algún momento se temió por una lesión en su hombro izquierdo, sin embargo continuó en cancha y un momento después le cometió infracción a Figueredo, merecedora de tarjeta amarilla, que de hecho la recibió, pero debió ser la segunda y significarle la expulsión, cosa que no ocurrió por error del árbitro Benítez, que en la primera parte optó por ‘hablar’ con el jugador en lugar de amonestarlo por actitud antideportiva, al quitarle con la cabeza la pelota de las manos a Plana.

Iocco fue amonestado recién en el ST, cuando en el PT mereció la tarjeta amarilla por ‘actitud antideportiva’. Zafó de la expulsión y fue rápidamente reeemplazado para enfriar el tema.

Con todo lo expuesto hasta ese momento, el partido era una caldera. Dentro del campo de juego podía pasar cualquier cosa, futbolísticamente hablando y eso mantenía una luz de esperanza en los dos. Mientras tanto, afuera se escuchaban barbaridades y en algunos casos, de quienes deben dar el ejemplo a generaciones futuras, por ser dirigentes que representan a las instituciones.

Aguantar desde lo físico en el Carlos Testa es un desafío y en los minutos finales, apareció ese plus que tiene Defensores para saber aprovechar espacios y dinámica en los metros finales. Llegó un momento donde era todo a la carga barracas y CUSA y no contaba con la explosión por los costados que le supo generar problemas al Loro. Así, el resto de partido, se desarrolló lejos de Ullua.

Defensores lo buscó siempre y entendió que debía seguir buscando hasta que encontrara… la manera de vulnerar a un Plana que tuvo una tarde soñada. Corría el minuto 37, había desesperación, pero en él siempre hay una parte de frialdad. Feliciano Testa se hizo intocable dentro del área y entre mil piernas definió cruzado, pero Plana tapó el envío y en el rebote, ni Bernardez, ni Mestrallet, lograron despejar la pelota que finalmente se encontró con la red.

2-1: La mirada generalizada en el remate de Testa, que fue tapado a medias por Plana, pero que no podrá ser rechazado por Bernardez, ni Mestrallet.

Fue un grito interminable que significó poder superar una adversidad que por momentos pareció ser contra Defensores mismo, por rendimientos bajos, por estados de ánimo cambiantes, pero en definitivas fue un grito de gol, ese que ese espera y que se trata de disfrutar, aunque este particularmente tuvo mucho más de desahogo, en la boca del eterno goleador, Feliciano Testa.

3-1: Gogó Naya corrió y definió con el arco libre, aprovechando que Plana había ido a cabecear. 

Quedaban diez minutos y CUSA algo de esperanza tenía, sin embargo cuando arriesgó todo lo que tenía y con Plana yendo a buscar el cabezazo salvador al área rival, salió el despeje largo, pero preciso, para que Rodrigo Naya corriera con la marca cercana de Figueredo, pero que no iba a evitar la definición con el arco libre para establecer el 3 a 1 definitivo. Defensores lo ganó merecidamente. Fue culpable de sus errores, algunos que no se pueden permitir y fue leal a su convicción de mirar siempre el arco de enfrente. Quizás en esta oportunidad por momentos le faltó el respeto al modo y lo cambió, fue muy frontal, pero su lealtad a ganar, estuvo siempre.

Defensores 3
Lucas Ullua

Franco Favergiotti – Maximiliano López – Ignacio Talavera – Rodrigo Torres
Nicolás Scarpitto – Leonardo Arrieta – Nicolás Iocco
Rodrigo Naya
Feliciano Testa – Franco Tisera
DT: Mario Finarolli.

CUSA 1
Hernán Plana

Tomas Fernández – Franco Mestrallet – Facundo Bolognese – Matías Gómez
Leandro Giménez – Mariano Figueredo – Mariano Parrillo – Gonzalo Bernardez
Cristian Villalba
Juan Cervello
DT: Gabriel Capaldi.

Goles
2’ ST Juan Cervello (CUSA).

18’ ST Ignacio Talavera (Defensores).
37’ ST Feliciano Testa (Defensores).
47’ ST Rodrigo Naya (Defensores).

Cambios en Defensores
00’ ST Agustín Naya x Franco Tisera.

12’ ST Gastón Ceccoli x Nicolás Scarpitto.
29’ ST Carlos Daglio x Nicolás Iocco.

Cambios en CUSA
17’ ST Matías Jofre x Leandro Giménez.

28’ ST Agustín Flores x Juan Cervello.

Suplentes en Defensores: Pablo Gizzi y Guillermo Narbiloni.
Suplentes en CUSA: Ricardo Pellenc, Javier Sciaini y Tomas Mastronardo.

Incidencias
41’ PT Hernán Plana (CUSA), le atajó un tiro penal a Rodrigo Naya (Defensores).

25’ ST Hernán Plana (CUSA), le atajó un tiro penal a Franco Favergiotti (Defensores).

Juez: Cristian Benítez.
Asistentes: Ignacio Lieve y María Cáceres.

Sub 23: Defensores 3-0 CUSA

No te pierdas

Hay ilusión

CUSA jugó un segundo tiempo de alto vuelo y le dio vuelta la primera Final del Torneo Loca…