Compañía fue una topadora

553 visitas
EDR

El Verde goleó 5 a 1 a 9 de Julio de Chacabuco por la 3° Fecha del TDI y alcanzó el primer lugar del Grupo 37 tras una ráfaga de goles en el complemento. Se anotaron en la red Lucas Cuello, Carlos Monacci y Nicolás Colombini en tres oportunidades. Para la visita descontó Esteban Mendoza. La semana entrante contra Almirante Brown de Arrecifes se jugará la clasificación.

Fotos: Luis Carmona

 

Estamos en presencia de un nuevo Compañía. Este equipo de Capaldi versión 2014 anoche mostró goleando que el camino elegido va en búsqueda de ser el correcto. Los tres puntos lo ponen muy cerca del primer objetivo, la clasificación.

Si bien en la conformación de un equipo uno va corrigiendo detalles sobre la marcha a nadie escapa que lo que mandan son los resultados y trabajar para sostener una línea de crecimiento con una mochila de alicientes, facilita la tarea.

Compañía fue un once con mucha actitud, convicción, esas ganas propias de pasar por encima al rival y una contundencia tal, que terminó por decorar el resultado final. Claro que si encima le agregamos la presencia de Nicolás Colombini, el panorama es ampliamente favorable.


El Colo Parrillo hizo un gran desgaste en el primer tiempo.

Que vamos a decir del notable goleador que no hayamos dicho. Todos los elogios que usted se imagine no alcanzan para quien volvió a descollar como en tantas otras jornadas convirtiendo tres goles y siendo amplio protagonista en los dos restantes. Un animal del área.

En un terreno de juego que soportó lo mejor que pudo la inusitada cantidad de agua caída, el 9 mostró mejor juego asociado en los primeros 20’, buscó quebrar a la defensa del Lagarto con mucha movilidad por todo el frente de ataque y de movida, una notable intervención de Ripoll evitó la caída de su arco. La habilidad de Fassán  fue clave en este sentido aunque más allá de la situación propicia mencionada, a los dirigidos por Correa le costó demasiado ser precisos en la puntada final.

El Verde intentó poco a poco salir del asedio queriendo sorprender con la velocidad de Nico Páez y un centro a ras del piso que nadie alcanzó a conectar más el buen trato de pelota de los hermanos Parrillo, que derivó en un remate desviado de Mariano.

A los 29’ Páez encontró nuevamente espacios para superar a su marcador, mandó el centro preciso y está vez Colombini, previo anticipo, mandó la redonda al fondo de la red. Luego del 1-0, el conjunto de Chacabuco intentó asimilar rápido estar en desventaja pero la mejor jugada colectiva de la noche, volvió a dejarlo mal parado.


La parcialidad de Compañía alentó constantemente a su equipo que le regaló una tremenda goleada.

A los 35’ el Colo Parrillo cambió de frente para combinar con Cuello, el hábil marcador de punta se asoció con Bisgarra, fue en búsqueda de la descarga y su centro atrás, encontró nuevamente la presencia del gran Colombini para superar los esfuerzos de Petrucelli. Con este perla, se fueron a los vestuarios.

Como uno imaginaba, en el complemento el conjunto Azul y Blanco se adelantó en el campo de juego sabiendo que no le quedaba margen para dar vuelta el resultado. Si bien creo alguna situación de riesgo, se expuso a la contra que pudo ser fatal.

Baque probó con buena dirección de media distancia, Cuello encontró en el mano a mano una gran reacción del arquero y Colombini, intentó burlar la salida de uno tocando la pelota por encima de su cuerpo pero este, se recuperó evitando en gran forma lo que hubiera sido la tercera conquista.

El partido tuvo un tramo del segundo tiempo donde los dos equipos quizás afectados por la condición de la cancha aplacaron el desarrollo. Compañia por estar tranquilo con el score a favor y 9 de Julio, siendo dominado por su propia impotencia. Sin embargo, a los 33’ Mendoza con un notable gol de tiro libre producto de una pegada formidable logró el descuento y nació entonces, un nuevo partido.

Casi inmediatamente, la igualdad estuvo a flor de piel merodeando el área de Compañía que no la pasó nada bien y hasta pudo haber sufrido un momento inesperado. Pero su adversario se olvidó que un buen ataque se consolida desde la firmeza defensiva y ese pecado, le costó una derrota inapelable.


Colombini a la europea: Como en el Viejo Continente, Nico marcó un hat-trick y se llevó la pelota.

A los 38’ una contra fulminante, la pelota derivó en Cuello y el marcador de punta desde afuera del área grande con un remate esquinado y a media altura, infló la red. Merecido premio para uno de los mejores de la cancha.

Un minuto más tarde pelotazo largo y la línea de cuatro del 9 quedó clavada en el piso reclamando una supuesta posición adelantada y Colombini, primero se sacó a Petruccelli de encima con un toque sutil por encima de su cuerpo y luego, define con el arco libre.

Tras haber soportado un golpe anímico tan duro y en apenas dos minutos, la visita salió a buscar un nuevo descuento pero el palo jugo a favor de Ripoll.

Para sellar una noche llena de felicidad, Nico volvió a ganar frente a una defensa rendida a sus pies, desparramo al ya inofensivo Petrucelli y habilitó a Carlos Monacci que puso cifras definitivas. Gran noche de Compañía. Estupenda labor de Colombini y de todo un equipo, que se regaló para sí mismo una victoria largamente esperada. Ahora disfruta de la punta en soledad.

Compañía 5
Ripoll; Cuello, Conte, Mateos, Bolognese; Mariano Parrillo, Baqué, Páez; Rubén Parrillo, Bisgarra; Colombini. D.T: Gabriel Capaldi.

9 de Julio (Chacabuco) 1
Petrucelli; Colle, Durante, Bruno, Lazzaro; Martino, Méndez, Naya; Fassán; Tintorelli y Gianelli. D.T: Gustavo Correa.

Cambios en Compañía: Carlos Monacci x Bisgarra y López Weng y Páez.
Cambios en 9 de Julio (Ch): Valerio x Naya y Mendoza x Fassan.

Suplentes en Compañía: Nicolás Monacci, García Blanes y Astudillo.
Suplentes en 9 de Julio (Ch): Giampietri, Lalla y Di Toro.

Juez: Jorge Potes
Asistentes: Agustín Riglos y Jorge Pérez.